Un largo camino desde las catacumbas del fútbol inglés

Inglaterra Focus

“Es muy importante que recordemos que mi asistente Steve Holland estuvo en el Crewe Alexandra [entrenando en League One] y yo estuve en el Crystal Palace cuando no eran tan buenos como ahora [jugó con el Palace en Segunda]. Hemos luchado hasta llegar hasta aquí. Muchos de nuestros chicos han jugado en el Championship o en categorías aún más bajas, sea empezando allí o jugando como cedidos. Estamos teniendo éxito porque empujamos todos juntos -nadie falla la hora de cerrar, nadie se despista-. Es el fundamento por la que estamos teniendo estos resultado”, reflexionaba Gareth Southgate hace unos días cuando le preguntaban por las claves del éxito de la selección inglesa. El actual seleccionador ascendió a la Premier cuando jugaba en el Crystal Palace y llegó a ser internacional, mientras que bajó a Segunda con el Middlesbrough en su única experiencia como entrenador antes de asumir las riendas de la selección sub-21. Los orígenes modestos son un denominador común en la mayoría de integrantes del once titular habitual de Inglaterra en el Mundial de Rusia 2018, y también de algunos de sus suplentes.

Inglaterra - Football tactics and formations
Once tipo de Inglaterra en el Mundial de Rusia 2018.

Jordan Pickford

Siempre fue considerado uno de los mejores porteros de su generación. En la cantera del Sunderland desde chiquito, Pickford fue el guardameta titular de la selección inglesa en los torneos de categorías inferiores que disputó con la quinta de 1994. Sin embargo, los inicios no fueron fáciles. Jack Butland, un año mayor que él, tenía una mejor consideración. No ayudó a la fama de Pickford que en el Mundial sub-17 de 2011 el portero de Canadá le marcara un gol desde su propia mitad de campo, cuando mandó un pelotazo al área que la defensa no despejó y que Pickford midió mal. Más allá del lance, que quedó en anécdota pero en ese momento sirvió para atizar la fama de los porteros ingleses, Pickford tuvo un camino difícil hacia la élite. Con 17 años ya salió cedido por primera ocasión, al Darlington, un equipo no profesional. Darlington, Alfreton Town, Burton Albion, Carlisle United, Bradford City y Preston North End: seis cesiones que le llevaron de la quinta hasta la segunda división inglesa, pasando por todos los peldaños antes de debutar en la Premier con el Sunderland en enero de 2016. “Cuando solo hay 500 aficionados en el campo, puedes escuchar todo lo que dicen. Cada palabra que se dice. Eso es lo que te hace madurar de niño a adulto”, explicó Pickford recientemente. No jugó con continuidad hasta que se lesionó Vito Mannone al inicio de la campaña siguiente, cuando se convirtió en indiscutible en los Black Cats. Pese al descenso, Pickford gustó en su primer curso completo como titular y acabó fichando por el Everton, que pagó cerca de 30 millones de euros para hacerse con sus servicios. No debutó con la selección absoluta hasta noviembre de 2017, en un amistoso contra Alemania, y solo participó en tres encuentros de preparación antes de convertirse en el titular de Southgate en la Copa del Mundo.

Artículo relacionado: De menos a más, por Álvaro de Grado

Así detuvo Pickford el penalti de Bacca que resolvió el duelo de octavos de final entre Inglaterra y Colombia.
Así detuvo Pickford el penalti de Bacca que resolvió el duelo de octavos de final entre Inglaterra y Colombia.

Kyle Walker

Aunque la trayectoria del lateral derecho del Manchester City -central diestro en el Mundial- está asociada a su crecimiento en el Tottenham, Kyle Walker debutó en el fútbol profesional con un club de su ciudad natal, el Sheffield United. Cuando rondaba la mayoría de edad, el Sheffield United militaba en el Championship y decidió que se foguease unos meses en el Northampton, de Tercera. Gustó, volvió a casa y ayudó al Sheffield en su clasificación para el play-off de ascenso. Medio de rebote, se asentó como titular y rompió un récord de los blades: Kyle Walker fue titular en la final del play-off de ascenso en Wembley y se convirtió en el futbolista más joven del club en jugar en el templo inglés, justo tres días antes de cumplir los 19 años. No celebró el cumpleaños con un ascenso, pero su progresión fue tan rápida que pronto lo captó el Tottenham. Los spurs cedieron a Walker de vuelta al Sheffield United, en el Championship, luego le tocó hacer parada en el QPR y finalmente gozó de continuidad como cedido en un club de Premier como el Aston Villa antes de asentarse por fin en el Tottenham. El resto de su vida ya es conocido, pues el pasado verano se convirtió en uno de los defensas más caros de la historia del fútbol.

