Inglaterra-Bélgica: una final ambigua

Roberto Martínez Bélgica FOcus

Muchos observadores esperaban el Inglaterra-Bélgica para calibrar si, realmente, estas dos selecciones son tan impresionantes como han parecido en sus dos primeros encuentros o realmente han aprovechado que su oposición hasta la fecha (Túnez, Panamá) era menor. Probablemente, todos ellos se quedarán sin poder contestar aún a esa pregunta, porque con ambos equipos clasificados y la sensación de que el camino en los cruces será más asequible para quien termine segundo de grupo han convertido esta final por la primera plaza en un duelo en el que no está demasiado claro si a los contendientes les interesa ganar. De hecho, ambos técnicos tuvieron que contestar ayer a esa pregunta, tan extraña en la previa de un partido de fútbol: “¿Queréis la victoria mañana?”.

Gareth Southgate, siguiendo los cánones de la cultura deportiva británica, contestó que sí, que lo más importante es desarrollar una mentalidad ganadora, seguir consiguiendo sensaciones positivas y no pensar más allá del choque ante los belgas. En Inglaterra, la selección es importantísima, y se enjuicia de manera detallada todo lo que le ocurre incluso en los amistosos. Hablamos de un país que sigue considerando un duelo de exhibición ante Hungría en 1953 como “el partido del siglo”, y si el recuento de estadísticas en el fútbol internacional no distingue entre encuentros competitivos oficiales y amistosos es por influencia de su cultura. Más allá de que el técnico pueda introducir varias novedades, no hay duda: Inglaterra saldrá a ganar. Incluso parece que Harry Kane va a ser titular, ya que el delantero está inmerso en la pelea por acabar como máximo goleador y desea disponer de los máximos minutos posibles. A los que sí debería dejar fuera Southgate es a los dos jugadores que hasta ahora han visto una cartulina amarilla: Kyle Walker y Ruben Loftus-Cheek. Dele Alli, tras perderse el duelo ante Panamá, ha completado los dos últimos entrenamientos y es posible que reaparezca.

England Manager Gareth Southgate during the England press conference at Kaliningrad Stadium, Kaliningrad Picture by Paul Chesterton/Focus Images Ltd +44 7904 640267 27/06/2018
Gareth Southgate quiere inculcar una mentalidad ganadora en la selección de Inglaterra. Foto: Focus Images Ltd.

Roberto Martínez, en cambio, anunció sin tapujos que iba a reservar a sus mejores hombres porque, a su modo de ver, “la prioridad era clasificarnos y ya lo hemos logrado; no sería profesional arriesgar a los futbolistas amenazados de sanción o a los que arrastran problemas físicos o desgaste y perderlos para el partido de octavos”. En este sentido, se especula con la posibilidad de que cambie a todo el equipo titular salvo al portero, al que sí prefiere dar continuidad. Será interesante comprobar cómo se encuentran Vincent Kompany y Thomas Vermaelen, que llegaron al Mundial lesionados y obligaron al entrenador de Balaguer a mantener en en la concentración hasta última hora a Laurent Ciman por si había que reemplazarlos. El de hoy era el compromiso señalado para su reaparición, y en función de las sensaciones que transmitan uno de los dos podría entrar por Boyata en la próxima ronda. Kevin de Bruyne, Yannick Carrasco y Axel Witsel están apercibidos, por lo que no se les espera ni un minuto sobre el campo, mientras que Romelu Lukaku y Eden Hazard acabaron el último encuentro con molestias menores y tampoco deberían participar.

Quien gane será primera, y en caso de empate decidirían las tarjetas. Hasta ahora, los ingleses han visto dos amarillas y los belgas tres. Cuando empiece el partido ya se habrá resuelto el grupo de Senegal, Japón y Colombia, que es aquel con el que se cruzarán ambos equipos en octavos.

Alineaciones probables: Bélgica-Inglaterra, jueves 28 a las 20h

Belgica vs Inglaterra - Football tactics and formations

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*