Sadio Mané lidera a Senegal en su regreso al Mundial

The Liverpool team arrive including Sadio Mane prior to the Premier League match between Sunderland and Liverpool at the Stadium Of Light, Sunderland
Picture by Christopher Booth/Focus Images Ltd 07711958291
02/01/2017

Senegal disputará en Rusia el segundo Mundial en toda su historia. En el primero pusieron el listón muy alto, con una generación que eliminó a Uruguay, Francia y Suecia para caer en los cuartos de final ante Turquía. Dieciséis años más tarde, el capitán de los Leones de Teranga en 2002, Aliou Cissé, comanda la selección senegalesa desde el banquillo y ha aportado solidez defensiva a un equipo repleto de velocistas para contragolpear.

El sorteo de la fase de grupos fue benévolo para Senegal, pues evitó a las grandes favoritas. Comparte grupo con Polonia, Japón y Colombia, en el que seguramente sea el cuadro más igualado del Mundial. De este modo, la selección africana se permite la licencia de soñar con progresar al menos hasta las eliminatorias. Lo hace respaldado en el fabuloso estado de forma de Sadio Mané, su principal estrella. El extremo senegalés ya dejó una actuación portentosa en la fase de clasificación para el Mundial de 2014, cuando era futbolista del Salzburgo, y no ha dejado de crecer desde entonces: brilló en Europa con el conjunto austríaco, progresó en el Southampton en su aterrizaje en la Premier y llegará al Mundial como subcampeón de la Champions con el Liverpool. A sus 26 años, se encuentra en un punto óptimo de su carrera para un reto así.

Sadio Mane of Liverpool celebrates following the UEFA Champions League Semi-Final match at the Stadio Olimpico, Rome Picture by Russell Hart/Focus Images Ltd 07791 688 420 02/05/2018
Sadio Mané afronta el Mundial tras destacar en la Champions League con el Liverpool. Foto: Focus Images Ltd.

Pero Mané no es el único gran argumento de Senegal. La solidez defensiva viene acompañada del buen trabajo de Aliou Cissé en el banquillo y de la evolución de dos de sus defensores, como Mbodji y Kalidou Koulibaly. Especialmente en el caso del segundo. El central del Nápoles, nacido en Francia pero interancional con Senegal desde 2015, se ha erigido como uno de los mejores futbolistas del subcampeón de la Serie A. Sus extraordinarias facultades físicas le permiten defender lejos de su área y dominar el tráfico aéreo, pero también ha aprendido a tomar mejores decisiones, menos alocadas que en otras etapas de su carrera. Asimismo, su velocidad también será útil para apagar fuegos en las fases de descontrol.

Artículo relacionado: Consulta aquí todas las listas de convocados para el Mundial 2018

A sus dos principales referentes, asentados ya en clubes importantes en Europa, hay que sumar el elenco de extremos con desborde de la factoría senegalesa. Ismaïla Sarr, Keita Baldé o M’Baye Niang son atacantes portentosos para castigar a cualquiera a la contra. Veloces con espacios por delante y desequilibrantes en el uno contra uno, Senegal se siente cómodo cuando cede la iniciativa y espera desplegarse gracias a la rapidez de sus delanteros. Por otro lado, los Leones de Teranga carecen de creatividad en la medular. Su centro del campo destaca por su físico, los metros que abarcan sus medios y su capacidad para chocar, pero en partidos en los que debe llevar la iniciativa le cuesta imprimir un ritmo alto que desordene al adversario.

Lista definitiva de Senegal:

Porteros: Khadim N’Diaye (Horoya), Abdoulaye Diallo (Rennes), Alfred Gomis (SPAL).

Defensas: Kara Mbodji (RSC Anderlecht), Kalidou Koulibaly (SSC Napoli), Salif Sané (Hannover 96), Lamine Gassama (Alanyaspor), Moussa Wagué (KAS Eupen), Youssouf Sabaly (Girondins de Bordeaux), Saliou Ciss (Valenciennes).

