Las dudas del anfitrión

Golovin, sustituido al descanso, después del pitido final

Rusia no gana para disgustos en los meses previos al Mundial. El anfitrión llega a su torneo sumido entre dudas, lesiones y malos resultados que no ilusionan a su hinchada. El conjunto ruso se presentará a la Copa del Mundo después de enlazar siete amistosos sin conocer la victoria. Desde que terminó la Copa Confederaciones, solo ha ganado ante una selección (Corea del Sur), en un encuentro disputado en octubre. Además, las lesiones de varios de sus integrantes, sobre todo en la defensa, han obligado a Cherchesov a cambiar de planes sobre la marcha: si en la Confederaciones vimos a una selección rusa que jugaba con una línea de tres defensas, en los últimos amistosos previos al Mundial ha recuperado una zaga de cuatro efectivos y ha reforzado la medular. Vasin, Dzhikiya y Kambolov son bajas sensibles en defensa, mientras Kokorin es otra pérdida relevante en ataque.

Team managers Franco Foda of Austria and Stanislav Cherchesov of Russia during the International Friendly match at Tivoli Stadium, Innsbruck Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222 30/05/2018 *** UK & IRELAND ONLY *** EXPA-GRO-180602-5117.jpg
Stanislav Cherchesov seguramente cambiará el esquema exhibido en la Copa Confederaciones. Foto: Focus Images Ltd

Por otra parte, sí existe un esfuerzo de Rusia por regenerar a su equipo. Akinfeev se mantiene bajo palos y Zhirkov es un recurso en la banda izquierda, pero el resto de la plantilla es bastante más joven que en torneos anteriores. Con la salvedad del eterno Sergey Ignashevich, que abandonó su retirada con la selección para reforzar una línea defensiva castigada por las lesiones. Entre los potenciales titulares, solo Zhirkov, Ignashevich y Samedov superan los 32 años. La apuesta por un nuevo perfil de jugadores en un país donde no hay tanto donde elegir se verá a partir de este Mundial, aunque la nacionalización de dos internacionales con Alemania en categorías inferiores como Rausch y Neustädter no acabó de dar sus frutos para ampliar el abanico de futbolistas rusos disponibles.

Artículo relacionado: Consulta aquí todas las listas de convocados para el Mundial 2018

Es precisamente alrededor de los chicos más jóvenes donde encontramos la principal esperanza de Rusia. Varios talentos emigraron en busca de oportunidades, sin suerte, pero los que han jugado con regularidad en la liga local tienen buena pinta. La consolidación de Golovin como un futbolista importante en el CSKA de Moscú es una noticia de un gran impacto en la selección rusa. Centrocampista o mediapunta de 22 años, Golovin encarna un prototipo de jugador que no abunda en su país: es elegante en la conducción, técnico en los toques y creativo en el último tercio. No tiene mucho gol, pero le pega bien a balón parado. Ya participó en la última Eurocopa, en un contexto muy poco favorable, por lo que ya sabe lo que es disputar un gran torneo en la selección. Otro miembro de la nueva camada rusa es Aleksey Miranchuk, el bueno de los dos mellizos Miranchuk. Aleksey milita en el Lokomotiv y es otro futbolista único en Rusia: también mediapunta, destaca por su depurada técnica y el golpeo con la pierna izquierda. Es un futbolista de enorme calidad, que cumplirá 23 años en octubre, y uno de los principales argumentos de Rusia para acercarse a la portería rival, aunque no siempre es titular en los amistosos. Si Rusia junta a Dzagoev, Golovin y Aleksey Miranchuk tendrá motivos para sacar alguna conclusión positiva del Mundial. Aunque, por otro lado, las limitaciones son múltiples en el anfitrión: el balón circula a cámara lenta, la defensa es muy pesada y sufre con los balones a su espalda, le cuesta conectar con Dzyuba o Smolov en el área contraria, sufre para recuperar el balón y no es un equipo rápido al contragolpe salvo que lo dirija Denis Cheryshev.

Lista definitiva de Rusia:

Porteros: Igor Akinfeev (CSKA Moskva), Vladimir Gabulov (Club Brugge), Andrei Lunyov (Zenit).

