El paso adelante de Irán

Alireza Jahanbakhsh of AZ Alkmaar (L), Milot Rashica of Vitesse (R) during the Dutch Eredivisie match at GelreDome, Arnhem
Picture by Joep Joseph Leenen/Focus Images Ltd +316 5261929
26/08/2017
***NETHERLANDS OUT***

Irán fue el segundo país que se clasificó para el Mundial de 2018, solo por detrás de Brasil. El equipo dirigido por Carlos Queirós ha demostrado en el último lustro que se trata del mejor equipo de Asia, aunque la fortuna del sorteo le fue esquiva y quizás no lo podrá demostrar en Rusia 2018. El preparador portugués ha construido un equipo rocoso, difícil de batir, que cede la iniciativa y repliega con mucha comodidad. Enlazó 12 partidos seguidos sin encajar gol en la fase de clasificación para Rusia y solo la necesidad de Siria en la última jornada, con Irán ya clasificada, manchó el inmaculado registro defensivo persa. Irán no pierde un duelo oficial desde enero de 2015, cuando cayó ante Irak en los cuartos de final de la Copa Asia en un encuentro en el que jugó de forma casi íntegra con un hombre menos. Si no contamos los amistosos, la selección iraní no pierde en los 90 minutos de juego desde el último Mundial. Casi nada.

Artículo relacionado: Consulta aquí todas las listas de convocados para el Mundial 2018

En el Mundial de Brasil, Irán exhibió su fantástico trabajo defensivo. Se sentía cómoda cuando podría replegar cerca de su portería, pues ni siquiera sufría, pero tenía más problemas en los choques en los que debía llevar la iniciativa. Este defecto se ha corregido parcialmente con la irrupción de dos jóvenes atacantes que complementan a la perfección el plan iraní. El primero es Sardar Azmoun, delantero esculpido por Kurban Berydev, que sacó todo su jugo en el Rostov subcampeón de liga que participó luego en la Champions. Ambos también han coincidido en el Rubin Kazan. Con Azmoun, Irán cuenta con un delantero capaz de ganar balones largos, proteger el cuero y ganar metros sin la ayuda de nadie. Sabe usar su cuerpo para sacar petróleo de cada pelotazo y tiene cierta cuota de gol, aunque nunca ha sido un goleador letal en el área rival. La selección lo exprime al máximo: anotó 11 goles en el proceso de clasificación.

Azmoun, de lo mejor del Rostov, peleando con Hummels en el partido de ida. Foto: Focus Images Ltd.
Azmoun pelea un balón con Hummels en un partido de Champions con el Rostov. Foto: Focus Images Ltd.

La aportación de Azmoun es vital para que Irán se despliegue en ataque y obligue al rival a correr hacia atrás. Aunque en esta faceta destaca particularmente la figura de Alireza Jahanbahkhsh, máximo anotador de la Eredivisie pese a tratarse de un extremo diestro que juega en la banda derecha. Jahanbakhsh ha marcado 21 goles en un AZ Alkmaar que lo potenciaba con la figura de un delantero centro enorme (Weghorst) que ganaba segundas jugadas y lo habilitaba con balones al espacio. Es agresivo en sus rupturas, le pega con potencia a la pelota y es capaz de armar el tiro con ambas piernas. No duda dos veces antes de disparar y su aceleración le convierte en un dolor de cabeza para los laterales rivales. Es rapidísimo en carrera. Si no goza de espacios le cuesta más desbordar, pero el contexto del Mundial es idóneo para que el extremo iraní brille. También será interesante la aportación de Ghoddos, una de las figuras del Östersunds que sorprendió en la Europa League y que se ha ganado la llamada de Irán. En su caso parece más difícil que pueda formar de inicio en un bloque que se conoce de memoria y tiene interiorizados todos los automatismos defensivos. Irán defiende con las líneas muy juntas, los extremos repliegan a la misma altura que los centrocampistas y todos lo hacen de forma muy agresiva.

Lista definitiva de Irán:

Porteros: Alireza Beiranvand (Persepolis), Mohammad Mazaheri (Zob Ahan), Amir Abdezadeh (Marítimo).

Defensas: Ramin Rezaeian (Oostende), Mohammad Rez Khanzadeh (Paddieh), Milad Mohammadi (Akhmat Grozny), Pejman Montazeri (Esteghlal), Morteza Pouraliganji (Al-Sadd), Majid Hosseini (Esteghlal), Rouzbeh Cheshmi (Esteghlal).

Medios: Masoud Shojaei (AEK Atenas), Saeid Ezatolahi (Amkar Perm), Saman Ghoddos (Östersunds), Ashkan Dejagah (Nottingham Forest), Omid Ebrahimi (Esteghlal), Mehdi Torabi (Saipa), Ehsan Hajsafi (Olympiacos), Vahid Amiri (Persepolis).

Delanteros: Sardar Azmoun (Rubin Kazan), Reza Ghoochannejhad (Heerenveen), Alireza Jahanbakhsh (AZ Alkmaar), Mehdi Taremi (Al-Gharafa), Karim Ansarifard (Olympiacos).

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

5 comments

Hola Tomás. Creo que leí hace poco que uno de sus jugadores estrella se lesionó, pero no recuerdo el nombre? Puede ser?…

Ah, también, no caí de primeras en eso porque pensaba que preguntabas por bajas de mayor duración. No tanto la estrella de la selección (para mí detrás de Azmoun, Alireza y alguno de los defensas), pero es un futbolista desequilibrante. A ver si llega para los otros dos partidos.

Deja un comentario

*