El campeón que golpea

Mbappé Francia Croacia Final Mundial Focus

A Didier Deschamps le salió todo como había previsto. Incluso la más arriesgada de sus decisiones, la de dejar fuera de la lista a Adrien Rabiot, no le acabó penalizando porque nunca -más allá de la fase de grupos- se encontró en una situación de atasco en la que su equipo estuviera obligado a inventar con el balón para abrir una defensa cerrada. Francia siempre llegó al minuto 70 con ventaja en el marcador (4-2 ante Argentina, 2-0 contra Uruguay, 1-0 a Bélgica y 4-2 frente a Croacia), por lo que todos los desenlaces los pudo afrontar como más le gusta: cerrando espacios interiores, resistiendo en su área gracias a una pareja de centrales descomunal y amenazando al adversario con espacios para correr, un contexto en el que Mbappé ha impresionado incluso por encima de la expectativa marcada -que ya era altísima-. Ante rivales muy fuertes, los galos nunca necesitaron ni una prórroga. Ganaron sus cuatro cruces de eliminatorias en noventa minutos. Se van del Mundial con seis triunfos y un empate -en un partido que no necesitaban ganar ante Dinamarca-, el mejor registro de un campeón desde el Brasil de 2002. En sus escasos momentos de apuro, reaccionaron rápido a base de golpes: ese tanto de Pavard para empatar frente a Argentina justo después de verse por detrás en el marcador por única vez en el torneo, o ese gol de penalti de Griezmann en la final cuando Croacia había empatado y prometía pelear de verdad. Por mentalidad, solvencia, eficacia y ejecución de un plan preestablecido, los méritos del título de Francia parecen indiscutibles.

Axel Torres en El Periódico: “¿Por qué ganó Francia?”

Francia 4 (Mandzukic pp 18′, Griezmann pen 38′, Pogba 59′, Mbappé 65′)
Croacia 2 (Perisic 28′, Mandzukic 69′)

Croacia vs Francia - Football tactics and formations

Los cinco mejores jugadores de la final

Pese a que era razonable pensar que Didier Deschamps utilizaría a Blaise Matuidi como tercer centrocampista interior para equilibrar numéricamente la contienda con Modric, Rakitic y Brozovic, el estratega galo dispuso al jugador de la Juventus en la banda izquierda, dibujando un 4-4-2 que pretendía no dejar en inferioridad a Pavard y Lucas si Vrsaljko y Strinic se sumaban al ataque para propiciar situaciones de dos contra uno junto a Rebic y Perisic. Eran Griezmann y Giroud los que se encargaban de tapar la salida croata con Brozovic, dejando a Lovren y a Vida libres y cubriendo el posible primer pase al medio. Interpretó Deschamps que el peligro croata estaba precisamente en los cambios de juego de un lado a otro, en la velocidad con la que Rakitic y Modric podían mandar el balón al costado opuesto y propiciar un desequilibrio que aprovecharan los extremos. Vrsaljko había tenido todo el tiempo del mundo para mandar el centro que Perisic convirtió en el 1-1 ante Inglaterra, y eso era lo que no quería que le ocurriera: si Matuidi se quedaba en la banda izquierda, el lateral del Atlético no llegaría jamás a recibir con tanto espacio a su alrededor.

Antoine Griezmann se empleó a fondo para taponar la salida de balón croata.
Antoine Griezmann se empleó a fondo para taponar la salida de balón croata.

Empezó Croacia teniendo el balón -y no lo soltó, de hecho, en el resto del partido-. Pero teniéndolo con convicción y con ritmo. Siendo consciente de que sólo podría hacerle daño a Francia si lo movía a alta velocidad. No lo entretuvo en zonas centrales. Y desde muy pronto se observó que con esos puñales en los costados, esos extremos punzantes, agresivos y verticales que son Perisic y Rebic, el cuadro balcánico podía tener más opciones de ser dañino que los adversarios anteriores de los galos, repletos de virtudes pero carentes de una profundidad tan pronunciada. Sin embargo, la historia de la primera parte fue la de la lucha croata para que su continuidad en el juego no se viera afectada por los mazazos que fue recibiendo y por las interrupciones que sufrió el partido. Es comprensible que los ajedrezados se sientan perjudicados por el arbitraje de Pitana, que facilitó el 1-0 al conceder una falta a Griezmann que no existió y que abrirá nuevos debates sobre si es conveniente ampliar los supuestos en los que el VAR debe poder intervenir. Al del Atlético hay que concederle su maestría en el golpeo. Por tercer encuentro consecutivo, el primer gol llegó tras un envío suyo a balón parado.

