Los nuevos laterales de Francia

Lucas Hernández, del Atlético de Madrid, es el lateral zurdo de Francia

Dos de las piezas indiscutibles para Deschamps en el Mundial debutaron en partido oficial en el primer encuentro del Mundial de Rusia 2018: Benjamin Pavard y Lucas Hernandez han sido las dos últimas novedades de Francia y han funcionado a buen nivel en una demarcación que venía generando problemas al combinado galo. Después de muchos nombres y una innumerable cantidad de probaturas, Deschamps dio con la tecla apostando por dos laterales nacidos en 1996. Aunque en sus respectivos clubes les ha tocado jugar a menudo en el eje de la zaga. En todo un Mundial, han dado la cara pese a su escaso rodaje con la selección absoluta. Han mejorado las prestaciones que ofrecieron Patrice Evra y Bacary Sagna en la Eurocopa de 2016, en la que Francia echó de menos contar con dos laterales profundos -Evra y Sagna entonces superaban los 33 años-, y han ganado la partida a Djibril Sidibé y Benjamin Mendy, la pareja de laterales que maravilló con el Mónaco en la Champions League 2016-17.

Lucas Hernández

El defensa del Atlético de Madrid debutó con la selección absoluta a falta de pocos meses para la Copa del Mundo. Se estrenó con Francia el 23 de marzo de 2018, en un amistoso contra Colombia en el que entró por Lucas Digne a falta de 14 minutos para el pitido final. Cuatro días después, disputó su primer encuentro como titular con Francia, ante Rusia. Lucas Hernández respondió esta temporada en el Atlético cuando Filipe Luis cayó lesionado y se convirtió en una pieza de absoluta fiabilidad en el entramado defensivo de Diego Pablo Simeone. Su buena recta final de curso le valió entrar en la lista definitiva de Didier Deschamps. Participó en los tres amistosos previos a la Copa del Mundo y fue titular ante Italia en un encuentro en el que dejó una grata impresión. Antes del estreno contra Australia, Lucas Hernández solo había iniciado dos partidos con Francia: en ambos les bleus vencieron por tres goles a uno (ante Rusia en marzo y ante Italia en junio). Le ganó la partida a Benjamin Mendy, un perfil mucho más ofensivo pero con menos rodaje esta temporada en el Manchester City debido a una lesión de larga duración.

Lucas Hernández se estrenó como titular en duelo oficial el pasado 16 de junio ante Australia y no ha abandonado las alineaciones de Didier Deschamps desde entonces. El lateral izquierdo de Francia ha aportado seguridad defensiva en su banda y ha medido bien sus incorporaciones en ataque. El técnico galo ha alineado casi siempre a un centrocampista con tendencia interior en el flanco izquierdo (Matuidi o Tolisso), lo que obliga a Lucas Hernández a recorrer toda la banda cuando Francia ataca. Si no sube, Francia carece de profundidad y amplitud por su flanco. Lucas ha sabido cumplir con ese rol, como demostró con su contribución ofensiva en el choque de octavos de final ante Argentina. Tampoco es un papel desconocido para él. Aunque en el Atlético de Madrid ha actuado tanto de central como de lateral izquierdo, en la federación gala Lucas Hernández casi siempre ha contado con él como lateral. Ya fue el lateral izquierdo titular de su generación en el Europeo sub-19 de 2015 y actuó en varios encuentros con la selección sub-21 en esa demarcación.

Lucas Hernández pugna con Marco Asensio en un lance del Europeo sub-19 de 2015.
Lucas Hernández pugna con Marco Asensio en un lance del Europeo sub-19 de 2015.

