Suiza se convierte en un clásico del siglo XXI

Xherdan Shaqiri of Switzerland and Yohan Cabaye of France during the UEFA Euro 2016 match at Stade Pierre-Mauroy, Lille, France
Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222
19/06/2016
*** UK & IRELAND ONLY ***
EXPA-FEI-160619-5147.jpg

Suiza se ha convertido en un clásico de las fases finales de Eurocopas y Mundiales. Habitual en las primeras ediciones de la Copa del Mundo, entre los sesenta y el Mundial de Alemania 2006 apenas acudió una vez a la cita más importante del fútbol de selecciones. Sin embargo, el buen trabajo en las categorías inferiores está dando sus frutos: desde que se perdieron el Mundial de Corea y Japón, en 2002, han acudido a ocho de los últimos nueve grandes torneos a los que aspiraban. Solo se perdieron la Eurocopa de 2012. Este bagaje dota a Suiza de cierto poso competitivo. Sus mejores futbolistas están acostumbrados a disputar partidos de entidad. Se enfrentan a las mejores selecciones de Europa cada poco tiempo, y ya no solo en la fase de clasificación. El conjunto helvético estuvo cerca de mandar a Portugal a la repesca, aunque acabó perdiendo el último partido y se vio obligado a eliminar a Irlanda del Norte para rubricar la clasificación para el Mundial de Rusia.

Artículo relacionado: Consulta aquí todas las listas de convocados para el Mundial 2018

Por otro lado, Suiza lleva mucho tiempo compitiendo con el mismo bloque de futbolistas. Estructuralmente no habrá diferencias notables respecto al equipo que cayó en octavos de final en Brasil 2014. Algunas de sus estrellas han mejorado (Sommer se ha asentado en la Bundesliga, Xhaka es una pieza importante en el Ajax), pero otras han involucionado o han quedado estancadas. El nombre más evidente es el de Xherdan Shaqiri, que en cuatro años ha pasado de ser una pieza de rotación en el Bayern a descender al Championship con el Stoke City. En su caso particular, el Mundial servirá nuevamente de escaparate para atraer el interés de clubes superiores si demuestra que sigue rindiendo a buen nivel en un contexto de esta exigencia.

Granit Xhaka falló el penalti decisivo contra Polonia. Foto: Focus Images Ltd.
Granit Xhaka es uno de los referentes de Suiza. Foto: Focus Images Ltd.

La progresión de Remo Freuler, Manuel Akanji y Denis Zakaria es el principal motivo para el optimismo en Suiza, que ha reforzado su parcela más débil con un central de cierto nivel y revitaliza el centro del campo con músculo y calidad. Tanto el centrocampista del Gladbach como su homólogo del Atalanta aspiran a gozar de cierto protagonismo en una parcela en la que llevan mucho tiempo asentados los Gelson Fernandes, Valon Behrami o Blerim Dzemaili, que ya superan la treintena. No obstante, seguramente la mayor preocupación de Vladimir Petkovic resida en la delantera. Ninguno de sus arietes llega al Mundial en un buen momento de forma. Seferovic, Drmic y Embolo a duras penas han marcado cinco goles esta temporada, motivo por el que el técnico suizo ha optado por llamar también a Mario Gavranovic, que al menos ha firmado unas buenas cifras en Croacia. En ataque, Suiza depende de los chispazos de Shaqiri, siempre capaz de inventarse un gol en cualquier momento. Incluso en los partidos en los que manda con la posesión, bajo la batuta de Xhaka, no siempre transforma sus fases de superioridad en ventaja en el marcador. Si le ocurre en el Mundial, se despedirá antes de lo previsto.

Lista definitiva de Suiza:

Porteros: Roman Bürki (B. Dortmund), Yvon Mvogo (RB Leipzig), Yann Sommer (B. Mönchengladbach).

Defensas: Manuel Akanji (B. Dortmund), Johan Djourou (Antalyaspor), Nico Elvedi (B. Mönchengladbach), Michael Lang (Basilea), Stephan Lichtsteiner (Juventus), François Moubandje (Toulouse), Ricardo Rodriguez (Milan), Fabian Schär (Deportivo).

Medios: Valon Behrami (Udinese), Blerim Dzemaili (Bolonia), Gelson Fernandes (E. Frankfurt), Remo Freuler (Atalanta), Granit Xhaka (Arsenal), Denis Zakaria (B. Mönchengladbach), Steven Zuber (Hoffenheim).

Delanteros: Josip Drmic (B. Mönchengladbach), Breel Embolo (Schalke), Mario Gavranovic (D. Zagreb), Haris Seferovic (Benfica), Xherdan Shaqiri (Stoke).

Haris Seferovic of Switzerland during the UEFA Euro 2016 match at Stade Bollaert-Delelis , Lens, France. Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222 11/06/2016 *** UK & IRELAND ONLY *** EXPA-EIB-160611-0404.jpg
Haris Seferovic apenas ha marcado en el Benfica. Foto: Focus Images Ltd.
Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

5 comments

¿Qué opinan sobre que el único extremo del equipo sea Shaqiri y no tengan ningún mediapunta? En los amistosos han usado tanto a Zuber como a Gavranovic para completar la línea de ataque, a sabiendas de que el delantero centro será Seferovic o Embolo.

Bueno, Zuber yo creo que sí responde al perfil. En el Hoffenheim ha jugado muchísimo de carrilero zurdo, pero antes en Rusia y en la sub-21 de Suiza solía jugar como extremo en la izquierda. Creo que será el titular. También Embolo se puede mover por esa zona. Pero sí es cierto que llama la atención, porque sorprendió que dejara fuera a Mehmedi precisamente por eso.

Hola Tomás, muy buen análisis como siempre y te agradezco el curro que te estás pegando estos días. Aunque suelo estar de acuerdo con lo que comentas, en este caso no comparto tu apreciación sobre los jugadores que han evolucionado e involucionado. Me parece por ejemplo que el Xhaka actual no es mejor que el de hace dos años solo por el hecho de jugar ahora en el Arsenal en vez de en el Mönchengladbach . De hecho, su temporada me ha parecido mediocremente regular, totalmente estancado. En cuanto a Shaqiri, pese al descenso del Stoke, creo que ha firmado un año muy interesante, echándose el equipo a la espalda, que es algo parecido a lo que tendrá que hacer en este Mundial. Eso en el Bayern por ejemplo, ni lo hacía ni se esperaba que lo hiciera así que para mí ha dado un paso a mejor en su evolución.

No tengo claro que Xhaka sea mucho mejor que cuando jugaba en el Gladbach, pero sí ha jugado muchos más partidos de exigencia que hace cuatro años. Me refiero más a eso, creo que está más preparado ahora pese a que había expectativas muy altas que quizás no ha alcanzado. Lo de Shaqiri sí lo entiendo, aunque yo siempre le exijo mucho. Ha tenido buenas actuaciones en el Stoke, pero también otros partidos reguleros. Quizás le he visto más de los segundos que de los primeros, porque tampoco le he visto cada semana este año, que también puede ser. Pero por ejemplo, Shaqiri no me gustó demasiado en la repesca contra Irlanda del Norte y eso que normalmente suele rendir bien con la selección.

Yo es que no entiendo que lleva a jugadores como Shaqiri, con ese potencial y en principio llamadoa a hacer cosas importantes en el fútbol a firmar por equipos como el Stoke. Bueno sí, el dinero debe tener algo que ver…. Luego pasa que se estancan y echan a perder sus carreras.

Deja un comentario

*