Croacia-Inglaterra: el ganador del lado ‘débil’

Focus.

El camino catalogado por muchos como asequible llega a su fin en el estadio Luzhniki de Moscú. Croacia e Inglaterra se encuentran ante una oportunidad sin igual de presentarse en la final de un Mundial. Ambas han recorrido una larga travesía del desierto hasta volver a unas semifinales -Croacia no lo hacía desde el 1998 e Inglaterra desde el 1990- sin embargo, lo que en su día César Luis Menotti bautizó como urgencias históricas apremian a priori al combinado de los Three Lions. Tanto por la entidad de las selecciones como por la relativamente joven historia de Croacia, sólo existe un precedente entre las dos selecciones en una fase final; fue en la Eurocopa de Portugal 2004 con victoria 4-2 para los ingleses y una actuación estelar del por aquel entonces jovencísimo Wayne Rooney. Ambos equipos difieren bastante en su esquema y en la tipología de sus jugadores pero seguramente los dos comparten una paradoja: pese a llegar a las semifinales, la trayectoria de Croacia e Inglaterra en este Mundial parece haber ido de más a menos. El prometedor pleno 9/9 en la Fase de Grupos elevó el concepto sobre el conjunto ajedrezado, sin embargo los de Zlatko Dalic han sufrido muchísimo en eliminatorias ante selecciones con menos cartel como Dinamarca y Rusia. Del mismo modo, el vendaval ofensivo de los pupilos de Gareth Southgate en la primera hora de encuentro ante Túnez avivó las expectativas pero a cada partido que ha ido avanzando se han diluido los restos de aquella exuberancia y ha permanecido, eso sí, una gran solidez y una efectividad en el juego aéreo incontestable. Parece claro que las dos selecciones empiezan a andar justas de frescura tanto física como mental, pero qué es el Mundial sino una carrera de supervivencia.

Artículo relacionado: Wembley 2007, la primera gran exhibición de Luka Modric

Jordan Pickford envía a córner el trallazo de Uribe en el 92'.
Jordan Pickford es uno de los nombres propios de Inglaterra. En los dos últimos partidos ha tenido que actuar a un gran nivel para garantizar el pase de su selección. Foto: Focus Images Ltd.

En manos de Modric y Rakitic

La mayor baza de Croacia ante este partido es sin duda el espectacular momento de Luka Modric acompañado de un Ivan Rakitic que no se queda muy lejos. Teniendo en cuenta el último precedente del enfrentamiento entre Modric y Jordan Henderson en la final de la Champions de Kiev uno podría estar tentado de darle la batalla por ganada al centrocampista del Real Madrid. Pero obviamente esta selección inglesa es mucho menos vertical que aquel Liverpool y, por lo tanto, también más difícil de atacar. Henderson va a estar mucho más acompañado en la medular y el 3-5-2 de Southgate le da sobre el tapete ventaja numérica a los Three Lions. Veremos si el seleccionador inglés acepta el dominio de la pareja de centrocampistas de LaLiga con tal de priorizar una reacción a la contra o pretende ahogar a la medular croata. Del mismo modo, es todavía una incógnita saber si Zlatko Dalic mantendrá a Kramaric por delante o puede introducir otro centrocampista como por ejemplo Marcelo Brozovic y dejar algo más suelto a Modric. En el lateral derecho, Sime Vrsaljko había faltado a alguna parte de los entrenamientos previos pero todo lo que no sea la titularidad del jugador colchonero sería una gran sorpresa. Por último, otro aspecto que debe preocupar a Dalic es el juego aéreo; no sólo por la gran efectividad inglesa en esta faceta -ocho de sus once goles han llegado de esta forma- también porque es en el aspecto en el que Croacia se ha mostrado más vulnerable –tres de los cuatro goles encajados han llegado a balón parado-.

Prueba de madurez

Tal y como hemos apuntado, la última vez que Inglaterra llegó a semifinales fue en el Mundial de Italia 1990. Pues bien, hay un dato que habla bastante bien de lo que supone volver a alcanzar esta meta para los Three Lions: 17 de los 23 convocados no habían nacido por aquel entonces ¿Por qué es importante esto? Porque pese a toda la entidad que tiene el fútbol inglés, a efectos prácticos esta generación de jugadores tiene el mismo legado y experiencia que pueda tener Croacia u otras selecciones menores. Habrá que ver si este es un elemento que pese a la hora de la verdad o si realmente la juventud de muchos de sus integrantes no será un problema.

Luka Modric of Croatia during the UEFA Euro 2016 match at Stade Bollaert-Delelis , Lens, France. Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222 25/06/2016 *** UK & IRELAND ONLY *** EXPA-EIB-160626-0059.jpg
La actuación de Luka Modric en este Mundial está siendo espectacular y bien le podría valer un Balón de Oro a finales de año. Foto: Focus Images Ltd.

Mientras tanto, la euforia sigue desatada en las islas. Inglaterra solventó con un papel correcto su cruce de cuartos y es posible que la fórmula que sometió a Suecia sirva también para Croacia. Los de Southgate explotaron la velocidad de Sterling y de Lingard para castigar la espalda de los centrocampistas en zonas de tres cuartos o directamente la retaguardia de los centrales. Croacia comparte con Suecia la misma característica, la de no ser un equipo especialmente veloz o explosivo en su columna central (Lovren-Vida-Rakitc-Modric/Brozovic) así que podría ser un posible filón que explotar. Pese a ser un equipo abonado al gol en acciones de estrategia y penaltis, hay otro dato que debería generar cierta reflexión en la selección inglesa: en los dos primeros partidos los de Southgate tiraron 15 veces a puerta mientras que el balance en los tres siguientes es de 6 tiros en total. Está claro que la entidad de Túnez y Panamá adultera un poco la estadística pero sí es cierto que ha habido momentos -especialmente contra Colombia- en los que Inglaterra parecía gozar de pocos recursos más allá del inspirado Harry Kane.

Artículo relacionado: Un largo camino desde las catacumbas del fútbol inglés

En el aspecto defensivo, la manera de cortarle las vías de salida a Modric será otro de los apuntes interesantes; una opción sería que Henderson se encargase de él o incluso si finalmente juega más arriba, uno de los tres centrales que quede libre podría ir a buscarle un poco más. Más allá de apriorismos tácticos es evidente que este duelo de semifinales es también una prueba de grandeza y altura futbolística para dos generaciones de jugadores con carreras brillantes en sus clubes pero muy poco acostumbrados a rondar por estos lares en competiciones de selecciones.

Alineaciones probables: Croacia–Inglaterra, miércoles 11 a las 20h.

Croacia vs Inglaterra - Football tactics and formations

Inglaterra (5-3-2): Pickford, Trippier, Walker, Stones, Maguire, Young; Lingard, Henderson, Alli; Sterling, Kane
Croacia (4-3-3): Subasic, Vrsaljko, Lovren, Vida, Strinic; Modric, Brozovic, Rakitic; Rebic, Mandzukic, Perisic

Imagen Portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*