Croacia castiga la ingenuidad nigeriana

Francis Uzoho of Nigeria during the International Friendly match at Wembley Stadium, London
Picture by Paul Chesterton/Focus Images Ltd +44 7904 640267
02/06/2018

Nigeria cavó su propia tumba en las acciones a balón parado. Un córner en la primera mitad y otro en la segunda con trágicas consecuencias para el equipo nigeriano. Desafortunado en el primer caso, cuando Etebo introdujo en su propia puerta un cabezazo de Mandzukic tras una prolongación de Rebic. O quizás ya no tanto después de que se produjeran dos toques con la cabeza en el área. En la segunda mitad, cuando mejor estaba Nigeria, una torpeza de Ekong. El central agarró de forma ostensible a Mandzukic y Modric no perdonó desde el punto de penal. Croacia supo gestionar los episodios favorables en su estreno en Rusia. Dalic apostó por el anunciado doble pivote formado por Rakitic y Modric, que no funcionó de maravilla pero sí lo hizo mejor que en ocasiones precedentes. El combinado ajedrezado se propuso mandar con la pelota y lo logró en algunas fases del juego, insistiendo en las internadas de Perisic por el sector zurdo. Croacia se topó con un rival que también reclamó el balón y se lo quitó en algunos momentos. Nigeria acumulaba a más centrocampistas, con Iwobi partiendo desde la izquierda para recibir por dentro, pero se fue diluyendo en una primera mitad irregular en la que solo el enérgico Etebo parecía capaz de discutirle el dominio a Croacia. El nuevo futbolista del Stoke pidió el cuero, recogió balones divididos en la medular y dejó muestras de su conducción. Supo reponerse del gol en propia puerta, pero no bastó para puntuar ante el cuadro europeo.

Croacia 2 (Etebo pp. 32′, Modric 71′)
Nigeria 0

Croatia vs Nigeria - Euro 2016 - Football tactics and formations

El once ultraofensivo de Croacia surtió el efecto deseado y empujó a Nigeria hacia su propia portería. Perisic y Rebic se encargaron de dar equilibrio al equipo con constantes ayudas en defensa, pues estuvieron pendientes de replegar para no dejar expuestos a Rakitic y Modric, y Kramaric se movió con cierto criterio entre líneas. El delantero del Hoffenheim ha acabado el curso jugando bastante retrasado, a veces incluso de tercer centrocampista, y aportó desde la mediapunta. Kramaric se entendió bien con Mandzukic, destinado a fijar a los centrales y descargar de espaldas para los futbolistas que llegaran desde atrás. No fue el partido más agradecido del juventino, pero su trabajo sucio le permitió participar en los dos goles del elenco croata. En el primero tuvo una gran incidencia con su remate y en el segundo provocó el penalty. Además, con Rebic y Perisic abiertos a las bandas siempre existe la opción de conectar con Mandzukic a través de centros laterales. Croacia buscó mucho el uno contra uno de Perisic en el flanco izquierdo, a la espalda de Shehu con cambios de orientación de Luka Modric, pero Mandzukic jugó más de espalda que de cara a la portería defendida por Francis Uzoho, que a sus 19 años transmitió bastante seguridad para tratarse de un guardameta sin apenas experiencia en la élite.

“Estamos satisfechos con la organización defensiva del equipo. Pero no tuvimos demasiadas oportunidades para marcar. Creo que nuestros jóvenes jugadores necesitan tiempo para aprender. A veces somos algo inocentes en las acciones a balón parado. Nos faltó ser más profesionales en las jugadas de estrategia. Los dos goles llegaron en situaciones así”. Gernot Rohr, seleccionador de Nigeria.

Luka Modric of Croatia during the UEFA Euro 2016 match at Stade Bollaert-Delelis , Lens, France. Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222 25/06/2016 *** UK & IRELAND ONLY *** EXPA-EIB-160626-0059.jpg
Luka Modric jugó junto a Rakitic en el doble pivote de Croacia. Foto: Focus Images Ltd.

Croacia dio un paso hacia atrás en la segunda parte y esperó que Nigeria se expusiera para castigarla a la contra. Cedió el balón, replegó e introdujo a Brozovic para apuntalar la medular y echar un cable a Strinic, que sufrió cuando Moses le buscó en el uno contra uno en la reanudación. Tras el descanso, Nigeria reaccionó, Etebo se convirtió en el jefe del círculo central y Moses encaró al lateral zurdo croata. El conjunto africano merodeó el área de Croacia, pero apenas generó oportunidades clamorosas que inquietaran a Subasic. El arquero del Mónaco disfrutó de una noche plácida, en parte por el buen trabajo de Lovren y Vida a la hora de maniatar a Ighalo. El ímpetu africano, no obstante, se difuminó tras el segundo tanto de la noche. Croacia no iba a dejar escapar una ventaja así a las puertas de un partido decisivo contra Argentina. Rebajaron las revoluciones e incluso pudieron ampliar la ventaja con una ocasión de Kovacic que detuvo Uzoho. Los de Dalic han empezado el Mundial con buen pie. 

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*