Un equipo al servicio de la lámpara de Christian Eriksen

Christian Eriksen celebrates after scoring Denmarks third goal during the 2018 FIFA World Cup Qualifying match at the Aviva Stadium, Dublin

Picture by Lorraine O'Sullivan/Focus Images Ltd +353 872341584

14/11/2017

Dinamarca se siente afortunada porque su estrella llega al Mundial 2018 en un momento de forma excepcional. Christian Eriksen disputará su segunda Copa del Mundo con la selección danesa después de viajar a Sudáfrica en 2010 como el futbolista más joven de todo el torneo. Ocho años después es una figura de la Premier League, donde es uno de los líderes del Tottenham de Mauricio Pochettino. Y también del combinado nacional. Christian Eriksen ejerce de referente del juego danés y lo demuestra también a base de goles: anotó once tantos en la fase de clasificación, tres de ellos en la vuelta de la repesca en Dublín.

Artículo relacionado: Consulta aquí todas las listas de convocados para el Mundial 2018

Ade Hareide ha ido ajustando a su equipo para potenciar al máximo posible a Christian Eriksen. Empezó la fase de clasificación queriendo juntar a muchos centrocampistas para dominar la posesión y atacar con carrileros profundos. Quiso acumular a todos sus hombres de calidad, pero la apuesta no le salió bien: algunas zonas estaban saturadas de futbolistas, los delanteros se pisaban y la circulación de balón solía ser demasiado lenta. Tras un arranque algo dubitativo, Dinamarca simplificó su propuesta: apostó por una línea de cuatro defensas, con dos laterales asimétricos (Stryger Larsen nunca sube, Dalsgaard o Durmisi en el otro flanco aportan la profundidad), apuntaló la medular con Kvist y Delaney, ganó peso la figura de Nicolaj Jorgensen en punta y Dinamarca pasó a jugar de forma mucho más directa.

Cyrus Christie of Republic of Ireland and Thomas Delaney of Denmark during the 2018 FIFA World Cup Qualifying match at the Aviva Stadium, Dublin Picture by Yannis Halas/Focus Images Ltd +353 8725 82019 14/11/2017
Thomas Delaney es uno de los escuderos de Eriksen en la medular. Foto: Focus Images Ltd.

Dinamarca ganó consistencia y carburó mejor con el avance de los partidos. Eriksen se mueve con libertad y la capacidad danesa de salir en largo o por las bandas acaba habilitándole en campo rival. Dinamarca controla bien las segundas jugadas, gana los duelos aéreos y tiene siempre la alternativa de salir por fuera. Ese trabajo le permite asentarse en campo rival, para que Eriksen y Sisto inventen. Y al mismo tiempo ayuda a provocar jugadas a balón parado. Tanto en las acciones de estrategia directa como indirecta, Dinamarca es un equipo tremendamente peligroso. Eriksen puede marcar de falta, pero su golpeo también le permite conectar con las varias torres de su selección: Vestergaard, Christensen, Jorgensen, Kjaer… altura no falta en Dinamarca. Y si se prefiere un golpeo con la zurda siempre existe la alternativa de Thomas Delaney, flamente fichaje del Borussia Dortmund.

Los lesionados Bjelland y Bendtner se perderán el Mundial en una selección danesa que dispone de herramientas para proponer otros estilos de juego. Krohn-Dehli, Schöne o Wass (este último no convocado) en el centro del campo o Kasper Dolberg en punta no se sienten demasiado cómodos con la propuesta de su combinado nacional, pero los resultados indican que Dinamarca ha encontrado su forma de jugar y su once tipo. Su última derrota en partido oficial se remonta a octubre de 2016.

Lista definitiva de Dinamarca:

Porteros: Kasper Schmeichel (Leicester), Frederik Ronnow (Brondby), Jonas Lössl (Huddersfield).

Defensas: Simon Kjaer (Sevilla), Mathias ‘Zanka’ Jorgensen (Huddersfield), Andreas Christensen (Chelsea), Jens Stryger Larsen (Udinese), Jannik Vestergaard (B. Mönchengladbach), Henrik Dalsgaard (Brentford), Jonas Knudsen (Ipswich Town).

Medios: Christian Eriksen (Tottenham), Thomas Delaney (W. Bremen), William Kvist (Copenhague), Lasse Schöne (Ajax), Lukas Lerager (Girondins Bordeaux), Michael Krohn-Dehli (Deportivo).

Delanteros: Nicolai Jorgensen (Feyenoord), Andreas Cornelius (Atalanta), Pione Sisto (Celta), Viktor Fischer (Copenhague), Yussuf Yurary Poulsen (RB Leipzig), Martin Braithwaite (Girondins Bordeaux), Kasper Dolberg (Ajax).

Denmark Manager Aage Hareide celebrates with players after the 2018 FIFA World Cup Qualifying match at the Aviva Stadium, Dublin Picture by Lorraine O'Sullivan/Focus Images Ltd +353 872341584 14/11/2017
Denmark Manager Aage Hareide celebrates with players after the 2018 FIFA World Cup Qualifying match at the Aviva Stadium, Dublin
Picture by Lorraine O’Sullivan/Focus Images Ltd +353 872341584
14/11/2017

Related posts

4 comments

Ganas de ver como lo hacen con varios futbolistas interesantes, aunque no me gusta mucho la convocatoria. No entiendo como Wass, Hojberg y Durmisi se han quedado fuera.

Wass creo que tiene mucha competencia en sus puestos y creo que no iba a entrar mucho, lo de Durmisi supongo que es porque la segunda vuelta perdió la titularidad en el Betis que jugó mas Junior. Ojo con esta Dinamarca que tiene para mi buen equipo, quizás le falte algo de gol en sus delanteros, aunque lo pueden suplir los de segunda línea, pero no es un mal equipo

añado que se me olvido, yo hubiera llevado a Wass a pesar de la competencia antes que a Kronh Delhi, que ha hecho un año flojisimo en el Depor, pero creo que ni uno ni otro seran titulares.

Soy de Vigo y me gustaría que Wass fuera al Mundial,pero me parece que su relación con el seleccionador no es muy buena,y si no juega de titular puede ser una bomba en el vestuario.Krohn-Dehli aceptará mejor una hipotética suplencia…

Deja un comentario

*