Giroud para que luzcan los demás

Nacer Chadli of Belgium and Olivier Giroud of France in action during the 2018 FIFA World Cup match at St Petersburg Stadium, St Petersburg
Picture by Paul Chesterton/Focus Images Ltd +44 7904 640267
10/07/2018

“Muy a menudo es cuando no está en el campo cuando nos damos cuenta de lo útil que es para el equipo”. Didier Deschamps no dudó en elogiar públicamente a Olivier Giroud al término de la segunda jornada del Mundial, pocos minutos después de que Francia derrotara a Perú y certificara su clasificación para los octavos de final. El delantero del Chelsea fue suplente en el debut contra Australia, salió desde el banquillo después de que los Socceroos igualaran el tanto inicial de Griezmann y participó en la acción que supuso el 2-1 con una dejada de espaldas para la aparición de Pogba desde la segunda línea. Ante Perú, ya jugó de inicio y volvió a intervenir en la jugada del gol de la victoria. Desde entonces, Giroud no ha abandonado las alineaciones de Didier Deschamps. Pese a que todavía no haya marcado en el Mundial.

Consulta aquí nuestros seis textos previos a la final del Mundial entre Croacia y Francia

Deschamps dio la tecla a partir del segundo partido: introdujo a un delantero centro como Giroud para fijar a los centrales y alineó a Matuidi en la banda izquierda para apuntalar el centro del campo y liberar a Paul Pogba. Centrándonos en el delantero galo, su presencia en el área potencia a las piezas más determinantes de Francia. Deschamps pierde el recurso de revulsivo que siempre garantiza Giroud para colgar el balón al área cuando las cosas van mal contra rivales desgastados que reculan, pero gana un delantero que permite a Griezmann jugar de cara a portería. Giroud garantiza una salida en largo si Francia sufre ante un rival que presione arriba y cuenta con un futbolista capaz de jugar de espaldas y descargar para los futbolistas que llegan desde atrás. No protagoniza regates inverosímiles, no garantiza un gol por partido, ni tampoco es rápido a la contra. Pero sí mejora a Griezmann, activando al crack del Atlético jugar donde más cómodo se siente, con libertad entre líneas, y otorga espacio a Mbappé para sus incursiones por sorpresa.

Olivier Giroud también es una de las piezas más experimentadas del equipo francés. Con 31 años es el futbolista más veterano de la alineación tipo de Deschamps (varios meses por delante de Lloris, un año mayor que Matuidi) y el tercero en toda la convocatoria por detrás de los hasta ahora inéditos Mandanda y Rami. Giroud no se ha perdido un torneo con la selección francesa desde la Eurocopa de 2012, a la que ya acudió como futbolista del Montpellier. En el Arsenal y en el Chelsea se ha curtido en escenarios exigentes, casi siempre desempeñando una labor oscura para que brillen sus compañeros. Domina muy bien los aspectos del juego en los que más destaca y en una selección como la Francia de Deschamps es una pieza útil. Marcó un gol en el Mundial de Brasil, otros tres goles en la Eurocopa de 2016 y su casillero de dianas en Rusia 2018 todavía está por estrenar. En la final gozará de una oportunidad única para pasar a la historia del fútbol.

Olivier Giroud of France crosses the ball during the 2018 FIFA World Cup match at St Petersburg Stadium, St Petersburg Picture by Paul Chesterton/Focus Images Ltd +44 7904 640267 10/07/2018
Olivier Giroud todavía no ha marcado en el Mundial. Foto: Focus Images Ltd.
Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

5 comments

Uno de los temas más interesantes relacionados con la falta de gol de Giroud creo que va relacionado con la confección de la convocatoria. Es el único delantero centro de este perfil, por lo que sospecho que a Deschamps a le va bien que Giroud se pueda pasar un Mundial sin marcar -ya conocía sus características, aunque venía con mejores cifras en la selección- si le compensa con una mayor actividad de Griezmann y Mbappé, que son las dos apuestas para este torneo. Otro tema es que, en la convocatoria, no pudiera plantearse llevar a un futbolista menos de tres cuartos (quizás Thauvin, pieza repetida con Dembélé y Fekir) y llevar a un delantero como Lacazette, aunque el del Arsenal nunca ha gustado demasiado a Deschamps.

Yo también creo que hubiese sido una mejor opción meter a Lacazette en lugar de uno de los perfiles
que están repetidoss y creo que en líneas generales es un delantero muchisimo más completo que Giroud, pero tal y como ha rendido este último en beneficio del equipo, es difícil reprocharle nada a Deschamps.

Exacto, Giroud juega porque sirve para que se luzcan Tanto Griezman de falso 9 como Mbappe de extremo-delantero a la espalda/diagonal. De hecho, si de lo que se tratase fuese de hacer que Giroud marcase goles, tendría más sentido jugar con Dembele y Lemar en bandas y jugando a centrar mucho al area, bombeo aereo. Y no creo que contra casi ningún rival habría sido efectivo eso como plan inicial (otra cosa es como medida ‘in extremis’).

Eso sí, creo que, tanto por edad (cumple 32 en septiembre) como por empuje de atacantes más jovenes, este es el ultimo torneo de selecciones de Giroud con les bleus. En la eurocopa tendrá casi 34, y no sé si para entonces seguirá en el Chelsea, ni si va a jugar mucho ahí con la vuelta de Batshuayi y el posible trueque Morata por Higuain. Por mi parte, tengo ganas de ver una francia en la que los puestos de matuidi y giroud lo ocupen jugadores más ilusionantes, tanto por estilo de juego como por juventud.

Quizá soñar con un Benzema sin problemas y motivado o un Aubameyang nacionalizado (nacido en Francia) hubiese sido ya el sobresaliente para el combinado blue, dicho lo cual Giroud está haciendo el trabajo sucio, y muy valorable, quizá casi al mismo nivel que su compañero N´Golo Kanté líneas más abajo. Lucha, desgasta a los rivales, juega de espaldas, corre hacia delante abriendo el campo cuando se estira Francia o da un pelotazo, metido en el partido de principio a fin, una molestia constante al estilo de Manszukic en el combinado croata. Quizá no este al nivel de los megacrack del combinado galo, pero el trabajo realizado hasta la fecha es encomiable, e importantísimos para que estos cracks brillen.

Creo que Deschamps le preguntó directamente a Griezmann: – Cómo quieres jugar, bonito?.
– Como Costa no es francés, pues lo más parecido.
Un tío que me abra espacios, que se pegue con toda la defensa, que me descuelgue balones aéreos, que me las deje de cara, que me deje tirar las faltas, y encima, un tío ejemplar y no se queje….
– Hecho!… Olivier, calienta, que sales…

Deja un comentario

*