John Stones

También John Stones se estrenó en el fútbol profesional en el club de su localidad natal. Stones empezó a despuntar en el Barnsley, donde debutó con 17 años y actuó principalmente de lateral derecho. Fichó por el Everton en enero de 2013 y después de unos primeros meses de adaptación, en los que no jugó, ganó protagonismo en la primera campaña de Roberto Martínez en el club toffee. En la Premier League, Stones brilló por su capacidad de sacar la pelota jugada desde atrás, faceta que contrastaba con sus puntuales lagunas de concentración o acciones en las que exhibía menos contundencia de la cuenta. Debutó con la selección en los amistosos previos al Mundial de Brasil, pero no entró en la convocatoria definitiva. Sí acudió a la Eurocopa de Francia, pero no empezó a jugar con asiduidad con Inglaterra hasta la llegada de Gareth Southgate.

Picture by Richard Land/Focus Images Ltd +44 7713 507003.02/10/2012.John Stones of Barnsley and Robert George Boyd of Peterborough United during the npower Championship match at Oakwell, Barnsley.
John Stones en un partido con el Barnsley en octubre de 2012. Foto: Focus Images Ltd.

Harry Maguire

Otro producto de la cantera del Sheffield United que es titular en el Mundial de Rusia. Con 19 años, Harry Maguire ya había jugado más de cien partidos con los blades. En su primera temporada descendió a la League One y ahí estuvo jugando hasta que lo fichó el Hull. Como no tenía hueco en sus primeros meses en los Tigers, lo cedieron al Wigan en 2015 para que se rodara en el Championship El Hull no lo sabía, pero esa sería la categoría en la que tendría que jugar la temporada siguiente. Maguire jugó bastante con los Tigers en la temporada 2015-16, en la que el Hull City recuperó la categoría, y luego se asentó como una pieza más importante en su primer curso en la Premier. El Hull volvió a bajar, pero Maguire se quedó en la élite. Lo firmó el Leicester y Southgate lo convirtió en internacional absoluto el pasado mes de octubre, cuando debutó ante Lituania en el último encuentro de la fase de clasificación.

“Imprescindible en esa recuperación está siendo Harry Maguire que como central tiene una gran virtud: de cabeza va como los ángeles. El sábado, el Sheffield United ganó por 3-1 ante el Crewe. Maguire marcó dos a la salida de dos córners. De cabeza, por supuesto”. Un joven centenario, por Álvaro de Grado.

Harry Maguire of England celebrates scoring their first goal with John Stones and Harry Kane during the 2018 FIFA World Cup Quarter-Final match at Samara Arena, Samara Picture by Paul Chesterton/Focus Images Ltd +44 7904 640267 07/07/2018
Harry Maguire y Stones celebran el gol del central del Leicester ante Suecia. Foto: Focus Images Ltd

Kieran Trippier

Trippier debutó en la Premier League pocas semanas antes de cumplir los 24 años. Había recorrido un largo camino para ganarse un hueco en la primera división del fútbol inglés. Formó parte de una buena generación de la cantera del Manchester City, pero nunca tuvo sitio en el Etihad. Su salto al fútbol profesional coincidió con el momento en el que el City empezó a invertir a lo grande y tuvo que buscarse la vida como cedido. Primero en el Barnsley, luego en el Burnley, que quedó satisfecho con sus prestaciones y lo acabó comprando. Con los clarets completó cuatro temporadas jugando de titular en el Championship, donde estuvo cinco campañas si contamos sus meses como cedido en el Barnsley, y acabó subiendo en la Premier. Como ocurrió con Pickford en el Sunderland, el Burnley bajó pero Trippier se quedó en la Premier y fichó por el Tottenham. Primero, le tocó ser suplente de Kyle Walker. Cuando Walker realizó el camino inverso a Trippier y firmó por el City, Trippier se asentó como una pieza importante para Pochettino. Ahora conviven ambos en el once titular de Gareth Southgate, que confía en Trippier para ejecutar la mayoría de acciones a balón parado. “Solía observar a Beckham y Pirlo, jugadores de esas características. Tienen una bota derecha fantástica y todo el mundo lo sabe. Beckham es un futbolista al que siempre he admirado por su técnica, sus centros, tanto en movimiento como a balón parado. Es uno de los futbolistas a los que copiaba a la hora de centrar la pelota”, desveló hace poco Trippier.

