El primero del Bayern, el tercero de Pep

Bayern Munich v ChelseaEuropean Super Cup

Una buena primera parte bastó para que el Bayern se proclamará campeón del mundo de clubes por primera vez en su historia, ante un Raja Casablanca que dio la talla y dejó una buena imagen, pero que no fue suficiente para dar guerra al indiscutible mejor equipo del mundo de 2013. Bundesliga, DFB Pokal, Champions League, Supercopa Europea y ahora el Mundial de Clubes, el título que le faltaba al gigante muniqués y que ya tiene, el tercero en las vitrinas de Pep Guardiola.

Un Pep Guardiola que optó por un once ligeramente novedoso. 4-2-3-1 con Thiago mediapunta, Müller de nueve y Shaqiri por la derecha. Fue por la izquierda por donde vino, de forma exagerada, el peligro del equipo bávaro. Con un Alaba pletórico y un Ribéry que sigue en plena forma (elegido mejor jugador del campeonato), ganaban línea de fondo una y otra vez, pasaban atrás, o se iban hacia dentro para buscar el cambio de orientación o el disparo. Lo cierto es que el sector izquierdo del gigante bávaro es, posiblemente, el mejor del mundo en la actualidad. Se entienden a las mil maravillas.

 

bayern vs Away team - Football tactics and formations

 

El 0-1, obra de Dante, llegó casi antes de que quisieran darse cuenta. Un error de los marroquíes en un córner puso el partido de cara al Bayern de Múnich, que agarró esa ventaja y no la dejó ir más. Con 0-1, eliminaron la ansiedad, se encontraron mucho más cómodos y ahí fue donde sobresalió la figura de Thiago Alcántara, al que algunos consideran el hombre de este Mundialito de Clubes. En la mediapunta no concede tantos riesgos, las pérdidas no son tan dramáticas y puede aprovechar algunos de sus mejores recursos: su privilegiado pase con cualquier superficie del pie, o su portentoso disparo a puerta. Se hinchó a llegar a portería una y otra vez y, si Guardiola sigue apostando por él, también se hinchará a meter goles. Es muy determinante.

El 2-0 siguió el guión de lo anteriormente contado: Alaba ganó la línea de fondo de forma sensacional, dejó el balón atrás al ex del Barça que con el interior de su pie puso el balón en el palo largo. Fue el castigo, justo o no, de la valiente actitud con la que había salido el Raja Casablanca: yendo a buscar al Bayern a su propio campo, presionándole en su propio área y dejando a la defensa bastante adelantada. Era extraño que el Bayern no fuera a aprovechar la superioridad numérica que concedían.

El representante europeo, durante toda la primera parte, llegaba con facilidad a tres cuartos de campo, se asentaba casi sin quererlo en la frontal del equipo marroquí, pero le faltó algo de lucidez en los últimos metros. Es digno de destacar lo mucho que ha mejorado su transición defensiva: su presión, cuando la pierden, es difícilmente superable y durante la primera parte, pese a estar expuestos, apenas le crearon ocasiones, no consiguieron hacerles contraataques. Fue una primera parte convincente de los de Pep.

En la segunda parte, el guión cambió. No sabemos si por órdenes del entrenador, parece poco probable, o más bien con el pensamiento en mente de que las vacaciones estaban a cuarenta y cinco minutos y que difícilmente les iban a remontar el partido, el Bayern adquirió una actitud mucho más conservadora, más parsimoniosa y tranquila. Guardiola hizo algunos cambios tácticos (ordenó que Kroos y más tarde Javi Martínez pasará a ocupar la posición de mediocentro y que Lahm fuera a buscar el balón mucho más arriba) y lo cierto es que los alemanes monopolizaban la posesión de balón, pero tampoco buscaban ser demasiado incisivos con él. No arriesgaban. Se lo pasaban de un lado a otro, preferiblemente entre centrales, esperando a que pasaran los minutos. Esa desconexión y relajación provocó que los marroquíes se vinieran arriba y tuvieran varias ocasiones muy claras, generalmente tras errores en la salida de balón muniquesa, que no supieron aprovechar. Se notó la diferencia de nivel en las áreas.

Cierra el Bayern, de esta forma, un día prácticamente perfecto: perdieron por la tarde sus principales contendientes por el título de Bundesliga (Borussia Dortmund en casa ante el Hertha y el Leverkusen en Bremen) y se alzaron por la noche con su primer Mundial de Clubes. Al 2014 le pedirán que sea simplemente tan bueno como 2013.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

4 comments

He tenido el atrevimiento de tragarme el casi todo el partido pensando que el Bayern iba a propinar una goleada historica, o que el Raja iba a presentar una resistencia historica (aunque no ganara) La primera parte ha sido pasable, pero la segunda ha sido absolutamente infumable. Pasividad, conformismo, ganas de irse de vacaciones..

Es cierto que ahora el Bayern tiene mas variantes que antes, que puede jugar de otra forma, que controla mejor los partidos. Pero antes era mucho mas divertido. Lo de pasarte el balon cuando vas ganando para mi no es tiki-taka. Mas bien es catenaccio estilo español. Espero que cuando lleguen los partidos importantes sean mas ambiciosos.

Lástima que este partido no se pudiera ver en abierto España y que yo sepa ni en cadenas "normales" (Golt,C+Futbol…). Al menos por el artículo y el comentario de Phoenix parece que no ha sido demasiado divertido, al menos la segunda parte, que es la que más me habría interesado. En fin, enhorabuena al Bayern… y al Raja!

Sí, lo cierto es que no fue un partido demasiado disputado. En la primera parte sí se vieron detalles interesantes relacionados con la propuesta de Pep, pero en la segunda el Bayern se desconectó por completo.

Saludos!

Por una parte es bastante lógica la desconexión del Bayern de Múnich en la segunda parte. Ahorras esfuerzos y si tienes el balón peligro no te crean.

Deja un comentario

*