Japón juega con fuego y no se quema

Japanese fans poses for a photo during the AFC Asian Cup match at Melbourne Rectangular Stadium (AAMI Stadium) Melbourne, Australia
Picture by Frank Khamees/Focus Images Ltd +61 431 119 134
20/01/2015

Japón cayó contra Polonia en un partido un tanto desconcertante por el inexplicable desinterés nipón, pero el triunfo de Colombia ante Senegal (1-0) en comunión con el menor número de tarjetas amarillas recibidas por el representante asiático en el transcurso de la fase de grupos dieron el pase a los octavos de final a los hombres de Nishino. La selección japonesa, agarrotada de principio a fin, especuló al máximo frente a un conjunto ya eliminado. Los nipones renunciaron a su tradicional nobleza, aceptaron la derrota fiando su continuidad en Rusia al buen hacer de un tercero y acabaron recibiendo los abucheos de la grada. El público neutral no comprendió la estrambótica decisión tomada por Nishino, quien ordenó no atacar a Polonia durante los últimos diez minutos de juego, dejando su futuro en manos del desenlace final del Colombia-Senegal.

Japón 0
Polonia 1 (Bednarek 59′)

Japon vs Polonia - Football tactics and formations

El propio seleccionador del país del sol naciente asumiría la autoría de un esperpento bastante alejado de la idea de juego limpio promovida con ahínco por la FIFA: “Elegí mantener el resultado y confiar en el otro partido. La situación me obligó a tomar esa decisión y mis jugadores fueron muy leales al escucharme. No es algo que me guste, porque yo soy un técnico ofensivo”, relató ante los medios de comunicación. Reducir a la nada las posibles acometidas polacas sí tenía sentido, porque un gol europeo los hubiese mandado de vuelta a casa; por el contrario, suena del todo inexplicable renunciar por completo al ataque cuando un tanto de Senegal también hubiese tirado por tierra sus aspiraciones. Y esto último no lo podían controlar.

El cuerpo técnico japonés presentó un once con hasta seis novedades en un duelo poco apto para las pruebas y los descansos. La decisión, osada donde las haya, no encajaba con lo visto hasta ahora en el Mundial. Selecciones eliminadas antes de encarar la última jornada como Marruecos, Perú o Costa Rica habían competido bien en sus respectivas despedidas. Entonces, ¿por qué no iba a hacerlo Polonia? Nawalka y compañía también se decantaron por introducir savia nueva en su plan inicial, y en el 59′ se encontraron con un gol anotado por el central Bednarek a la salida de un libre directo que multiplicaría la confianza de un equipo interesado en decir adiós a la Copa del Mundo con dignidad. El defensa del Southampton aprovechó la falta de decisión de Kawashima para hacerse fuerte en el área pequeña y castigar la apatía asiática. En ese preciso instante Japón estaba fuera del Mundial. Tuvo que aparecer la cabeza del barcelonista Yerry Mina en Samara para aflojar la soga.

Robert Lewandowski of Poland during the UEFA Euro 2016 match at Stade de Nice, Nice, France. Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222 12/06/2016 *** UK & IRELAND ONLY *** EXPA-FEI-160612-5225.jpg
Robert Lewandowski no consiguió estrenar su casillero goleador en el Mundial (Foto: Focus Images Ltd).

Ni siquiera la entrada al campo de dos de sus pilares, Hasebe e Inui, transformó a Japón. El tiempo se consumió poco a poco y los asiáticos terminaron celebrando sobre el césped la consecución de su objetivo, para desesperación de Senegal. Superado el primer escollo, al fondo del camino espera la estimulante Bélgica de Roberto Martínez, un reto mayúsculo para una selección nipona con la que pocos contaban más allá del 30 de junio. Jugando con fuego pero sin quemarse, Japón se ha colado en los octavos de final del Mundial. El cómo no es baladí: las cartulinas amarillas acabaron dictando sentencia por primera vez en la historia de la competición.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

2 comments

Deja un comentario

*