“Aunque el bueno, bueno, bueno era Trippier. En su primer año fue nombrado mejor jugador del Burnley y en el segundo lo eligieron mejor lateral derecho de la Championship. Su progresión ha sido excelente a medida que se le dio confianza. Indiscutible en su posición, Trippier es una amenaza ofensiva: sube en multitud de ocasiones, es resistente durante los 90 minutos, se implica en la fabricación de jugadas peligrosas y su golpeo de balón es una maravilla porque aúna potencia y efectos varios”. Trippier llama a la Premier, por Álvaro de Grado.

Kieran Trippier of England takes a free kick which is saved and England score from the subsequent corner during the International Friendly match at Wembley Stadium, London Picture by Daniel Hambury/Focus Images Ltd 07813022858 02/06/2018
Kieran Trippier ejecuta a menudo las acciones a balón parado en el Mundial. Foto: Focus Images Ltd.

Ashley Young

El ahora futbolista del Manchester United ha vivido muchas etapas en su carrera deportiva. Cumplió 33 años en la semana previa a la semifinal del Mundial contra Croacia, por lo que puede quedar más lejos su etapa de formación. Young se formó en el Watford, debutó en el Championship y ayudó al conjunto del área metropolitana de Londres a subir a la Premier League, donde llamó la atención del Aston Villa primero y del Manchester United después, donde se acabaría reciclando a lateral después de muchos años como extremo. Es el futbolista más veterano de la convocatoria de Gareth Southgate -nació unos meses antes que Gary Cahill, y el Mundial de Rusia 2018 es el segundo gran torneo al que acude con la selección. Aunque debutó con Inglaterra en 2007, solo viajó a la Eurocopa de Ucrania y Polonia.

Jordan Henderson

Como Pickford, Henderson se formó en el Sunderland. Sin embargo, el ahora capitán del Liverpool no tuvo que pasar por una procesión de interminables cesiones. Henderson únicamente salió de los Black Cats en una ocasión, prestado al Coventry City en 2009. Con 18 años, poco después de disfrutar de sus primeros minutos en la Premier con el Sunderland, Henderson pasó media temporada cedido en el Championship. Luego se asentaría en el Sunderland, donde primero destacó como un centrocampista con llegada desde la segunda línea. En ocasiones, incluso, partía desde una banda. Sus inicios en el Liverpool fueron muy complicados e incluso se le ofreció salir del club para fichar a Clint Dempsey. Sin embargo, se acabó ganando un sitio y, después de la salida de Steven Gerrard, Henderson se reconvirtió en el mediocentro que conocemos hoy en día.

Henderson es, junto a Sterling, el futbolista que menos vueltas ha llegado para asentarse en la élite. Foto: Focus Images Ltd.
Henderson es, junto a Sterling, el futbolista que menos vueltas ha llegado para asentarse en la élite. Foto: Focus Images Ltd.

Jesse Lingard

Jesse Lingard lleva toda una vida en el Manchester United, aunque el camino hasta asentarse en el primer equipo no ha sido nada fácil. Formó parte de una de las generaciones más prometedoras de la cantera de los red devils, pero el salto a la élite se complicó debido a su físico. Se trataba de un futbolista muy pequeño, frágil, que debía ganar un poco de fortaleza física y masa muscular para competir en una liga tan exigente en esta faceta como la Premier. Aun así, talento no le faltaba e incluso contaba con el beneplácito de Sir Alex Ferguson, que pronosticó que su camino sería algo más largo que el de la media. “Será un gran futbolista cuando tenga 22 más o menos, porque tiene mucho talento para ser un centrocampista ofensivo”, aseguró el escocés. Con 21 años y 8 meses debutó en la Premier con Louis van Gaal y se lesionó a los pocos minutos. Su estreno con los red devils llegó después de tres cesiones (Leicester, Birmingham y Brighton) que le sirvieron para curtirse en el Championship, cada vez con mayor protagonismo. Cuando se recuperó de la mencionada lesión, con 22 años, se marchó cedido al Derby County, en su cuarto y último servicio fuera de Old Trafford. Ahora Lingard encadena tres temporadas en las que es un miembro del primer equipo a todos los efectos. No es titular indiscutible, pero acaba jugando con regularidad y puede presumir de haber marcado en tres de las cuatro finales coperas que ha disputado en Wembley. Lingard fue un asiduo en las listas de Southgate en el proceso clasificatorio, pero ahora se ha convertido en una pieza fija en su alineación.

“En el Manchester United siempre temieron por su físico: era tan débil, tan poquita cosa, que iba a ser muy difícil que pudiese dar el salto definitivo al profesionalismo. Le sobraba talento, de técnica iba servido, pero era tan endeble que se centraron en que creciese a lo ancho”. Pequeño Lingard, por Álvaro de Grado.