La acción que abrió el marcador: Subasic no llega al balón tras cabecearlo Mandzukic hacia su propia portería.
La acción que abrió el marcador: Subasic no llega al balón tras cabecearlo Mandzukic hacia su propia portería.

Croacia se rehizo y empató en una acción que nos hizo sospechar que quizá Francia no estaba tan sólida como otros días. La zaga bleu, tan impenetrable en centros laterales, perdió las tres disputas en una acción de estrategia y le entregó a Perisic demasiado espacio para golpear en el 1-1. Pero casi no hubo tiempo para que ese tanto provocara un cambio de tendencia. Para que Croacia se lo creyera de verdad o para que Francia dudara. Un penalti muy controvertido por manos de Perisic le permitió a Griezmann marcar desde los once metros y restablecer a Francia no sólo la ventaja en el marcador, sino también en la mente: ese golpe sería muy complicado de remontar para el aspirante ilusionado. Pitana hizo lo que en teoría nos habían contado que no podía hacerse, y menos en partidos de esta magnitud: corregir una decisión previa tras visionar en el VAR una jugada sujeta a interpretación. Y que era muy interpretable la voluntariedad de la mano de Perisic lo demuestra el propio comportamiento del colegiado, que tardó varios minutos en tomar la decisión e incluso regresó a ver la acción de nuevo cuando ya había iniciado la carrera hacia el campo.

Una imagen para la historia: por primera vez en una final de un Mundial, el VAR corrige una decisión previa e indica un penalti.
Una imagen para la historia: por primera vez en una final de un Mundial, el VAR corrigió una decisión previa e indicó un penalti.

Le costó a Croacia rehacerse. No sólo había encajado un gol cuando mejor estaba: es que además el partido se había parado más de cinco minutos, cortándole su ritmo de juego. Pareció reencontrarlo tras el descanso, con Lloris sacándole a Rebic un disparo poderoso. El guardameta del Tottenham volvió a aparecer en un momento decisivo, como había ocurrido en los triunfos ante Uruguay y Bélgica. Se recordará su monumental error posterior en el 4-2, pero su contribución al título galo ha sido indiscutible. Croacia se iba abriendo. Brozovic cada vez jugaba mejor. Rakitic asumía el liderazgo al verse Modric algo más tapado. Pero Francia esperaba agazapada. Francia se sabía en su contexto favorito. Podía transitar. Y transitó. Un balón fabuloso de Pogba a la carrera de Mbappé originó el 3-1, en el que también intervino Griezmann para dejarle el balón de cara al interior del Manchester United. Subasic casi ni se tiró, pensando que el balón iría al otro palo. La debilidad del meta croata -lesionado en cuartos de final, pero determinante ese mismo día en la tanda de penaltis y luego en semifinales pese a las molestias que parecía arrastrar- la debió intuir Mbappé, que cuando recibió seis minutos después en la frontal del área tras una cabalgada portentosa de Lucas Hernández -¡qué Mundial el suyo!- buscó el disparo sin dudar. Subasic, de nuevo, no reaccionó. A base de golpes, Francia tenía ya una ventaja cómoda. Tan cómoda que ni la frivolidad de Lloris intentando regatear a Mandzukic en el 4-2 la hizo dudar en el tramo final. Deschamps se protegió con Tolisso por la izquierda y Nzonzi en un rol más posicional que el de Kanté, ubicó a Fekir en la derecha y dejó arriba a sus dos balas, Griezmann y Mbappé. Croacia acabó el partido con dignidad, cerrando con tres atrás, entregando los carriles a Perisic y Pjaca, desafiando a los colosos Varane y Umtiti con dos nueves como Mandzukic y Kramaric, y con Brozovic, Rakitic y Modric permaneciendo en sus posiciones de armadores de juego. Pero no había ya nada que hacer. Francia era, desde hacía muchos minutos, la incontestable campeona del mundo.

