Uruguay-Portugal: de poder a poder

Cristiano Ronaldo of Portugal during the UEFA Euro 2016 match at Stade Bollaert-Delelis , Lens, France.
Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222
25/06/2016
*** UK & IRELAND ONLY ***
EXPA-FEI-160626-5174.jpg

La vigente campeona de Europa contra la campeona de América en 2011, un futbolista legendario -Cristiano Ronaldo- ante dos de los grandes goleadores contemporáneos -Luis Suárez y Cavani-, una de las parejas de centrales más poderosas de la actualidad -Godín y Giménez- frente a un sistema defensivo de autor liderado por uno de los zagueros más eficientes de la última década -Pepe-. El Uruguay-Portugal lo tiene todo: dos equipos en mayúsculas liderados por individualidades de primerísimo nivel y una aportación coral bien trabajada en la que Tabárez y Fernando Santos han insistido con ahínco durante años. El duelo entre candidatas al título, que no favoritas, estimula a lo largo y ancho del planeta fútbol porque ambas seleccionen transmiten fiabilidad: los charrúas acumulan seis victorias consecutivas en las que no han encajado ni un solo gol y los lusos únicamente han perdido uno de sus últimos 16 partidos. Ninguno de los dos combinados nacionales propone un juego preciosista, pero ambas selecciones son temibles porque conocen a la perfección tanto sus defectos como sus virtudes. Y saben camuflar esas carencias.

En Uruguay se asegura que Tabárez mantendrá el 4-4-2 empleado en el tercer partido de la fase de grupos disputado ante Rusia (3-0). La única novedad sería la presencia de Giménez como acompañante de Godín en el eje de la zaga, en detrimento de Coates, central del Sporting CP. El defensa colchonero se ha recuperado a tiempo de un problema muscular y tendrá la posibilidad de regresar al once titular. Laxalt, Torreira o el juventino Bentancur son varios de los jugadores uruguayos que en principio tampoco perderán sus respectivos huecos en los planes del ‘Maestro’. Unos metros por delante, ya en el frente del ataque, pólvora de quilates: Suárez y Cavani pretenden encontrar resquicios en el corazón de una selección, la portuguesa, solvente pero menos férrea que antaño, cuando levantó el título de campeona de Europa en París. En el debe de Santos, el bajo nivel de forma mostrado por Guerreiro o la situación de Fonte -no termina de recuperar su mejor versión y resulta imprescindible al costado de Pepe-. En definitiva, el central del Besiktas y Rui Patricio se las verán y se las desearán para lidiar con los dos habituales miuras del ataque de La Celeste. Pase lo que pase, saltarán chispas.

Cyrus Christie of Republic of Ireland and Diego Laxalt of Uruguay during the International Friendly match at the Aviva Stadium, Dublin Picture by Yannis Halas/Focus Images Ltd +353 8725 82019 04/06/2017
Diego Laxalt, en una imagen de archivo (Foto: Yannis Halas/Focus Images Ltd).

A nivel táctico, la incógnita más interesante de cuantas quedan por despejar concierne al sistema que empleará Santos esta noche: el habitual 4-4-2 o un 4-3-3 algo más atípico si nos ceñimos a lo propuesto durante la fase de grupos del Mundial de Rusia y los clasificatorios previos. William Carvalho arrastra unas molestias musculares que ya le impidieron entrenarse con normalidad el jueves. En el día de ayer, viernes, saltó al césped pero solo pudo ejercitarse con los fisioterapeutas lusos, sin completar ninguna tarea grupal. Su baja sería realmente difícil de subsanar, porque Santos no pudo incluir en la convocatoria portuguesa al lesionado Danilo Pereira, el sustituto ideal del mediocentro del Sporting CP. Adrien Silva o Manuel Fernandes son dos de las alternativas en cartera. Si Carvalho se recupera, Santos maneja la variante de salir con un mediocentro y dos interiores, reforzando la zona ancha. Moutinho parece fijo y Adrien, centrocampista del Leicester, se ajusta mucho y muy bien a lo demandado poro su entrenador en encuentros de máxima exigencia.

Las decisiones de Santos estarán condicionadas por el módulo táctico, y este último por cómo plantee el partido, sobre lo cual no se pronunció en sala de prensa. ¿Asumirá responsabilidades con la pelota o rehusará llevar la iniciativa? Sea como fuere, Adrien Silva, Manuel Fernandes, Gonçalo Guedes, André Silva, Joao Moutinho, Ricardo Quaresma, Bernardo Silva y Joao Mario pelean por cuatro plazas en la alineación. La portería tiene un dueño claro, la línea defensiva no sufrirá alteraciones, Cristiano es incuestionable de principio a fin y William Carvalho, si logra sobreponerse a sus problemas físicos, intentará aportar equilibrio y distribución en corto en la medular portuguesa. Las mismas soluciones que ofrece Torreira en Uruguay, un mediocentro todoterreno a quien la prensa inglesa coloca en el Arsenal de Unai Emery.

A una carta y de poder a poder, Uruguay y Portugal dirimen quién será el encargado de plantarle cara al ganador del Francia-Argentina. Un sábado de campanillas con un doble duelo entre selecciones europeas y sudamericanas más propio de unas semifinales de un Mundial que de los octavos de final. Ya no hay vuelta atrás ni margen para el error.

Alineaciones probables: Uruguay-Portugal, sábado 30 de junio a las 20h

Uruguay vs Portugal - Football tactics and formations

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

2 comments

Duelo muy defensivo en teoria. Dos de las mejores defensas de europa y america. Dos equipos que se sienten mas comodos sin tener que llevar la iniciativa y con una buena transicion defensa ataque, pero a la vez sin jugadores tremendamente rapidos (quiza solo Guedes) Uruguay tiene mas polvora arriba y sus centrales son de primerisimo nivel, pero Portugal tiene mejores laterales, mejor medio campo y tiene a CR…

Uruguay, como pais pequeño no tiene tanto donde elegir y eso hace mas evidentes sus puntos debiles y limita sus posibilidades en una convocatoria y en un plan de juego. Partido igualado y bonito que creo que se va a terminar llevando Portugal.

Uruguay ya no es el equipo defensivo que venía siendo. En el minuto que Torreira ocupó el mediocentro, Uruguay dejó de jugar en largo desde la defensa buscando el juego directo y las segundas jugadas para jugar mucho más junto y “mejor”.
Vecino (como Nández) tiene recorrido y presiona si desmayo, pero no es un mediocentro: no tiene capacidad para recibir de espaldas, girarse y dar continuidad al juego. Todo eso sí lo encuentra Uruguay con Torreira que se ofrece a los centrales y da continuidad al juego salvando líneas de presión con toda naturalidad.

Un sólo jugador logra que el equipo sea otro y que todas las piezas encajen de otra forma. Es lo mismo que sucede en Croacia con o sin Modric.

Si Fernando Santos espera repliegue, se va a llevar una sorpresa.

Deja un comentario

*