Scott Malone of Millwall heads the ball cldar of Jesse Lingard of Brighton and Hove Albion during the Sky Bet Championship match at The Den, London Picture by Alan Stanford/Focus Images Ltd +44 7915 056117 01/03/2014
Jesse Lingard pelea por un balón en su etapa como cedido en el Brighton, en 2014. Foto: Focus Images Ltd.

Dele Alli

Bamidele Jermaine Alli tenía 16 años cuando se enfundó por primera vez la camiseta del MK Dons. Formado en un club que entonces competía en la League One, Dele Alli era el producto más estimulante de su cantera. Y un chico de la ciudad. Un par de años después, vivió su primera gran noche cuando el MK Dons goleó al Manchester United de Van Gaal en un partido de la Copa de la Liga. Will Grigg y Benik Afobe se llevaron los titulares, con un par de goles para cada uno, pero Alli era el talento de mayor proyección. Esa temporada anotó 12 goles en Tercera y acabó de llamar la atención de los gigantes del fútbol inglés. Entre ellos, el Tottenham, que peleó hasta firmarlo en febrero de 2015. Sumando sus tres primeras temporadas con el Tottenham, Dele Alli ha marcado 37 goles en la Premier. Ya fue titular para Roy Hodgson en la Eurocopa de 2016 y ahora repite en el Mundial, pese a que no está rayando al tope de su potencial. Aun así, colaboró en la clasificación para las semifinales con un gol ante Suecia.

“Dele Alli es un chico nacido en la ciudad de Milton Keynes que, aunque sea pequeña y su equipo esté en League One, juega para el club al que ha animado desde siempre. Allí lo quieren y lo adoran y saben que algún día le tendrán que decir adiós, pero mientras tanto disfrutan con sus goles: con los seis que ya lleva este año, en concreto, en sólo seis partidos”. Su hora está al llegar, por Álvaro de Grado.

Picture by Alan Wright/Focus Images Ltd 07733 196489 04/01/2014 Dele Alli of Milton Keynes Dons and Jordi Gomez of Wigan Athletic in action during the The FA Cup match at the DW Stadium, Wigan.
Dele Alli conduce el balón en un partido de FA Cup contra el Wigan en enero de 2014. Foto: Focus Images Ltd.

Raheem Sterling

Es la única excepción en el once titular. Debutó con 17 años con el Liverpool y poco después gustó tanto que ya se asentó en el primer equipo red. En su primera temporada completa ya participó en 24 encuentros de la Premier. Su explosión le llevó de dar el salto de la selección sub-17 a la absoluta sin casi pasar por la sub-21, y levantó tal expectación que ya acudió al Mundial de Brasil 2014 tras una de las mejores temporadas de su carrera. Su rendimiento en las fases finales con la selección siempre ha estado en el punto de mira de la opinión pública en Inglaterra, sobre todo a raíz de su falta de contundencia en el remate. Solo ha marcado dos goles con la selección, ante Estonia y Lituania en la fase de clasificación para la Eurocopa 2016. Ambos con el marcador a favor.

Harry Kane

A sus 24 años, Harry Kane es el capitán de la selección inglesa en el Mundial 2018 y ha marcado más de 100 goles en la Premier con el Tottenham. Sin embargo, a Kane también le costó asentarse en el fútbol profesional. El canterano del Tottenham pasó por cuatro cesiones en su proceso de formación. La primera, con 17 años, al Leyton Orient de Tercera. La segunda, siendo mayor de edad, al Milwall, en Segunda. Salió de la capital inglesa por primera vez en 2012, en busca de minutos en el Norwich. Se lesionó nada más llegar y luego en la segunda mitad de la temporada 2012-13 probó fortuna en el Leicester, otra vez en el Championship. En verano de 2013 ya pasó a formar parte de la primera plantilla del Tottenham y explotó un año más tarde, en la temporada 2014-15: marcó 21 goles en la Premier, 3 en la Copa de la Liga y 7 en la Europa League. Desde entonces no ha parado de crecer.

Picture by John Rainford/Focus Images Ltd. 07506 538356.04/02/12.Liam Trotter and Harry Kane of Millwall celebrate the equalising goal during the Npower Championship match at The Boleyn Ground, London.
Harry Kane celebra un gol con el Milwall en 2012. Foto: Focus Images Ltd.