Croacia vs Francia - Football tactics and formations

Fotos: Focus Images Ltd.

Related posts

5 comments

Condicionó por completo todo lo sucedido en la primera mitad sobre todo en el plano mental que comentas. Francia se supo ubicada en su contexto ideal de partido para terminar de rematarlo, y así lo hizo sin demasiado apuro mientras Croacia seguía sin creer cómo podía ir por detrás en el marcador tras 45 minutos. Que un imperturbable Modric insista en hablar con el colegiado a la salida del túnel al descanso es un síntoma de ello.

Creo que cada uno ejecutó su plan como quería y más convenía a su estilo y a sus onces, pero Francia se vio superada. Quizás esa motivación extra de una final fue suficiente como para que Croacia creyese desde el saque inicial, y eso descolocó a los galos, que incluso mostraron una vulnerabilidad en Varane-Umtiti que no se había intuido en todo el torneo. Esos dos goles, además de la mala fortuna y por desgracia la intervención de un factor externo como el árbitro, impidieron ver una Croacia aún más creyente, poniendo aún más contra las cuerdas a la peor Francia desde el partido de Australia, bajo mi punto de vista -olvidando el partido ante Dinamarca-.

Pd; Hay una errata en el primer párrafo, donde se resaltan los resultados entre paréntesis de las eliminatorias, se señala a Francia como rival en el primer partido con un resultado de 4-2 cuando en realidad debía ser Argentina. ^^

El mazazo del 3-1 fue el punto de inflexión del partido. Las dos veces que Croacia se puso por debajo demostró una convicción infinita por el triunfo; pero ese gol de Pogba, en un momento de juego excelso de los balcánicos, hundió la moral croata hasta desuñar la garra que tantas alegrías le había dado durante la competición.
Modric apagó su foco en semifinales y final, mientras el brillo de Mbappe, Pogba y, sobre todo, Griezmann siguió refulgiendo en cada una de las eliminatorias hasta llegar al cetro.
No sabría decir qué pasó en el tercer y cuarto gol, porque me dio la sensación que el portero quería terminar con la agonía de la remontada dejando a la suerte sendos balones. Probablemente sea mi escasa visión de la vida futbolística lo que me hizo ver que Subasic estuvo demasiado pasivo en los tiros de Pogba y Mbappe, pero aquella figura enorme en las tandas de penaltis se vio encogida en la segunda parte de la final.
2 selecciones orgullosas de su actuación, haciendo historia y marcando el camino para el futuro de las selecciones.

La primera mitad de Croacia fue impecable y con una superioridad manifiesta con respecto a Francia, con un Rebic y Peresic creando peligro constante ganando casi todos los rechaces, desquilibrando, y un Rakitic a los mandos, siempre ofreciéndose y llevando el timón de los croatas, (entre otros motivos porque Modric estaba cubierto, ya fuera en zona o en marcajes individuales durante prácticamente todo el encuetro). El jugador culé quedó claramente más liberado y asumió con galones el liderazgo de su equipo. Dos jugadas desafortunadas una, que no fue falta (de ahí vino el gol bleu) y otra interpretable aunque para mí si que fue penaltí absurdo pero lo fue, ya que desbarata un posible rechace y una posible ocasión manifiesta de gol, y la intencionalidad sólo la sabe Perisic, hundieron en gran medida las aspiraciones croatas…Entre medias de estas dos jugadas, un gol de Perisic, llegándose al final de la primera parte con 2 -1. Resultado injusto, debido en gran parte una vez más a sus dos imperiales centrales Umtiti y Varane (menudo campeonato). En el segundo tiempo Francia siguió su guión, metidos atrás y a aterrorizar a la contra a Croacia con esos cracks como son ese jugador total (ya sí) como es Griezmann y la mezcla más parecida de Ronaldo Nazario con toques de Thierry Henry, que es cómo no, Kylian Mbappé. Con un Pogba dueño del medio del campo, y la suerte una vez más de la parada de Lloris y a continuación gol galo, el partido quedó visto para sentencia. Francia campeona del mundo con un porcentaje en la posesión del balón total de menos de un 40% nada que ver con la Alemania o España del 2014 y 2010 respectivamente, en el que el balón fue capital para la victoria final de ambos conjuntos. El conjunto bleu no ha sufrido exageradamente en ninguno de los 7 partidos disputados, su bloque compacto ha funcionado, sus cracks son jugadores ahora más cotizados, solvencia y autosuficiencia con poca posesión, gran trabajo táctico de Deschamps y con esas dosis de suerte que son normales si se quiere ganar un campeonato de estas características ¡Enhorabuena Francia!