Benjamin Pavard

También Benjamin Pavard es un futbolista polivalente. El lateral derecho de Francia seguramente sea el futbolista menos conocido en el panorama internacional entre los integrantes del once tipo de Didier Deschamps en el Mundial de Rusia. No es extraño, pues ha acudido al torneo más prestigioso del planeta después de lo que podríamos considerar su primera temporada como titular en la élite. Benjamin Pavard, otro chico nacido en 1996, se crió en la cantera del Lille. Debutó en la Ligue 1 en la temporada 2014-15, curso en el que disfrutó de ocho ratos en la primera división francesa. Participó un poco más en el curso posterior, en el que disputó trece partidos -seis como titular-. Fue entonces, en el verano de 2016, cuando el Stuttgart se cruzó en su camino y lo fichó tras el descenso del club alemán a la segunda división alemana. Allí creció, se convirtió en una pieza importante en el ascenso del club de la capital de Baden-Württemberg y se consolidó como una pieza imprescindible en su primer curso en la Bundesliga: Pavard es el único futbolista de campo que ha disputado todos los minutos de liga con el Stuttgart. Titular en los 34 partidos de la Bundesliga, solo vio dos tarjetas amarillas y no padeció lesiones.

Artículo relacionado: No se pierdan a Pavard

Pavard llamó la atención de Didier Deschamps en noviembre de 2017. Debutó con la selección absoluta el 10 de noviembre ante Gales, saliendo desde el banquillo en el lugar de Christophe Jallet. Lo probó con la clasificación ya sellada, en su cásting de laterales derechos, y quedó bastante convencido. Su primer encuentro como titular no llegó hasta el 27 de marzo de 2018. El mismo día en el que se estrenó Lucas Hernández en un en un once de los bleus: el célebre amistoso contra Rusia. También repitió en el amistoso contra Italia. Pavard y Lucas Hernández (¿casualmente?) jugaron de inicio los dos mismos encuentros de preparación y se acabaron convirtiendo en los dos laterales titulares de Deschamps. Pavard se ha asentado en el lateral derecho, aunque con la selección sub-21 ha actuado en todas las demarcaciones posibles de la zaga. El defensa del Stuttgart fue titular en siete encuentros del proceso clasificatorio para el Europeo de Polonia 2017 y repitió en otros tres de la siguiente generación, alternando las posiciones de central, lateral derecho e incluso lateral izquierdo. De hecho, Pavard acudió al citado Europeo sub-19 de Grecia 2015 como suplente de Lucas Hernández en el lateral izquierdo, dada su polivalencia en un torneo con pocos convocados. No es particularmente rápido y a veces ha pecado de ingenuo o poco contundente en su área, pero Pavard es un zaguero elegante, que garantiza una fabulosa salida de balón gracias a su precisión en el desplazamiento largo y su sensibilidad para filtrar pases verticales. También va bien por alto y se siente cómodo anticipándose al rival. En el Mundial ha sufrido en lances en los que le buscan en el uno contra uno extremos muy habilidosos, pero hasta ahora también ha convencido a Didier Deschamps.

Pavard con las inferiores francesas. Foto: Tomàs Martínez
Pavard con las inferiores francesas.

Fotografías: MarcadorInt/Tomàs Martínez (Todos los derechos reservados).

Related posts

2 comments

Lucas es una locura de jugador, central que es mejor lateral que el 95% de los laterales. Si mejora en el juego de asociación será una leyenda del fútbol. El mayor error que ha cometido la selección española en décadas.

Perico, no sé si es un error de la selección española. Quiero decir, estoy de acuerdo totalmente con que Lucas es un jugadorazo. Y tampoco tengo todos los datos del caso, no sé si tu sí, no lo seguí del todo. Pero Lucas estaba en trámites para nacionalizarse, y necesitaba que se completasen para jugar con españa. La culpa entonces sería no de la selección o la RFEF sino de la lentitud del sistema legal español, en particular el relacionado con nacionalización de extranjeros. En Rusia por ejemplo, estaban tardando demasiado en ‘darle los papeles’ a Mario Fernandes y Putin lo aceleró todo con un decreto presidencial. No es que las formas de Putin haya que copiarlas o quererlas. Tampoco se trata de que el que esté en Moncloa intervenga. Pero de algún modo perdimos a Lucas por tema legislativo, y eso si habría que intentar que no se repita en el futuro.

Por cierto tiene toda la pinta de que Pavard se lo va a llevar un equipo mediano-grande o grande antes de que acabe este més.

Deja un comentario

*