Suecia-Inglaterra: una oportunidad histórica

Harry Kane(c) of England in action during the England v Tunisia 2018 FIFA World Cup match at Volgograd Arena, Volgograd
Picture by Paul Chesterton/Focus Images Ltd +44 7904 640267
18/06/2018

Llegó la hora de la verdad para la Inglaterra de Gareth Southgate, una selección menos rutilante que muchas de sus antecesoras pero bastante más coral y eficiente en su reparto de responsabilidades. El poder del grupo y la impecable gestión de su técnico maximizan las opciones de un grupo de futbolistas convencidos de sus posibilidades en Rusia, más si cabe tras apear a Colombia en los octavos de final, rompiendo una barrera histórica desde los once metros. La positividad y la ilusión marcan el día a día de los Three Lions, quienes se obligan a lidiar con la presión. Eliminadas Alemania, Uruguay, Portugal, España, Argentina o Brasil, todas las miradas se centran en un bloque al que se le coloca la etiqueta de favorito para apear a Suecia en los cuartos de final y hacer lo propio con el ganador del Rusia-Croacia en semifinales. No lograrlo supondría desaprovechar una oportunidad única. Harry Kane (24 años), el gran emblema de esta generación de futbolistas menos glamurosos, está preparado. También Pickford, una garantía bajo palos hasta la fecha. Ellos dos, junto a los Sterling, Dele Alli -recuperado de sus problemas físicos-, Stones o Lingard esperan con ansia una noche trascendental para medir la candidatura inglesa.

Salvo sorpresa, Young mantendrá su plaza en el carril izquierdo a pesar de arrastrar sendos golpes en el tobillo y en el muslo. Quien podría no llegar a tiempo para el cruce de cuartos es Vardy, pues el delantero del Leicester ha sido sometido en las últimas horas a una segunda infiltración en la ingle. Kane, con calambres ante Colombia, no se perderá un duelo de una dimensión extraordinaria para Inglaterra: ya son 28 los años sin pisar una semifinal de la Copa del Mundo. Y Dele Alli, la gran duda en los planes de Southgate, también apunta a titular. Si finalmente se cae del once, su sustituto podría ser Eric Dier, lo que obligaría al mediocentro del Liverpool Jordan Henderson a adelantar unos metros su posición. Las cualidades de Alli y las fortalezas de Suecia invitan a pensar que el centrocampista spur debe tener un impacto importante en el partido, de mantener el tono físico. Inglaterra se exige alimentar a Kane y circular la pelota con velocidad entre las líneas suecas, impenetrables para tres de sus cuatro rivales en Rusia (Corea del Sur, México y Suiza).

John Stones, sobre Gareth Southgate: “Ha aportado un montón de ideas nuevas en los dos años que lleva en el cargo. Ahora vemos los resultados, la unidad del equipo, las ganas, el hambre. Cuanto más tiempo pasamos juntos en el campo de entrenamiento, más fuertes nos hacemos. Son cosas que llevan su tiempo, pero es un gran entrenador”.

fil-colombia-england-1008
Dele Alli, en un lance del partido de octavos de final ante Colombia (Foto: Focus Images Ltd).

En Suecia, Lustig, impecable en la eliminatoria de octavos de final, cumplirá un partido de suspensión por acumulación de cartulinas amarillas. El lateral derecho titular recibió ante Suiza y en un lance aislado en el minuto 30 su segunda tarjeta de la competición. Antes, ya había sido apercibido frente a México, en el transcurso del último duelo de la fase de grupos. Krafth será su sustituto en un once al que también regresará Sebastian Larsson, baja por sanción ante el combinado suizo. En consecuencia, Svensson iniciará el choque en el banquillo. Ekdal, recuperado de una contusión en el pie, y Granqvist, padre en las últimas horas, tampoco se perderán esta cita. Janne Andersson no tiene previsto alterar la idea que tanto rédito le viene dando a los suyos en este Mundial: apostará por su 4-4-2 con las líneas muy juntas en el que lucen tanto el extraordinario rigor táctico sin la pelota como la apuesta por el contragolpe y el balón parado como vías para dañar al rival. “El trabajo de Ola Toivonen y Marcus Berg es el ejemplo perfecto de por qué estamos aquí”, sostiene el míster.

Si de Inglaterra se ensalzan la solidaridad del colectivo y la ausencia de egos, qué decir de esta Suecia post Ibrahimovic, en la que los delanteros son tan importantes en fase defensiva como los propios centrales. Sin individualidades rutilantes, la selección nórdica potencia el juego directo sobre sus dos puntas, ambos poseedores de un poderío físico envidiable. Toivonen y Berg tratarán de sacarle partido a las dificultades de Walker para ejercer funciones de tercer central y así habilitar a los futbolistas que se incorporan desde segunda línea. La capacidad de los delanteros para acaparar la estrecha vigilancia de la defensa rival facilita la aparición por sorpresa de Forsberg o Claesson. El primero, favorecido por un desvío de Akanji, anotó el tanto de la victoria sueca frente a Suiza. Los hombres de Andersson no se salen del molde porque saben perfectamente que por ahí pasan todas sus opciones de seguir soñando. En la rigidez y el permanente heroísmo a la hora de resistir las acometidas del rival reside la virtud de un equipo diseñado para aguantar los golpes hasta lograr asomar la cabeza. Por el momento se resisten a asumir sus limitaciones.

Sebastian Larsson: “Todo lo que podemos hacer es centrarnos en nuestro propio juego. Hemos demostrado a otros y a nosotros mismos que cuando estamos en el nivel correcto podemos ponerle las cosas muy difíciles a nuestros rivales, y no vamos a intentar hacer otra cosa contra Inglaterra”.

fil-netherlands-sweden-067
Sebastian Larsson, centrocampista sueco, en una imagen de archivo (Foto: Focus Images Ltd).

Alineaciones probables: Suecia-Inglaterra, sábado 7 a la 16h.

Inglaterra vs Suecia - Football tactics and formations

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*