Una medalla para acreditar la etiqueta de generación dorada

Bélgica Mundial Focus

Bélgica ya tiene un motivo extra de orgullo para cuando recuerde Rusia 2018: ha completado el mejor Mundial de su historia. La generación dorada del fútbol belga, que lleva más de un lustro soñando con hacer algo grande, ha superado la clasificación de la exitosa generación de los años 80, cuarta en México ’86 y subcampeona de Europa en 1980. La medalla quizás tendrá un sabor amargo a corto plazo, por la decepción que supuso quedarse fuera de la gran final, pensando en lo que habría ocurrido si hubiesen podido medir sus fuerzas contra Croacia. Sin embargo, la perspectiva convertirá en leyendas del fútbol belga a los Courtois, Kompany, De Bruyne, Lukaku, Eden Hazard y compañía. Se plantaron entre los cuatro mejores de una Copa del Mundo y luego siempre podrán decir que terminaron ligeramente mejor que sus predecesores en 1986. La medalla de bronce reconocerá los méritos de esta generación dorada. Tan dorada como el color de la camiseta con la que se impusieron a Inglaterra en el duelo por el tercer puesto.

Bélgica 2 (Meunier 4′, Hazard 82′)
Inglaterra 0

Belgica vs Inglaterra - Football tactics and formations

Roberto Martínez rotó menos que Inglaterra, que dispuso de un día menos de descanso y afrontó el duelo con el desgaste extra de la prórroga contra Croacia. El técnico de Balaguer premió a Youri Tielemans, en un guiño hacia el próximo ciclo de la selección, y lo alineó como titular en el lugar de Fellaini. También matizó su alineación con un recurso parecido al que le permitió derrotar a Brasil: Lukaku jugó cerca del perfil derecho y Kevin De Bruyne enlazó el centro del campo con la delantera. Más cambios realizó Inglaterra, que refrescó por completo la medular, introdujo a Jones por Walker y a Rose por Young. El carrilero del Tottenham fue el futbolista que más sufrió a lo largo del primer tiempo, completamente superado por Meunier, que regresó al once belga tras perderse el encuentro anterior por sanción.

Bélgica abrió la lata muy pronto, en una jugada que inició Chadli al ganar un salto por alto tras un balón largo de Courtois. Lukaku recogió la pelota y puso un pase perfecto para la carrera de Chadli, que atacó la espalda de Trippier. Luego el carrilero izquierdo de Bélgica centró para que Meunier rematara a placer al fondo de la red. Prácticamente en la primera jugada, Bélgica obtuvo la ventaja, el escenario con el que más cómodo se siente. Inglaterra se quedó sin imaginación en el centro del campo para atacar a Bélgica y Kevin De Bruyne y Meunier disfrutaron desplegándose a la contra. Así pues, Bélgica alternó fases del partido en las que amenazaba con espacios y otras en las que De Bruyne, Hazard y Tielemans se juntaban para combinar en corto. La superioridad del elenco de Roberto Martínez fue manifiesta, pero el acierto de Stones en sus intervenciones -bloqueó varios tiros que iban a puerta- mantuvo a Inglaterra en el partido.

Thomas Meunier of Belgium celebrates scoring his sides 1st goal during the 2018 FIFA World Cup 3rd/4th Play Off match at St Petersburg Stadium, St Petersburg Picture by Paul Chesterton/Focus Images Ltd +44 7904 640267 14/07/2018
Thomas Meunier marcó el 1-0. Foto: Focus Images Ltd.

Gareth Southgate intervino al descanso sentando a Rose y Sterling. Rashford acompañó a Harry Kane en ataque, Delph ocupó la posición de carrilero izquierdo y Lingard aportó algo más de calidad en el centro del campo. Inglaterra dejó de sufrir con las internadas de Meunier, atado en corto, y poco a poco se fue instalando en campo contrario. Romelu Lukaku no aprovechó las oportunidades que dispuso para ampliar la diferencia -perdonó dos ocasiones muy claras después de sendos pases geniales de Kevin De Bruyne, pero no estuvo atinado a la hora de controlar la pelota en su lucha con Kane por la Bota de Oro- y Bélgica fue reculando hasta ceder la iniciativa por completo a su rival. Creció la influencia de Eric Dier, que asumió la responsabilidad de filtrar pases de calidad en el último tercio, pero Inglaterra no pudo igualar la contienda: Alderweireld le negó el gol a Dier con un despeje bajo palos y un par de acciones a balón parado terminaron en remates desviados. Tampoco conectó Kane con un disparo cruzado de Lingard que no desvió por centímetros.

Bélgica aguantó un rato largo de chaparrón y acabó deshilachando a Inglaterra a la contra en el último cuarto de hora. Mertens, Hazard, De Bruyne y Meunier empezaron a estirar al equipo con combinaciones vertiginosas que rajaron el sistema defensivo inglés. El primer aviso llegó en un contargolpe perfecto que culminó Meunier, cuyo disparo de volea despejó Jordan Pickford. En la segunda, Eden Hazard no perdonó ante la salida del guardameta del Everton. El 2-0 sentenció el partido por la medalla de bronce, que acredita a la Bélgica de 2018 como la mejor Bélgica de la historia de los Mundiales.

Alderweireld salvó bajo palos un tiro de Dier. Foto: Focus Images Ltd.
Alderweireld salvó bajo palos un tiro de Dier. Foto: Focus Images Ltd.
Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

6 comments

No te preocupes que aquí estoy jaja, aunque hoy venía a decir que durante un rato en la segunda parte me ha gustado bastante Inglaterra, mereciendo el 1-1 y tal, pero Bélgica a la contra es un peligro.
PD: Southgate, aunque parece un tío educado y eso se agradece, me sigue pareciendo un entrenador muy mediocre, no sé porque algunos le ponéis en los altares si no ha empatado con nadie.

Siento que era el mundial de Bélgica, quedo algo nostálgico y se que cada que recuerde Rusia 2018 pensaré en ello, a menos claro que mañana ganen los balcánicos.

Esta Bélgica juega bastante mejor que la de los 80. Mucho más técnica y sabe llevar el ‘tempo’ de los partidos a la perfección. Ví jugar a los Pfaff (porterazo), Gerets, Millecamps, Grun, Vercauteten, Vandereycken, Ceulemans (excelente jugador), Van Moer (en la Euro80), VanderBergh, Ludo Coeckx, etc…
Muy buenos recuerdos… pero ésta selección es simplemente EXCELENTE. Sólamente juntar a Hazard y De Bruyne en el mismo equipo … me parece que es una exquisita ’delicatessen’. Saludos cordiales.

Era un muy buen equipo, pero coincido en la lectura general. Con el matiz de que tenía el mérito extra de que eran los primeros, los que rompieron barreras en el fútbol belga, algo muy importante para abrir paso a los demás. Al final no existían tantos jugadores con roles tan importantes en tantos clubes TOP de Europa. La Eurocopa de 1980 es muy buena y al final comparar épocas es complicado porque el fútbol ha cambiado mucho.

Deja un comentario

*