¿Dónde encontró el desequilibrio el Bayern?

Borussia Dortmund v FC Bayern Munich.UEFA Champions League

El Bayern Múnich mostró sus credenciales (0-3) para hacerse con el título de campeón del mundo de clubes en un partido marcado por la clara superioridad alemana de principio a fin.

En el Stade d’Agadir, el Guangzhou Evergrande de Marcello Lippi trató de combatir la calidad individual y colectiva del Bayern con un once en el que “sorprendió” la inclusión de Darío Conca como “falso 9”, dejando los extremos para Elkeson y Muriqui y la medular para Zheng Zhi, mediocentro, junto a Zhao XuriHuang Bowen, ambos interiores en un 4-3-3 con dos líneas (4+3) muy juntas en la frontal del área. Por parte de los muniqueses, Pep Guardiola siguió apostando por van Buyten (titular en 4 de los últimos 5 partidos) como acompañante de Boateng en el centro de la zaga en detrimento del brasileño Dante, Lahm de eje por delante de la defensa y Mario Götze pegado a la banda derecha (Javi Martínez y Müller suplentes).


Alineación Semifinales (I)
ALINEACIONES INICIALES DE BAYERN MÚNICH Y GUANGZHOU EVERGRANDE

Los dos precedentes

El esquema propuesto por Marcello Lippi no era novedoso para sus futbolistas, puesto que el técnico italiano apostó por reforzar el centro del campo con un hombre más tanto en la semifinal (partido de ida v Kashiwa Reysol) como en la final (partido de vuelta v FC Seoul) de la AFC Champions League.

Frente al Kashiwa Reysol, fue Muriqui el que ocupó la posición de delantero centro con Conca y Elkeson en los costados. La idea no funcionó y Lippi, perdiendo 1-0, abandonó su apuesta, reestructuró su once y acabó venciendo por 1-4.

Ante el FC Seoul, Zhao Xuri ocupó la posición de mediocentro, con Zheng Zhi como interior izquierdo y Huang Bowen como interior derecho. Zhi adelantó su posición en favor de una mayor agresividad en zonas interiores que limitase las contras rápidas de los surcoreanos. La variante funcionó.

Teniendo en cuenta ambos precedentes, el cuerpo técnico del Guangzhou Evergrande seguramente entendió que la mejor opción para poner en aprietos al gigante alemán pasaba por dificultar su juego interior, limitando el volumen de combinaciones entre Thiago, Kroos y los extremos cerca de la frontal del área. Teóricamente, el Bayern chocaría con un muro bien plantado y, tras recuperar la pelota, Conca lanzaría las contras buscando los movimientos en diagonal de Elkeson y Muriqui que encararían en uno contra uno a los dos centrales de Guardiola. Sonaba bien, a priori.

El desequilibirio

En un detalle que pudiera parecer insignificante, Ribéry y Alaba encontraron el punto débil del conjunto chino. El Bayern cerró con dos atrás (Boateng muy orientado a la izquierda y van Buyen como último hombre), Lahm siempre pendiente de Conca unos metros por delante y Rafinha subiendo y bajando continuamente la banda. Alaba no. El lateral austriaco fijó por momentos su posición como extremo y Ribéry se colocó como segundo delantero. Elkeson, que no está acostumbrado a desempeñar tareas defensivas de forma regular, se desentendió de su cometido: no siguió a Alaba. Si Kroos o Thiago no encontraban un pase cómodo en vertical, balón a Alaba. Si a Ribéry lo cerraba Zhao Xuri y no podía conectar con Mandzukic, balón a Alaba. Zhang Linpeng, lateral de gran nivel, fue permanentemente superado porque tuvo que estar pendiente de los movimientos del delantero croata a la espalda de Feng Xiaoting, de las diagonales de Ribéry y de la continua presencia de David Alaba en el borde del área dando siempre una salida fácil a los suyos.

Mundial de Clubes - Semifinales (I)ELKESON SE DESENTIENDE COMPLETAMENTE DE ALABA

Así llegaron los dos primeros goles. En el 0-1 Mandzukic busca la espalda de Feng Xiaoting para rematar un centro lateral, Zhang Linpeng corrige su posición para dificultar el remate del punta croata y el rechace le cae a Ribéry que bate por abajo a Zheng Chen. En el segundo, Mandzukic (en la misma posición) encontró portería tras un buen remate en plancha gracias a un centro medido de Thiago. El desequilibrio se creaba en la izquierda, el Bayern circulaba la pelota al lado contrario y las acciones de peligro se finalizaban en el perfil de Alaba + Ribéry + Mandzukic.

Lahm leyó muy bien la salida de balón china, redujo la participación de Conca y recuperó una gran cantidad de balones, y el conjunto bávaro se sintió cómodo y encontró un mundo lleno de posibilidades en la zona de influencia del lateral derecho rival, todas ellas nocivas para el Guangzhou Evergrande. Al descanso se llegó con cero a dos en el marcador, pero la ventaja pudo ser aún mayor.

Muriqui falló y Götze sentenció

Solo habían transcurrido un par de minutos desde la vuelta de los vestuarios y en una contra rápida, quizá la única lanzada de forma efectiva por los asiáticos, Muriqui se plantó delante de Neuer y lo tuvo todo de cara para hacer el 1-2. Pero no fue así. Se entretuvo y la defensa bávara llegó a tiempo para incomodar al ex del Vasco y desviar su disparo a córner. El Guangzhou Evergrande pudo meterse de lleno en la semifinal, no lo logró, y lo pagó: Götze sentenció el pase para los de Guardiola con un buen disparo desde fuera del área, desviado por un defensa, tanto solo unos minutos después.

Del 1-2 al 0-3. Lippi alteró las posiciones de su línea de ataque, quizá demasiado tarde, y Guardiola comenzó a introducir jugadores de refresco para darle minutos de descanso a algunos de sus futbolistas más importantes (Ribéry, Kroos y Mandzukic). El campeón de Europa no bajó el pie del acelerador y solo los palos (5 en total) evitaron un goleada de escándalo.

El próximo sábado 21 de diciembre, a las 20:30 CET, el Bayern tendrá la oportunidad de conseguir su 5º título del año 2013 y así redondear una temporada histórica a todos los niveles.

La cobertura del Mundial de Clubes es una acontecimiento muy especial para marcadorint.com, por ello analizaremos en detalle tanto la semifinal entre Raja Casablanca y Atlético Mineiro como la gran final del próximo sábado ¡y realizaremos LIVETEXT en directo de los dos partidos!

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

3 comments

A mi el segundo gol por el perfil derecho de la defensa me parece más una casualidad. Error grave en la salida de balón cuando el equipo salía de atrás y gol…

La posición de Alaba ya la vimos el fin de semana contra el Hamburgo, incluso sin Ribery por delante, con toda la banda para él. Qué maquina el austríaco!!

Sí. Lo del segundo gol lo digo porque Mandzukic vuelve a encontrar el desajuste en la defensa y le gana la partida a Feng Xiaoting que está fuera de sitio, no porque Alaba tenga relación directa.

Deja un comentario

*