Entre los suplentes también hay que destacar la situación de Jack Butland, con cuatro cesiones a clubes de League One o Championship cuando pertenecía a Birmingham y Stoke City, y sobre todo los casos de Nick Pope y Jamie Vardy, que llegaron a jugar en equipos de Quinta. La historia de Nick Pope la contamos hace unos meses: descartado del Ipswich Town con 16 años, recaló en el Bury Town, donde llegó a jugar en la undécima categoría con el segundo equipo del Bury. Luego Pope subió varios peldaños hasta debutar esta temporada en la Premier por la lesión de Tom Heaton y brillar tanto como para viajar a Rusia con la selección inglesa. Más conocida es la historia de Vardy, que fichó por el Leicester cuando los Foxes jugaban en Segunda procedente del Fleetwood Town, saltándose dos categorías de golpe, y se acabó convirtiendo en una de las estrellas del campeón más inesperado de la Premier League. Pope y Vardy son los dos únicos futbolistas que han pertenecido a equipos de la non-league (clubes no profesionales, de Quinta hacia abajo) si excluimos las cesiones de algún que otro compañero de selección a conjuntos de ese peldaño. Los meses de julio de los años pares solían ver las Eurocopas y los Mundiales por televisión. Este miércoles, intentarán devolver a Inglaterra a una final de la Copa del Mundo 52 años después.

“También recuerdo que el único nombre que memoricé del Fleetwood Town fue el de su delantero, que me encantó y había creado muchísimas ocasiones de peligro: Jamie Vardy”. Vardy sin querer, por Álvaro de Grado.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

5 comments

Quisiera poner el acento en Henderson. Lo he visto multiplicarse en algunos partidos y no he tenido claro cuál era su posición. Lo mismo ayudaba al lateral que se incrustaba entre los centrales o cortaba un contrataque.
Fantástico artículo el vuestro. Es satisfactorio ver como los jugadores no son productos de marketing desde los 17 años y avanzan firmes por una dilatada carrera. Ojalá ésto no cambie.

Artículo muy interesante, pero creo que el enfoque, o más bien la relación causa-efecto, son erróneos. Se presenta —ciertamente, también lo hace el propio Southgate— el hecho de que estos jugadores hayan competido en las catacumbas del fútbol inglés como una especie de obstáculo que han tenido que superar en su carrera, cuando, en mi opinión, es todo lo contrario: la oportunidad de foguearse en esas categorías, tremendamente competitivas, les permite desarrollarse como jugadores mucho más rápido. Este es un aspecto en el que creo que desde siempre el fútbol británico ha sacado años luz al español, donde los futbolistas jóvenes deben superar interminables niveles de fútbol base antes de, en el mejor de los casos, llegar al primer equipo. Se menciona el caso de Harry Maguire: 100 partidos con el Sheffield United con apenas 19 años. ¿Nos imaginamos algo parecido en España? ¿Hubiésemos visto en España a un Michael Owen o a un Wayne Rooney disputar más de treinta partidos de liga sin cumplir 18 años? No creo.

Tampoco me parece que se trate de una circunstancia excepcional que solo se haya dado con este equipo. Basta con mirar la trayectoria de los convocados por Inglaterra en los últimos mundiales para ver que el hecho de foguearse en cesiones antes de asentarse en el primer equipo de un club es algo habitual, con la excepción de los famosos «one-club men». Lo excepcional en este caso es que, al tratarse de futbolistas muy jóvenes, muchos de ellos competían en las «catacumbas» hace relativamente poco.

Aprovecho para felicitaros por los artículos del Mundial. Me están pareciendo de mucha calidad.

Un saludo.

Sí. Yo compro parte del discurso, pero depende de cada caso. En ese sentido, no creo que sea estrictamente comparable con Alemania o España. También la estructura del fútbol es distinta, no hay filiales y los jugadores se tienen que buscar la vida fuera. Y, al mismo tiempo, los núcleos de equipos profesionales en Segunda y Tercera inglesa permiten mantener a futbolistas para que debuten en sus clubes incluso siendo internacionales en categorías inferiores (Alli, por ejemplo). Pero vaya, que si vas a buscar casos en España puedes encontrar a Fran Beltrán con unos 70 partidos en Segunda con el Rayo Vallecano o el caso de Vallejo en su día en el Zaragoza, pensando en dos más o menos frescos. Y también existen contrapartidas, con futbolistas que quedan en un limbo competitivo a los 18 años, en la liga de filiales, o que no encuentran su sitio entre cesión y cesión. Ahí compites en un fútbol profesional, pero cambias de aire, de estilo de juego, de entrenador, entorno… no siempre es fácil.

El debate es interesante, en cualquier caso. ¡Muchas gracias por la aportación!

Deja un comentario

*