Irán-Portugal: la telaraña de un viejo conocido, el último obstáculo luso

Cristiano Ronaldo of Portugal during the UEFA Euro 2016 match at Stade Geoffroy-Guichard, Saint-Étienne, France. 
Picture by Paul Chesterton/Focus Images Ltd +44 7904 640267
14/06/2016

El último obstáculo que separa a Portugal de los octavos de final del Mundial de Rusia habla portugués. La selección iraní dirigida por Carlos Queiroz afronta la última jornada de la fase de grupos con opciones de acceder a las rondas eliminatorias del torneo, aunque para ello debe ganar al vigente campeón de Europa. En según qué escenarios le podría valer con el empate, pero entonces necesitaría que España cayera ante Marruecos por más de un gol de diferencia. Aun así, Irán está en disposición de hacer historia: sueña con superar la fase de grupos del Mundial por primera vez en su historia, aunque para ello debería derrotar por primera vez a una selección europea en una Copa del Mundo.

Portugal accederá a la fase eliminatoria en caso de empate o victoria, lo que le permitirá afrontar el último choque de la fase de grupos con relativa serenidad. Aunque el equipo obligado a ganar sea Irán, es posible que el conjunto asiático renuncie a llevar la iniciativa en la primera fase del choque. Irán se siente mucho más cómoda en un repliegue intenso, con muchos futbolistas en su propia mitad de campo, a la espera de desplegarse al contragolpe o en alguna acción a balón parado. Lo demostró ante España y lo demostró ante Marruecos, como venía haciendo también en la fase de clasificación asiática. El primer paso para ganar en Irán es desesperar al rival y jugar con su nerviosismo. Y también lo intentará ante Portugal, la gran favorita en el choque de la tercera jornada. A Portugal le vale el empate, pero seguramente las opciones de Irán pasan por mantener el partido en el alambre, en un limbo en el que cualquier episodio pueda hacer saltar por los aires la serenidad lusa. Buscará un escenario en el que mantenga la portería a cero y quede a un gol de dar la campanada-en un arreón final, en una jugada de estrategia, en una laguna de concentración de Portugal-. Baila en las previas la titularidad de Alireza Jahanbakhsh según su estado físico: tras retirarse lesionado ante Marruecos, jugó el tramo final ante España y es un arma que se antoja imprescindible para Irán si se encuentra en plenitud.

Manager Fenando Santos of Portugal during the UEFA Euro 2016 match at Stade Bollaert-Delelis , Lens, France. Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222 25/06/2016 *** UK & IRELAND ONLY *** EXPA-FEI-160626-5083.jpg
Fernando Santos no dudó a la hora de elogiar a Irán. Foto: Focus Images Ltd.
Con Fernando Santos, la selección portuguesa también ha demostrado manejarse como pocas en el alambre. En el juego de equilibrios, de saber sufrir, de resistir ante un equipo que ataca con todo. A pesar de que la línea defensiva no se ha mostrado tan segura como en las rondas finales de la Eurocopa 2016 (Guerreiro sufrió mucho ante Amrabat, Pepe ha tenido algunos errores poco habituales con la selección), cuando más sufre es cuando más indestructible parece. Le incomoda más llevar el peso de los partidos con el balón y atacar equipos que se encierran. Es un escenario que no se ha encontrado hasta ahora en el Mundial (en ambos encuentros se ha adelantado en los primeros cinco minutos de juego) y que querrá propiciar Irán. Por este motivo es importante la disponibilidad de Joao Moutinho, que podrá jugar después de superar una gripe, para dar fluidez en el centro del campo. Las únicas dudas en el once luso son el jugador que ocupe la banda izquierda del ataque luso (si repetirá Joao Mario) y la posible inclusión de André Silva en un encuentro en el que Guedes apenas disfrutará de espacios para correr. Ambos incluso podrían coincidir en el mismo once. Carlos Queiroz, seleccionador de Portugal en el Mundial de 2010, espera que su sólida defensa baste para neutralizar el centro del campo portugués y desconecte del juego a Cristiano Ronaldo. El capitán luso ha arrancado el torneo en forma y ha sido el único futbolista de Portugal capaz de perforar la portería rival, pues los cuatro goles de Portugal en esta Copa del Mundo llevan su firma. Uno de los retos del equipo de Fernando Santos será diversificar su abanico de amenazas en campo contrario, aunque mayor es el desafío iraní de minimizar el impacto de CR7 en el marcador.

Consciente de la dificultad del rival y el peligro que supone para su equipo afrontar el choque decisivo con un exceso de confianza, Fernando Santos no escatimó elogios cuando se refirió a la selección de Irán: “Tuve la oportunidad de ver los dos partidos en el Mundial y los otros 10 de la fase de clasificación y desde luego tengo la certeza de que es un equipo muy bien organizado, que tiene jugadores de calidad y que garantizó por segunda vez consecutiva su presencia en un Mundial. Tiene jugadores con experiencia, algunos juegan en campeonatos europeos. Ellos demostraron sus capacidades ante Marruecos y España, cuando pusieron de manifiesto su organización defensiva. Pero también su capacidad de contraataque. Será un partido muy duro, extraordinariamente difícil para ambos equipos. Irán es un gran equipo, al contrario de lo que quieren hacer parecer”. Portugal parte con ventaja en la clasificación, dispone de más recursos y tiene plena confianza en sus facultades después del refuerzo que supuso para este grupo ganar la Eurocopa. Pero si algo ha demostrado Irán es que se le puede atragantar a cualquiera en un mal día.

Alineaciones probables: Irán-Portugal, lunes 25 a las 20h.

Iran vs Portugal - Football tactics and formations

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*