Francia esta en estado de gracia… algunos equipos en este mundial lo han intentado una y otra vez, como Brasil o Alemania y no les entraba ni una. A Francia le sale todo.. ayer daba la sensacion de que si centraban al area 5 veces metian 3 o 4 goles. Varias cosas:

1. Mbappe es un escandalo de jugador, aunque esto ya lo sabiamos mucho antes de la final hay que decirlo. Que jugador…
2. La defensa francesa ha estado inexpugnable. Por arriba y tambien por abajo gracias al gran entramado defensivo de los del medio.
3. Griezmann hizo un trabajo magnifico bajando a recibir y moviendose entre lineas.
4. Deschamps es un pedazo de entrenador (esto tambien lo sabiamos antes de la final)
5. Lloris ha hecho un mundial excepcional. Vino siendo un portero muy bueno no top, y para mi ha sido uno de los mayores artifices del exito. Genial por abajo, grandes reflejos, cogiendo muchisimos balones aereos, midiendo bien cada salida y siempre mostrando una seguridad impecable. Su unico lunar el irrelevante error ante Mandzukic.

En definitiva Francia, sin haber hecho un gran juego, sin brillantez, ha conseguido el objetivo. En mi opinion ellos han sido los mas fuertes de los que han comparecido. Lo increible y lamentsble es que haya otros que no hayan comparecido… para mi España o Alemania eran muvhisimo mejores que Francia. Una verdadera pena que no hayan querido o sabido pelear este mundial.

Y dicho todo esto, toca hablar de Croacia. Croacia para mi le pega un meneo monumental a Francia los 15 primeros minutos. Pero hay varias cosas que cambian completamente el partido y es inevitable hablar del arbitro.

Falta inexistente a Griezmann que deriva en el primero, penalti rigurosisimo que genera el segundo, en un balon que ni va a puerta y que es tocado involuntariamente y viniendo a una distancia cortisima.. y encima con Pogba en fuera de juego. Un desproposito vaya… con el VAR hemos pasado de “nada”, a “mas que nada”. Pero “mas que nada” sigue sin ser suficiente. Por que no aplicamos el VAR para TODAS las jugadas? Si lo que falla no es el VAR si no la forma de aplicacion o el criterio del arbitro… mal vamos. Luego la misma rigurosidad del arbitro no existio para señalar un claro agarron a Mandzukic dentro del area.

No sabemos que habria pasado en otro escenario y con una Croacia mas conservadora. Quiza Francia habria ganado igual porque estaban en estado de gracia, pero el arbitro nos robo la posibilidad de verlo. En cualquier caso, la estadistica que salio de los 7-14 en tiros reflejaba lo que es este deporte… da igual que intentes controlar todos los factores que influyen en el juego. Al final lo que manda son los goles. Y el que mete los goles gana.

