España-Israel: más importante de lo que parece

Iago Aspas of Spain out sprints Danny Rose of England charging forward during the International Friendly match at Wembley Stadium, London
Picture by Ryan Dinham/Focus Images Ltd +44 7900 436859
15/11/2016

A priori, Israel partía como la cuarta selección del grupo y con escasas posibilidades de pelear por acceder al Mundial 2018. Su clasificación sigue pareciendo muy improbable, pero ha logrado llegar al partido frente a España sólo un punto por debajo de los dos gigantes que encabezan la liguilla -el equipo de Lopetegui e Italia- y habiendo ganado tres de sus cuatro encuentros hasta la fecha. Si sus triunfos frente a Macedonia (1-2) y Liechtenstein (2-1) no llamaron especialmente la atención, la cómoda goleada en Albania (0-3) sí despertó el interés de la crítica a nivel internacional, ya que en la actualidad resulta realmente difícil pasar por encima del cuadro de Gianni De Biasi. Es cierto que en ese encuentro en Elbasan todo jugó a su favor -dos penaltis y dos expulsiones locales-, pero también lo es que Israel gustó mucho en el único compromiso que ha perdido hasta la fecha: en casa frente a Italia en la jornada inaugural (1-3). Ésta es, de hecho, la referencia que está utilizando el cuerpo técnico de la selección española para convencer a sus jugadores de la complejidad que puede tener el duelo de este viernes en Gijón pese al perfil mediático bajo del oponente. Aquel día, la azzurra vio cómo se le complicaba un partido que a la media hora ganaba por 0-2, y necesitó que el mejor Buffon apareciera para evitar el 2-2 con varias intervenciones de mérito antes de que Ciro Immobile sentenciara el choque en el tramo final.

Tomer Hemed lleva dieciséis goles en lo que va de temporada: trece con el Brighton y tres con Israel en la presente fase de clasificación. (Focus Images Ltd).
Tomer Hemed lleva dieciséis goles en lo que va de temporada: trece con el Brighton y tres con Israel en la presente fase de clasificación. (Focus Images Ltd).

Israel es un equipo con mejores recursos técnicos que tácticos. Y que destaca más cuando tiene que atacar que cuando le toca defender. El partido del Molinón les sitúa en el escenario que menos dominan: el de tener que hacer frente a un rival que quiere la pelota y que dispone de más argumentos para ganar la batalla de la posesión. El seleccionador Elisha Levy, campeón de la liga local en dos ocasiones en su época como entrenador del Maccabi Haifa (2009 y 2011), suele apostar por un 4-2-3-1 cuyos matices se encuentran en la elección de los jugadores y sus posiciones. Ante Italia, por ejemplo, el ex del Celtic de Glasgow y actual jugador del Brighton Beram Kayal empezó el choque en la media punta y regresó a su ubicación más habitual, el doble pivote, cuando el equipo tuvo que buscar la remontada. En esa zona central Israel cuenta con varios futbolistas de experiencia internacional, ya que también están Nir Bitton -ex compañero de Kayal en Escocia- y Bibras Natcho -ahora en el CSKA de Moscú-. En tres cuartos las combinaciones son también múltiples, con Lior Refaelov, Eran Zahavi o Tal Ben Haim constituyendo amenazas realmente peligrosas en la generación de oportunidades cerca del área rival. Tomer Hemed es el punta titular de un equipo más creativo que resolutivo.

El elegante Nir Bitton,
El elegante Nir Bitton, que en esta imagen aparece persiguiendo a Bale en un Gales-Israel, ha jugado ya más de cien partidos oficiales con el Celtic de Glasgow a sus 25 años. (Focus Images Ltd).

Para los internacionales españoles puede existir la tentación de dejarse ir y bajar la guardia ante la última semana del curso sin duelos que puedan resultar decisivos en las peleas por la Liga o la Champions. Una quinta jornada (de diez) de una fase de clasificación para un Mundial ante un rival menor y actuando como local se presenta como algo probablemente poco estimulante para la mayoría de figuras que ahora mismo huelen ya los cuartos de final de la Copa de Europa. Julen Lopetegui deberá trabajar especialmente este aspecto relacionado con la motivación y recordar cuestiones ya sabidas pero difíciles de asimilar: sólo obtiene billete directo el primero de grupo y por ahora Italia tiene los mismos puntos. Además, en caso de empate final, la diferencia de goles general será la que determinará quién se queda la plaza. En este aspecto España está bastante por encima del conjunto de Ventura (+14 contra +7), pero en la segunda mitad de la liguilla los transalpinos recibirán a Liechtenstein y a Macedonia, mientras que el cuadro de Lopetegui se medirá a ellos como visitante. Más allá de este aliciente puramente competitivo, el seleccionador ha configurado una lista en la que la mayoría de sus atacantes tienen cosas que demostrar (Aspas está empezando su carrera internacional, Pedro debe reivindicarse tras la polémica de la Eurocopa y su ausencia desde entonces, Costa aún no ha reproducido con España el nivel que exhibió en el Atlético y ahora en el Chelsea, Morata es habitualmente suplente en el Real Madrid y cada vez que juega usa los minutos para reclamar que se le reconozca como la estrella que es…). Las pequeñas causas individuales pueden ser el mejor aliado para Lopetegui a la hora de intentar sacar la mejor versión de un colectivo que, si alcanza el rendimiento que mostró en los duelos de Turín y Shköder, debería mostrarse ampliamente superior a Israel.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*