Francia-Dinamarca: calculadora y rotación

Una clasificación en los Países Bajos acercaría la clasificación mundialista a los de Deschamps. Foto: Focus Images Ltd.

El gol de Jedinak de penalti ante la escuadra nórdica evitó que el Dinamarca-Francia de esta tarde se convirtiera sólo en una final por el primer puesto de un grupo que se va a cruzar con el de Croacia, Argentina, Nigeria e Islandia. No queda muy claro si es mejor encabezar el sector o no hacerlo, con un duelo ante Messi -se entiende que va a despertar en algún momento- en el horizonte si se cumplen los pronósticos de la noche. Didier Deschamps ha decidido rotar para dar minutos a jugadores que hasta ahora no han tenido oportunidades y que por lo tanto podrán reivindicarse como opciones válidas para mejorar la fluidez de una Francia que en sus dos primeros duelos pareció un equipo pragmático y atascado a la vez. El que más improvisación puede introducir es el fantástico Thomas Lemar, reciente fichaje del Atlético de Madrid y al que se espera hoy en la banda izquierda de un 4-2-3-1 sin Mbappé. Kimpembe, Sidibé, Nzonzi e incluso el portero Mandanda serán las otras novedades y es probable que los apercibidos Pogba, Matuidi y Tolisso no pisen el campo en ningún momento. A los galos les vale con el empate para acabar primeros, pero saben que serán segundos si pierden. Puestos a elegir, algunos integrantes de la subcampeona de Europa no ocultan que preferirían medirse a Islandia en octavos, recordando la goleada lograda en cuartos hace dos años.

Dinamarca, por su parte, aún no está clasificada. Y la combinación que la dejaría fuera tampoco es tan rara: una derrota ante Francia -se supone que los que hoy jueguen querrán brillar para ganarse el puesto- y una victoria de Australia ante la ya eliminada Perú clasificaría a los representantes de la Confederación Asiática en prácticamente todos los supuestos -salvo que los escandinavos perdieran por 3-2 y el triunfo aussie fuera sólo por 1-0-. De ahí que Age Hareide vaya a formar con un once mucho más parecido al que acumuló cuatro puntos en sus dos primeros compromisos. Parece que sólo se plantea sentar a Pione Sisto para dar entrada a Braithwaite, que juega en la liga francesa y estará especialmente motivado. Esa sería su única modificación táctica, aunque tendrá que hacer otras por obligación: Yussuf Poulsen está sancionado tras cometer los dos penaltis ante Perú y Australia, y Kvist sigue lesionado, lo que obligará a Lasse Schöne a continuar en el rol de segundo medio centro al lado de Delaney. El entrenador noruego sorprendió con unas declaraciones en las que afirmaba que no creía demasiado en esta Francia, en la que percibía que “los jugadores buscan el brillo individual por encima del colectivo”. Deschamps, preguntado por lo espeso que ha estado su equipo hasta la fecha, se excusó en las tendencias generales que imperan en esta Copa del Mundo, en la que, en su opinión, los equipos que salen a defender y a replegarse están teniendo un mayor éxito que los conjuntos propositivos. “A todos les cuesta ser fluidos”, concluyó.

Alineaciones probables: Francia-Dinamarca, martes 26 a las 16h.

Francia vs Dinamarca - Football tactics and formations

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*