Croacia fue mejor al principio en mi opinion. Pero no fue efectiva. En la segunda parte sencillamente vi impotencia. Centraba y centraba una y otra vez, y entre los centrales y Lloris creo recordar que no remataron ni una, y mira que debieron centrar como 20 veces. Y lara jugar por abajo no tuvieron ni el fisico ni la calidad grupal suficiente como para definir. Y entre eso y el resultado en contra el escenario se volvio hasta aburrido.

Mundial que se lleva Francia facil facil… ni se han despeinado. Y eso me parece triste habiendo competencia como habia, repito.

A lo largo del mundial la presencia e influencia del VAR me ha parecido generalmente positiva. Me parecía que había acertado cuando había sido utilizado. Sin embargo, una final siempre tiene mucho peso en el recuerdo de un mundial, por lo que si este fue el mundial en el que el VAR fue introducido, será seguro recordado con mayor negatividad por su uso (o no) en la final, mayor seguro que a que si no se cuenta la final. La falta que deriva en el primer gol es puro teatro de Antoine, teatro ‘brought to you by Wanda’. Sin duda es un jugadorazo y como cuelga el centro de la falta que fingió con un golpeo esquisito, como acostumbra. Pero en estas cosas a veces parece Neymar 2, y creo que ganaría como jugador si se aleja de esa similitud. El penalti es discutible, y por eso no se puede culpar demasiado a Pitana por pitarlo. No podemos quejarnos de que el VAR corta mucho tiempo los partidos y luego que trás 24h y muchas repeticiones todavía no tenemos consenso sobre si es penalti o no. Desde que ocurre la acción de la mano hasta que se reinicia el juego en el centro del campo, pasan 5 minutos efectivamente. Pero Pitana solo se pasa unos 45 segundos mirando el monitor, antes de eso eran los de la sala, que no lo debieron tener del todo claro (o no querían mojarse y querían pasarle el marrón a Pitana).

