Tulipán marchito

Coach Danny Blind of Netherlands during the International Friendly match at the Ernst Happel Stadium, Vienna
Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222
04/06/2016
***UK & IRELAND ONLY***
EXPA-PUC-160605-5238.jpg

Los selección de los Países Bajos camina por el desierto bajo un sol de justicia y lo hace sin rumbo fijo, perdida, con el riesgo de no llegar a ninguna parte en el futuro más cercano. Por primera vez en catorce años una de las grandes potencias del fútbol continental se vio obligada a disputar un partido de competición oficial sin la presencia de Arjen Robben, Wesley Sneijder –lesionado–, Robin van Persie o Rafael van der Vaart, algunas de las grandes figuras de la Oranje en épocas recientes. Si Italia, por citar un único ejemplo, camufla sus carencias con un gran trabajo de pizarra y la ambición sin límite de sus futbolistas, en el combinado dirigido por Danny Blind no hay demasiados aspectos positivos a los que agarrarse. Cuando uno repasa la alineación naranja no encuentra ni un solo nombre que compita de tú a tú con los cincos o seis futbolistas europeos más destacados en su posición. Sobran buenos jugadores de equipo, promesas que todavía no han roto en lo que apuntaban y chicos jóvenes que en las últimas cuatro décadas quizá no hubiesen alcanzado la selección absoluta con tanta facilidad. A este extraño cóctel es preciso añadirle un ingrediente más, su entrenador. Las decisiones tomadas desde el banquillo (Klaassen como extremo izquierdo o el lateral zurdo Willems como extremo derecho buscando la remontada) no siempre parecen las más consistentes.

Ante una Francia bastante desdibujada (Griezmann no compareció, Sissoko vivió ajeno a todo en su isla de la banda derecha, los laterales no consiguieron pesar en el encuentro tanto como hubiesen deseado y Payet ni siquiera dejó un mísero chispazo de la calidad que atesora), Países Bajos mordió el polvo como local en el Amsterdam ArenA. Lo intentaron de todas las maneras: abriendo el campo merced a las constantes arrancadas de Karsdorp por el costado derecho e incluso con un fútbol más directo a lo largo de la segunda mitad, ya con Bas Dost sobre el césped, pero el caudal ofensivo se quedó corto. El buen hacer de Laurent Koscielny en el centro de la zaga gala y los reflejos de Hugo Lloris bastaron para contener a los tulipanes. Sin tratarse de un pésimo partido, puesto que la emoción se mantuvo intacta hasta el pitido final, sí decepcionó en cierto modo: los hombres de Danny Blind venían de obtener un triunfo contundente ante Bielorrusia (4-1) y se intuía que quizá la noche podría marcar un pequeño punto de inflexión en su trayectoria ante rivales de envergadura. Nada más lejos de la realidad. Y en el bando contrario, Didier Deschamps tampoco podrá sacar demasiado pecho si su análisis no se ciñe únicamente al resultado.

Países Bajos 0
Francia 1 (Pogba, 30′)

HOLANDA vs FRANCIA - Football tactics and formations

Decidió un disparo seco de Paul Pogba desde más de 30 metros.

Danny Blind: Francia era favorita antes del partido y lo sigue siendo después de él, pero únicamente son tres puntos. Queda mucho por jugar.

Vincent Janssen of Netherlands during the International Friendly match at the Ernst Happel Stadium, Vienna Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222 04/06/2016 ***UK & IRELAND ONLY*** EXPA-AFO-160604-5017.jpg
Vincent Janssen reclamó un posible penalti por mano de Koscielny.
Foto: EXPA Pictures/Focus Images Ltd.
Foto de portada: EXPA Pictures/Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*