La determinación de Mario Mandzukic

John Stones of England and Mario Mandzukic of Croatia in action during the 2018 FIFA World Cup Semi Final match at Luzhniki Stadium, Moscow
Picture by Paul Chesterton/Focus Images Ltd +44 7904 640267
11/07/2018

Con permiso de lo que ocurra este domingo, Mario Mandzukic se convirtió el pasado miércoles en el autor del gol más importante de la historia del fútbol croata. Se trata, además, de un gol paradigmático en el delantero ajedrezado. Un gol que le define a la perfección: siempre enchufado, siempre pendiente del balón, siempre preparado para atacar la pelota en zona de remate, Mandzukic leyó antes que nadie dónde iba a caer el esférico peinado por Perisic y reaccionó segundos antes que John Stones, el defensa más cercano. Para más inri, marcó el gol medio lesionado, mermado físicamente después de un choque fortísimo con Pickford en una ocasión clarísima que se produjo unos minutos antes. La semifinal contra Inglaterra permitió reafirmar dos certezas sobre el delantero croata. Mario Mandzukic siempre tiene la portería rival entre ceja y ceja. Y, aún más importante, Mario Mandzukic nunca baja los brazos.

Mario Mandzukic of Croatia is tackled by Jordan Pickford of England during the 2018 FIFA World Cup match at Luzhniki Stadium, Moscow Picture by Paul Chesterton/Focus Images Ltd +44 7904 640267 11/07/2018
Mario Mandzukic quedó lastimado después de chocar con Pickford, pero aun así se rehizo para acabar marcando el gol de la victoria contra Inglaterra. Foto: Focus Images Ltd.

Mario Mandzukic empieza a coleccionar una cantidad llamativa de instantáneas trascendentes en su álbum de fotos. Además del tanto que anotó el pasado miércoles, Mandzukic también puede presumir de haber marcado en dos finales de Champions. En 2013, anotó el primer gol del Bayern en la final contra el Borussia Dortmund, que acabó decantando Arjen Robben en la recta final. Cuatro años más tarde, volvería a perforar la meta rival. Entonces selló el gol del empate ante el Real Madrid, antes del descanso, en una final que se acabaría llevando con suficiencia el conjunto español en la segunda mitad. Quizás sus cifras a lo largo de una misma temporada no resulten escandalosas (su mejor registro lo selló con el Bayern, con 18 goles en la temporada 2013-14, la única en la que ha superado la quincena de dianas en liga), pero su determinación, puntualidad en citas importantes e insistencia cuando las cosas van mal le han ayudado a consolidarse en una pieza importante en el Bayern, el Atlético y la Juventus a lo largo de las últimas seis temporadas. En Italia, es de sobra conocido, incluso adaptándose a la banda izquierda para abrirse un hueco en el once.

El Mundial de Rusia 2018 es el punto álgido de la trayectoria de Mario Mandzukic con la selección. En sus dos mejores torneos a nivel goleador (Eurocopa 2012, Mundial 2014), Croacia no superó la fase de grupos. En la pasada Eurocopa, no celebró ningún gol. En esta Copa del Mundo, el protagonismo ha recaído principalmente en Subasic, Rakitic y sobre todo Modric, pero Mandzukic ha completado varias actuaciones notables. Es el líder de la presión croata, decisiva en varios encuentros para cortocircuitar el juego rival y activar a Rebic al contragolpe, y también ha aparecido en momentos delicados como el duelo ante Dinamarca -empató el partido después de encajar un gol en la primera jugada- y ante Inglaterra. Su poderío en el juego aéreo, capacidad para jugar de espaldas a portería e insistencia en la búsqueda del gol le han convertido en un futbolista imprescindible para comprender el éxito de Croacia en este Mundial. En la final, no permitirá que Francia baje la guardia.

Consulta aquí nuestros seis textos previos a la final del Mundial entre Croacia y Francia

Mario Mandzukic of Croatia during the UEFA Euro 2016 match at Stade Bollaert-Delelis , Lens, France. Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222 25/06/2016 *** UK & IRELAND ONLY *** EXPA-EIB-160626-0014.jpg
El remate de cabeza es una de las principales virtudes de Mario Mandzukic. Foto: Focus Images Ltd.
Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

2 comments

Resulta curioso que no terminase bien con el Cholo, porque aunque son dos personas de mucho carácter, a priori parecían hechos el uno para el otro. Un guerrero a menudo despreciado por no ser muy goleador, pero como dice Effenberg aunque quizás sea algo exagerado, “lo prefiero diez veces antes que a Neymar”.

Autor también del gol de la Supercopa 2014, contra el RM. Con un palmarés de 3 Ligas y 2 Copas con el Dinamo de Zagreb / 1 Champions, 1 Supercopa Europea, 1 Intercontinental, 2 Bundesligas, 2 Copas con el Bayern / la Supercopa con el Atleti / 3 Scudettos y 3 Copas con la Juve. Un auténtico WINNER.
Estoy casi seguro que los entrenamientos con el Cholo le parecían ‘flojitos’. No será CR7 ni Neymar, pero dame 8 tíos como él en mi equipo y perderemos muy poquitos partidos. Se merece más reconocimiento a nivel periodístico.

Deja un comentario

*