Kane rescata a Inglaterra en el descuento

Harry Kane of England celebrates scoring their first goal during the England v Tunisia 2018 FIFA World Cup match at Volgograd Arena, Volgograd
Picture by Paul Chesterton/Focus Images Ltd +44 7904 640267
18/06/2018

El fulgurante arranque de partido por parte de Inglaterra no presagiaba un desenlace tan ajustado. La selección de Gareth Southgate sufrió para derrotar a Túnez en su estreno en Volgogrado y se agarró a una acción de oportunismo de Harry Kane en un córner, bien entrado el tiempo de descuento, para arrancar el Mundial con tres puntos. Cuando Inglaterra parecía haber perdido la fe, cuando ya parecía resignada a empezar otra Copa del Mundo con un mal resultado, cuando los enviados especiales estaban esperando el pitido final para pulsar el botón de publicar sus crónicas repletas de reproches a su combinado nacional, emergió la figura del capitán inglés para desviar al fondo de la red un remate de Harry Maguire. Fue el segundo tanto de Harry Kane en su estreno en un Mundial en un partido en el que Inglaterra generó suficientes ocasiones de gol como para marcharse al descanso con un marcador claramente favorable. No las aprovechó y se quedó cerca de tropezar con la primera piedra en su camino ruso.

Túnez 1 (Sassi 35′)
Inglaterra 2 (Kane 11′, 92′)

Tunez vs England - Football tactics and formations

El sufrimiento inglés empañará su fabulosa puesta en escena en la primera parte. La mejor versión del conjunto dirigido por Southgate duró aproximadamente veinte minutos. Fue un periodo de dominio breve pero claro en el que el balón circuló a una velocidad elevadísima por el césped de Volgogrado, con combinaciones rápidas, a pocos toques, que desconcertaron a la defensa tunecina. Las Águilas de Cartago, con fama de ser un equipo rocoso en la faceta defensiva, apenas pudieron contener el huracán inglés de los primeros minutos. Incapaces de descifrar las incorporaciones de Young y sobre todo de Trippier, llegaron tarde a todas las disputas. Cuando iban a buscar el balón a la banda, el cuero ya circulaba por dentro. Cuando iban a apretar a Henderson, la presión llegaba cuando la pelota se encontraba en la frontal del área tunecina. Los toques del mediocentro del Liverpool activaron los movimientos de ruptura de Lingard y Dele Alli, una pesadilla para la defensa africana. Túnez no detectó las irrupciones de los dos llegadores ingleses, que martillearon permanentemente el área de Mouez Hassen, que debutaba en partido oficial con su selección. El guardameta del Chateauroux le negó un gol cantado a Lingard en los primeros compases y se estiró de forma prodigiosa para evitar un tanto de Stones a la salida de un córner. Lo que ya no pudo evitar fue que el rechace de Kane terminara en el fondo de la red. Sería lo último que haría este arquero nacido en Francia, que se marchó sustituido después del gol tras recibir un impacto en el hombro. En cualquier caso, el tanto de Inglaterra era más de merecido. Su fútbol era fluido, sus combinaciones se dibujaban en uno o dos toques y todo parecía fluir con naturalidad.

Ferjani Sassi of Tunisia scores a penalty against Jordan Pickford  of England during the England v Tunisia 2018 FIFA World Cup match at Volgograd Arena, Volgograd Picture by Paul Chesterton/Focus Images Ltd +44 7904 640267 18/06/2018
Ferjani Sassi empató de penalty. Foto: Focus Images Ltd.

Inglaterra generó un torrente de ocasiones de gol en los primeros veinte minutos, pero se fue diluyendo a partir de entonces. Túnez se empezó a desplegar por la banda derecha a partir de las incursiones de Bronn, que demostró un buen trato de balón en su estreno oficial con la selección africana. Por su flanco llegó la acción más peligrosa de Túnez. En un centro lateral de Bronn, Kyle Walker sacó el brazo a pasear y regaló un penalty a la selección tunecina, que no desaprovechó la oportunidad para igualar la contienda. El golpe no amedrentó a Inglaterra, que reaccionó con alguna que otra aproximación de la mano de Lingard. El mediapunta del Manchester United se quedó cerca de cantar el segundo tanto del cuadro inglés, pero la madera le aguó la celebración. Inglaterra se marchó al descanso con un puñado de buenas ocasiones en el saco en un encuentro en el que Kane y Sterling apenas había intervenido.

Tunez vs England - Football tactics and formations

El balance positivo del primer tiempo cayó en el olvido tras la reanudación. Túnez aprendió de sus errores y ajustó su dibujo sin necesidad de introducir ninguna pieza nueva sobre el tablero. Nabil Maaloul reforzó el carril central con tres defensores, acercando a Bronn al eje de la defensa, y dejó los carriles para Maaloul y F. Ben Youssef, emparejados con Trippier y Young. El resto de jugadores del combinado africano quedaron enfocados a obstruir el avance inglés en la medular, con Khazri y Sliti particularmente pendientes de las vigilancias sobre Jordan Henderson. El mediocentro del Liverpool participó menos y tocó balones de menor calidad, lo que desactivó a Alli y Lingard. Los interiores de Inglaterra se alejaban de Henderson, confiando en su capacidad de filtrar pases entre líneas gracias a su preciso golpeo de balón, por lo que Henderson quedó muy aislado y sin conexiones con el resto de integrantes de su medular. El juego inglés se espesó hasta límites desesperantes que sacaron de quicio a la selección de Gareth Southgate. Tocó el balón en zonas intrascendentes, no puso a prueba a Ben Mustepha y tampoco encontró ningún tipo de desequilibrio por fuera. Cuando no pudo correr ni jugar en el vértigo, Inglaterra se atascó. El técnico de los Three Lions apenas agitó la coctelera desde el banquillo con la introducción de Rashford, más enérgico que el desdibujado Sterling, y de Loftus-Cheek. No modificó el esquema en la recta final, con Túnez encerrada en su campo y sin opciones de contragolpear. Así las cosas, el gol se gestó de la única forma como podía llegar: en una acción a balón parado casi calcada a la del primer gol. Harry Kane volvió a aparecer en el segundo palo y Túnez se convirtió en el tercer equipo africano en sucumbir en una jugada de estrategia en los últimos minutos de partido. Egipto perdió ante Uruguay en una falta lateral cabeceada por Giménez en el 89′, a Marruecos la tumbó un autogol en otra falta lateral en el 95′ y ahora le tocó el turno a Túnez, que nadó para acabar ahogándose en la orilla.

