Sostenidos por Pepe

Real Madrid v Club Atlético San Lorenzo de AlmagroClub World Cup

Nadie recuerda cómo se jugaron las finales, se recuerda quién las gana. Y hoy en Marrakech el que lo hizo fue el Madrid, cerrando un año histórico en la entidad madridista y alargando una racha de victorias (22 ya) que ya por pura inercia parece interminable. El fútbol que se vio fue francamente pobre: una primera mitad de típico ritmo espeso sudamericano y una segunda de complacencia pausada poco emocionante. Habrá quien diga que al Madrid, una vez tuvo el resultado a favor, era lo que le convenía y seguramente no le faltara la razón, pero no puede dejar de apuntarse que aquel torrente de fútbol que brindó el equipo blanco y que vio su cima en Liverpool se ha ido apagando de forma progresiva en las últimas semanas. Ha seguido ganando con autoridad y los datos son poco discutibles, pero esa sensación de rotundidad en su juego ya no es la misma. Nada raro teniendo en cuenta que el número 19 antes estaba y ahora no, y que ese número 19 es quizá el mejor centrocampista del mundo: lo raro era que su ausencia no se notara. El descanso mental, las vacaciones y la vuelta del croata seguramente contribuyan a que el Madrid recupere su forma de cara al tramo verdaderamente importante de la temporada, aquel que decide la gloria. Su estado de ánimo, sin embargo, sigue intacto desde hace varios meses y eso es tremendamente positivo.

Pepe sostuvo al Madrid en la primera parte

Evidentemente nadie discute que él tiene mucha culpa de ello, pero es una pena que Pepe vaya a ser recordado como un buen central marrullero y no como lo que es, indiscutiblemente: uno de los mejores centrales de la historia del Madrid. Pese a que la ola de ilusión por lo nuevo, lo joven y lo puro (y lo bueno) representada por Varane pretenda jubilarle (con legitimidad, por supuesto) el portugués sigue alargando su plenitud a base de lo que mejor sabe hacer: competir como un animal. Ante San Lorenzo volvió a dar una exhibición de lo que le ha hecho un defensor histórico durante casi una década: permitir que el Madrid juegue a 50 metros de Casillas y que apenas haya grietas en esa forma de jugar. Su concentración, su poderío en la anticipación, su despliegue físico en la carrera, su forma de medir en los balones en largo… Esa presencia fue lo que permitió que el plan de Bauza no le saliera redondo al menos al descanso. Porque hasta ese momento se estaba jugando a lo que él quería… salvo a la hora de contragolpear, donde se encontraron con un colosal Pepe y un gran Ramos que cerraban la puerta.

 

Ramos - Pepe - Real Madrid - Focus
Pepe y Ramos firmaron un gran partido. Foto: Focus Images Ltd

No es que el equipo bonaerense hiciera un ejercicio de defensa implacable, de pulcritud táctica, de orden matemático, pero lo cierto es que conseguían su objetivo: que el Madrid no atacara cómodo y que la BBC no recibiera en situaciones en las que pudieran explotar sus condiciones. Mediante la reiteración de las faltas, las discusiones y demás, consiguieron que no se jugara de forma prolongada y que el Madrid no fuera descifrando sobre el campo las soluciones a los retos que los porteños planteaban. El conjunto blanco no conseguía asociarse en tres cuartos y generar desequilibrios cerca del área, por lo que los defensores vivían cómodos y el balón permanecía lejos de la zona de peligro. Kroos, un apagado Isco (interior derecho) y James (interior zurdo) estaban casi paralelos en el centro del campo, por lo que no había situaciones en las que generar desequlibrios entre líneas (se esperaba más movilidad de James) y la BBC, especialmente Benzema y Cristiano, no bajaban a tirar apoyos y a contribuir en la gestión, por lo que el Real atacaba plano y el guión favorecía a San Lorenzo. Le fallaba la última parte del plan que es la de contragolpear, ya que, como comentamos, Pepe y Ramos sí estaban defendiendo al máximo nivel y ante eso el equipo argentino no tenía recursos. Sin hacer grandes cosas para ello, el conjunto merengue se encontró un córner y volvió explotar una vez más la fórmula diestra de Kroos + testa de Ramos para aventajarse en el marcador. El partido se ponía cuesta arriba para los de Bauza, que se iban al descanso perdiendo pese a que les estaba saliendo el partido que habían soñado en la previa.

Y Bale lo finiquitó en la segunda

Decíamos que Isco había estado apagado en la primera parte, que no era la versión de centrocampista constante y presente que nos había regalado en esta 14/15, pero sigue siendo un genio y dejarle sobre el campo siempre deja la opción de que haga una genialidad. La hizo en el 2-0 dando un pase preciso e interpretado a toda velocidad a Bale, que volvió a aparecer en una final (como en Lisboa, como en Mestalla) para terminar de certificar el partido, con la contribución de Torrico. Entre que el Real no estaba inspirado, que no quería hacer sangre, que se sentían cómodos tanto Kroos como Isco circulando en horizontal y que San Lorenzo no tenía argumentos para volcar el campo hacia Iker, el partido acabó virtualmente ahí. Casillas levantó el trofeo al cielo de Marruecos y el equipo se podrá ir de vacaciones plenamente realizado, pero sabiendo que para lo que le espera a la vuelta (Valencia en Liga y eliminatoria ante el Atlético de Madrid en Copa) deberán acercarse a lo que no hace tanto fueron.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

7 comments

Bale no definió nada, lo hizo Torrico -no Torruco-, que se comió los dos goles, en el primero falta de Ramos incluida, como la Bale a Juanfran en el 93′ en Lisboa.

A mi el Madrid me devuelve esas dudas que se me habian ido en una parte de la temporada. Un equipo bien plantado atras y con contragolpes le puede hacer mucho daño al Madrid. Se viene el Atleti en Copa y va a plantear algo similar a lo de ayer, ojo que sera una buena prueba.

toda la razón del mundo, no entiendo como al Madrid la mayoria de equipos le juegan abierto, así lo que se garantizan al 100% es una goleada, con un cerrojo y contraataque pueden pasarlo mal en algunos partidos.

y del torneillo este poco que decir…por cierto el año pasado para la prensa española simplemente no existía, y este año queiren darle una mayor importancia que al mundial de futbol¡¡¡¡¡

“…y este año queiren darle una mayor importancia que al mundial de futbol¡¡¡¡¡…”

y este mundial de que ha sido? de waterpolo?

“Nadie recuerda cómo se jugaron las finales, se recuerda quién las gana.” No es cierta esa frase, al menos no en todas las finales, por ejemplo, la del Barça-ManU de 2011 se recuerda de ella quien la ganó y como la ganó…

Deja un comentario

*