Acabo de volver a ver el partido íntegro, con la tranquilidad que es imposible tener viendo una final del mundial en directo. Algunos apuntes:
1. Acordandome del dominio inicial de Croacia, decido llevar la cuenta de sus ocasiones y llegadas al área desde el principio. Minuto 4, Croacia ya ha llegado 3 veces al área defendida por Lloris con el balón en posesión (o suelto en vuelo, pero por centro croata). Minuto 8, ya son 6 las llegadas de Croacia, y peligrosas. Minuto 14, y ya son 9 las que tengo contadas. El re-visionado del partido lo hize con los comentarios de la BBC, y en el minuto 15, justo antes de la jugada que lleva al gol, dicen “Pogba is doing nothing defensively for his team and that’s a real worry”. A pesar de que el recuerdo que queda del partido de Pogba es grandioso y muy sacrificado a nivel defensivo, hasta el minuto 15, durante todo el impulso inicial croata, a Pogba le pilla como por sorpresa, solo después entiende su rol en el partido (y con marcador a favor, claro). En este periodo del partido a Francia no se la vé nada cómoda, en defensa no tiene la seguridad que tuvo todo el torneo y en ataque no produce nada. Se vé en los gestos: Giroud con los brazos a Varane pidiéndola porque ni la huele o Umtiti gritando a sus compañeros cuando tiene que cortar y despejar otro balón peligroso más.
2. Min 16. Primera llegada al área de Subasic, y probablemente la única en toda la primera parte que no fuese a balón parado. Mbappe regatea en la línea lateral del área, se adentra, mete un pase raso que ningún francés está cerca de rematar y del despeje surge la no-falta a Griezman que deriva en gol.
3. A partir de ese gol, y como influenciado por el hecho de que varios jugadores croatas protestaron airadamente (y con razón) que no era falta de Brozovic, Pitana entra en la peor fase del partido para él. Empieza a tomar decisiones raras, o directamente erróneas. Le pita un extraño juego peligroso a Giroud contra Lovren que para mi no lo es tanto, hay un angulo (el de la repe, en el lado del campo en el que estaba Pitana) en el que puede parecerlo, pero en los demás se ve que está a distancia considerable de Lovren como para pitar juego peligroso. Modric cuelga tres faltas peligrosas en este periodo del partido. Una la remata Vida afuera. La segunda derivó en un momento particularmente polémico: tanto Giroud como Pogba piden falta de los croatas sobre ellos en el momento del centro, pero Pitana les ignora (y creo que bien). El balón le cae a Mbappe, que arranca con todas sus ganas adolescentes para iniciar la contra, y recibe falta de un croata (no recuerdo quien), que Pitana parece que va a señalar pero indica que dejen seguir por que el balón le cae a otro jugador francés. No está claro si había señalado la falta a Mbappe, pero si lo hizo, debió volver a parar el juego al perder inmediatamente el balón francía tras aplicar la ley de la ventaja (que además, vaya sitio y momento para darla). Finalmente, la jugada acaba con una volea de Rakitic que no va a puerta.
4. La tarjeta amarilla de Kanté condiciona mucho su partido (y el de Francia, por ende). Al final sabiendo que no puede fallar por que deja al equipo con 10, Kanté ya no puede ser Kanté. Ya no puede meter el pie tanto, tiene que medir todo más, y su exuberancia física desaparece. Aún así, me pareció acertada su falta porque cortaba una contra peligrosísima.
5. A la tercera falta que cuelga Modric, gol de Croacia, y muy coral aunque sea a balón parado. Tras el empate, Francia se anima a presionar, pero Croacia sale de la presión jugando raso y al primer toque, con momentos brillantes. El segundo gol de Francia, lo peor que tiene para Croacia, incluso peor que el posible penalti injusto, es la absurdez de su causa. Rebic mete un centro demasiado cerrado, directo a Lloris, que manda un balonazo muy bien dirigido a la carrera de Mbappe. En mi opinión, Vida tiene metros y tiempo de sobra para calcular mejor la caída del balón y intentar controlar con el pie, o despejar hacia la banda, o cabezazo hacia el centro del campo, o dejada de cabeza suave al área para Subotic. Pero no, Vida falla claramente en su medición del balón, lo manda a corner, y ya sabemos lo que pasa entonces.
6. Tras el 2-1, hay otro arreón de Croacia. Modric cuelga otra falta que genera doble ocasión de Perisic y Lovren. Tras esto hay tres corners seguidos de Rakitic, todos muy peligrosos, se pasean por el área pero ninguno es rematado. Además, hay dos llegadas más antes del descanso, Manchu con el pecho dejó mal cuando era un 2 para 2, y Perisic falla por poco un balón en el área pequeña colgado por Vrasljko. En la segunda parte, esto continúa, con el remate de Rebic, dos corners más, y dos llegadas más al área en balón jugado.
7. Mbappe ya avisa de su superioridad en carrera contra Vida en una jugada individual que Subotic salva. En el minuto 56, Pogba recibe en el centro y Mbappe tira el desmarque, pero el del manchester decide dársela a Pavard, y pide disculpas a Mbappe. Tomó nota Pogba, pues la siguiente que tuvo, la mandó para el hueco que quería Mbappe. No solo Griezman da un toque de cabeza buenísimo hacia Pogba, sino que la jugada entera es perfecta: saca de banda Lucas, cabeza Giroud de espaldas directo a Nzonzi, que la da de cabeza hacia adelante, y ahí Griezman para Pogba.
8. Como aficionado, me quedé con las ganas de ver una selección francesa que aproveche más su talento puro en su once titular. Lemar y Dembele 0 minutos en la final. Pero ya en el 98 unos jóvenes Thierry Henry y David Trezequet se quedaron sin entrar al campo en la final, y luego fuero lo que fueron. Ojala en la próxima Eurocopa podamos disfrutar de una Francia que ofrezca más. Aparte de sus talentosos extremos Lemar y Demebele (a los que hay que añadir a Martial y Coman), también tienen un abanico de medios jóvenes y buenos: Rabiot, Ndombele, Aouar, Tousart, Sanson, Lopez, Koziello. Con estos jugadores Francia puede añadir a su ya altísima competitividad más variantes de juego y estilísticas.

Deja un comentario

*