England celebrate Harry Kane scoring their first goal during the England v Tunisia 2018 FIFA World Cup match at Volgograd Arena, Volgograd Picture by Paul Chesterton/Focus Images Ltd +44 7904 640267 18/06/2018
England celebrate Harry Kane scoring their first goal during the England v Tunisia 2018 FIFA World Cup match at Volgograd Arena, Volgograd
Picture by Paul Chesterton/Focus Images Ltd +44 7904 640267
18/06/2018

Related posts

10 comments

No me ha disgustado Inglaterra en la primera parte, pero al cometer Walker el error del penalty le costó mucho más. Yo si creo que va a haber varios cambios en el próximo partido, Rasfhord debería jugar por delante de Sterling y veremos Lingard… Pero creo que Inglaterra tiene un grupo sencillo (Korea debería ganarle y ya pasaria donde no tiene tampoco el peor cruce..) asi que veremos.

Buen arranque Inglés,y la victoria aunque sufrida, debe darlos confianza para jugarse la primera plaza de grupo contra Bélgica. Yo también creo que ahora mismo Rashford, tendría que jugar antes que Sterling.

Sólo logro imponerse Inglaterra mientras Túnez jugó con la defensa muy adelantada y en el balón parado. Más que un acierto o mérito inglés (como coincide casi todo el mundo), fue un desajuste tunecino.

No me gusta absolutamente nada esta selección inglesa pero hay que reconocer que sus 20 primeros minutos fueron buenísimos y que por lo visto hasta el momento, no ha dejado peores sensaciones que el resto de candidatas. Aún así, sigo pensando que se podía haber hecho una convocatoria algo más equilibrada, con algún mediocampista puro (Shelvey, Whilshere, Drinkwater). Por cierto, ¿Soy el único que piensa que Dele Allí no es ni la mitad de lo que la prensa dice que es? A mi es que me parece el Pogba inglés.

Tienen una plantilla para atacar espacios y jugar balones largos. Lo pasaran mal ante equipos que hagan repliegue intenso (como Túnez en el segundo tiempo) pero le pueden dar un susto a equipos que quieran dominarlos desde la posesión de balón. Si que les falta alguien que pueda gestionar mejor la posesión del balón (Wilshere o Lallana) pero si asumen que jugando a no dominar pueden hacerle más daño a los rivales pueden ser un equipo peligroso.

Dele Alli es un llegador, casi un segundo punta, un finalizador de jugadas (hoy por hoy) es bueno en lo suyo, hay que medirlo por ahí, no es un Iniesta, ni un Silva, ni un Mata.

Esperemos que Inglaterra cuaje a lo largo del Mundial, que haya perfiles diferentes de equipo da mas atractivo a la competicion.

Totalmente de acuerdo. Increíble que en este plantel no esté convocado Whilshere, con un mediocampo inglés carente de inventiva como se vio durante 70 minutos del partido de ayer. En cuanto a Dele Alli, también de acuerdo. Parece que nadie notara que su temporada en Totenham fue bastante inferior a la anterior tanto en números como en incidencia en el juego de su equipo. Pasa que en los Spurs eso queda maquillado por el trabajo de Dembelé y Eriksen. Apuntaba a más, pero creo que se va a quedar en poco.

Delle Allí no tiene gran influencia en el juego. En los Spurs ese rol lo cumple Eriksen. Es un jugador con llegada y gol, típico jugador Inglés con llegada pero no organizador. Lo que tiene Inglaterra es un 9 que las enchufa. A Kane las que le caen las mete, lo de que les cuesta contra equipos que se cierran… Cómo a todas en el Mundial, véase Francia, véase Alemania, véase Brasil contra Suiza… A todos les cuesta porque defender es más sencillo que atacar. Yo no veo a Inglaterra favorita para nada, pero tiene algo que otros años le ha faltado, si a Kane le caen Kane las mete dentro. Le falta juego organizativo pero no menos que a otras. Yo creo que con los cruces posibles que tiene son capaces de estar en cuartos. Y luego allí vete a saber que a un partido tener un tío cómo Kane si está enrachado…

Bueno, yo no le veo tan típico… porque en cuanto a ingleses llegadores venimos de gente como Lampard y Gerrard y este por el momento no les llega ni a la suela de los zapatos. Yo creo que la cuestión es que hoy en día todo lo que viene de la PL tiende a sobrevalorarse… hasta al mayor matao se le encumbra.

Entre goles y asistencias, te sale a un promedio 25 goles generados por temporada. Parece un dato no desdeñable. Es verdad que no participa con mucha constancia en el juego, y es verdad que todo lo que viene de la Premier tiene un plus de hype que sobredimensiona todo, pero también es verdad que es un jugador decisivo en un club champions, un respeto.

Por cierto, recuerdo a Gerrard en el Liverpool que hizo doblete de copas con Houllier. Habia quien minusvalora a aquel chaval, afamados comentaristas diciendo que no daba el nivel. En fin, el tiempo.

Deja un comentario

*