Defensas: Fyodor Kudryashov (Rubin Kazan), Vladimir Granat (Rubin Kazan), Ilya Kutepov (Spartak Moskva), Andrei Semyonov (Akhmat), Sergei Ignashevich (CSKA Moscú), Aleksandr Samedov (Spartak Moskva), Igor Smolnikov (Zenit), Mário Fernandes (CSKA Moskva), Yuri Zhirkov (Zenit)

Medios: Yuri Gazinsky (FC Krasnodar), Daler Kuzyaev (Zenit), Aleksandr Yerokhin (Zenit), Aleksandr Golovin (CSKA Moskva), Roman Zobnin (Spartak Moskva), Alan Dzagoev (CSKA Moskva), Aleksei Miranchuk (Lokomotiv Moskva), Denis Cheryshev (Villarreal CF), Anton Miranchuk (Lokomotiv Moskva).

Delanteros: Fyodor Smolov (FC Krasnodar), Artyom Dzyuba (Arsenal Tula).

Igor Akinfeev , Fyodor Kudryashov , Alexandr Golovin , Yuri Zhirkov , Roman Zobnin , Mario Fernandes , Sergei Ignashevich , Daler Kuzyayev , Vladimir Granat , Alexandr Samedov , Fedor Smolov of Russia during the International Friendly match at Tivoli Stadium, Innsbruck Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222 30/05/2018 *** UK & IRELAND ONLY *** EXPA-GRO-180602-5090.jpg
Rusia llega al Mundial tras enlazar siete amistosos sin ganar. Foto: Focus Images Ltd.
Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

5 comments

¿No te parece que para que Rusia crezca deberían salir más los jugadores de Rusia? Me parece que hace años tenían más gen competitivo que ahora, no sé, incluso los equipos Rusos cada vez compiten peor en Europa…

Es uno de los temas de los que hablaba Capello cuando estaba en la selección. Venía a decir que tenía un abanico de 30 o 35 futbolistas entre los que elegir, lo que no le daba mayor margen de maniobra, entre los extranjeros que jugaban en clubes de Primera y los pocos rusos que había en el extranjero. También recuerdo hablar de este tema con André Schön, que conocía bastante la sociedad rusa, y hablaba de que los futbolistas eran algo acomodados. Ya no solo a nivel de actitud, sino de ambición deportiva: eran estrellas en sus clubes en la liga local, con un buen salario, y muchos de los destinos en el exterior no podían equiparar los recursos económicos de sus equipos de origen. Y aquellos que quizás sí podían hacerlo, no les iban a ofrecer quizás un rol preponderante en el equipo. Quizás haya algo de eso. Varios de los jóvenes talentos que prometían han emigrado a ligas de un segundo o un tercer escalón (hay un reportaje enlazado en el texto en el que se habla de ello a raíz de la generación subcampeona de Europa sub-19 en 2015), pero pocos se han asentado fuera.

Es que es eso, probablemente Dragoev podría jugar en una liga de más nivel, pero no iban a pagarle lo que le pagan en Rusia ni iba a jugar en un equipo de tanta aspiración como el CSKA, pero deportivamente ganaría más. Que solo juegue fuera Cherichev, y por sus circunstancias… Pero vamos, recuerdo precisamente a su padre, a Salenko, Nikiforov, Lediakov, y los del Racing, Radchenko, Faizulin, Ulianov, Popov, Shustikov, Zigmanotvich o Beschastnykh. Y eso ya sin contar los Karpin, Mostovoi y demás que tenían nivelazo. Pero los anteriores no eran mejores que muchos Rusos de ahora, pero competian semana si semana también con jugadores muy buenos, cosa que actualmente no hacen. Supongo que la mala experiencia de algunos tras la eurocopa de Austria-Suiza les haría pensarselo, pero al final entre lo que fichan de fuera, los que destacan que no se van es un tapón para los jovenes y para los propios rusos que hace que la selección Rusa cada vez parezca un poco peor.

Entre las ausencias por lesión de Vasin, Dzhikiya y sobre todo Kokorin, las ausencias por cuestiones deportivas de Neustädter, Rausch, Schénnikov, Shatov o Glushakov y la ausencia por cuestiones extradeportivas de Denisov, Rusia podría haber presentado en su Mundial una plantilla bastante más potente de la que a priori va a presentar.

Deja un comentario

*