Medios: Idrissa Gana Gueye (Everton), Cheikhou Kouyaté (West Ham United), Alfred N’Diaye (Wolverhampton), Cheikh N’Doye (Birmingham City), Badou N’Diaye (Stoke City).

Delanteros: Sadio Mané (Liverpool FC), Keita Baldé (AS Monaco), Ismaïla Sarr (Rennes), M’Baye Niang (Torino), Moussa Sow (Bursaspor), Mame Biram Diouf (Stoke City), Moussa Konaté (Amiens), Diafra Sakho (Rennes).

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

8 comments

El problema de los Africanos siempre es el mismo, los porteros, no dan seguridad alguna, errores tontos de los centrales (aunque en el caso Senegales no son malo centrales individualmente) y sobre todo nula capacidad creativa en el medio. Tienen un equipo fuerte, eso si, jugadores fuertes en lo fisico y de empujar, les puede ir bien si les dominan y presionan bien (tiene jugadores para ello aunque los Africanos siempre les ha costado mucho la presión en sus selecciones) porque como roben puede lanzar con espacios a tipos ideales para jugar así, pero como les dejen llevar el peso lo van a tener muy mal, porque incluso Sane sin espacios decae mucho.

Este grupo me recuerda mucho al de 2014 donde también estaban Colombia, Japón, una selección europea (Grecia) y otra africana (Costa de Marfil). En esa ocasión pasaron colombianos y griegos. Cómo veis este grupo? Yo pienso que Polonia tiene mejores individualidades que Grecia, pero hay que decir que como conjunto esa Grecia era muy difícil de superar. En el caso de Senegal, creo que había más nombres importantes en Costa de Marfil, pero también llegaban con mucha edad a esa cita los Drogba (36), Yaya Touré (31), Kolo Touré (33), Arthur Boka (31) o Didier Zokora (33). Por cierto, que en esos partidos se destapó Serge Aurier para el gran público. Quién podría ser el Aurier de este año?

Se destapo y luego se ha quedado un poco para mi. A mi de las Africanas las que me dan más seguridad son Nigeria y Egipto, aunque la que mejor grupo tiene es Senegal. Pero los equipos Africanos suelen ser impredecibles, capaz de lo mejor y lo peor en el mismo partido.

A mí fíjate que la más equilibrada de todas las africanas me parece Senegal. Nigeria la veo con mucho atacante de nivel pero en defensa huele a despropósito y Egipto quizás lo contrario, parecen decentes en defensa pero únicamente tienen a Salah en ataque. Senegal tiene una columna interesante, pareja de central de bastante nivel, medio campo de tochos con experiencia Premier y muy buenas piezas en ataque.

Por plantilla me parece de lejos la mejor selección africana: Koulibally y Sané de centrales, medio de Kouyaté, Gueye y N’Diaye(Stoke), Mané y Baldé de extremos y varias opciones de DC decentes. Lo malo (y bueno a la vez) es que solo tienen una velocidad, pero si son capaces de ejecutarla bien pueden ser un gran problema y ganar al cualquiera por pura potencia.

Mira que han pasado años desde la sorprendente Camerún que nos enamoro a muchos chiquillos de entonces y apunto de entrar en la 3 década del siglo XXI siguen siendo las selecciones africanas las que esperamos que sean esa gran sorpresa que alegré el mundial aunque no lleguen a la final y eso nos vuelva a recordar las lágrimas de Camerún dando la vuelta al campo cuando fueron eliminados. Espero poder ver alguna vez un campeón del mundo de África

Maravilloso ese recuerdo… cómo olvidar a esos N´Kono (mi ídolo por aquel entonces), Roger Milla, Oman-Billik… yo también lloré con su eliminación contra Inglaterra, a puntito estuvieron de dar la sorpresa en un partidazo (yo lo recuerdo así) en el que se pusieron 2-1 remontando para acabar sucumbiendo en la prórroga.

Para mí Senegal (junto con Perú) va a ser la revelación de este Mundial, no digo que lo vaya a ganar ni mucho menos, pero creo que a octavos pasa y ahí dará guerra.

Deja un comentario

*