Guangzhou remonta sobre la bocina

Scolari - Brasil - Focus

Por cuarta vez en las últimas seis ediciones del Mundial de Clubes, el representante de la CONCACAF cayó de la lucha por el título en el primer partido. En la primera ronda, en este caso ante el campeón asiático, Guangzhou ET, y en esta ocasión de forma bastante dolorosa. En un partido abierto y con alternativas, sobre todo en el primer tiempo, tanto chinos como mexicanos exhibieron varias de sus mejores virtudes en el duelo que definía el rival del Barcelona en las semifinales del torneo. Poco a poco Club América inclinó la balanza, pero perdió el control del choque en el momento decisivo y la ventaja de 1-0 que defendía en el minuto 79 se esfumó para terminar perdiendo el partido en el último segundo del tiempo de descuento.

Solo en dos de las últimas seis ediciones del Mundial de Clubes el campeón de la Champions asiática ha caído en la primera ronda del torneo. El continente más poblado del planeta progresa sin prisa pero sin pausa y no es una mera comparsa de clubes procedentes de países habitualmente más potentes a nivel de selecciones. Ante América Guangzhou arrancó con muchísima fuerza, presionando bien en campo contrario, con un centro del campo compacto que no permitía al conjunto mexicano jugar por dentro y que provocó robos a una altura notable. Las apariciones de Ricardo Goulart (y en menor medida de Robinho) entre líneas y las constantes incorporaciones de Zhang Linpeng por el perfil derecho fueron dos armas peligrosas para un América que tardó bastante en sentirse cómodo sobre el césped, pues acumulaba a varios hombres de ataque muy arriba pero a pocos efectivos en el centro del campo, parcela en la que se impuso Guangzhou en la fase inicial.

Sin embargo, cuando América lograba instalarse en campo contrario o correr generaba peligro. El control inicial fue chino, pero las mejores ocasiones del primer tiempo las generó el cuadro mexicano. Paul Aguilar no paraba de subir por el flanco derecho, Li Shuai detuvo varios disparos peligrosos para mantener el 0-0 y fue especialmente decisivo en un lanzamiento de falta de Goltz que desvió al larguero con la yema de los dedos. Poco a poco América se fue impusiendo, logró que la figura de Robinho se diluyese y que Elkeson prácticamente no entrase en juego. Esta misma tendencia se reprodujo en el inicio del segundo tiempo, con un Paul Aguilar espectacular recorriendo el perfil derecho del ataque mexicano. Insistió América en atacar por esa zona, se acercó con peligro de forma reiterada y terminó cosechando su recompensa en una acción en la que Benedetto desequilibró por el sector derecho para poner un buen centro para Oribe Peralta, que inauguró el marcador a los 55 minutos.

Gozó de ocasiones América para rematar la faena después de la diana de Peralta en varios contragolpe que no resolvió con éxito, pues Quintero y Benedetto no se mostraron acertados tanto en la toma de decisiones como en la ejecución de las mismas. Con el 1-0, el conjunto mexicano también fue reculando, confiando en la velocidad de sus puntas para sentenciar el choque, mientras Guangzhou refrescó las piezas de ataque, en especial con la introducción del delantero internacional chino Gao Lin. El “29” resultó clave para la remontada, pues dinamizó el juego de ataque y su actitud fue mucho más proactiva que la de Elkeson. El punta asiático pidió el balón, se ofreció bastante más y participó de forma decisiva en la acción del empate, en un contragolpe en el que habilita a Paulinho con un pase en profundidad para luego terminar protegiendo el balón de espaldas en el corazón del área, esperando lo justo para la llegada de Zhang Long, que igualó la contienda con un disparo flojo en el que el arquero Moisés Muñoz podría haber hecho bastante más.

Cuando todo parecía apuntar a la prórroga, Gao Lin provocó un córner en el tiempo de descuento y emergió uno de los futbolistas más mediáticos del campeón chino, el ex del Tottenham Paulinho, para cabecear libre de marca en la frontal del área pequeña ante una pésima salida por alto de Muñoz, que apareció en la foto de los dos tantos asiáticos, en la segunda actuación desafortunada de un portero en este torneo. El Guangzhou de Scolari será el encargado de medirse al Barcelona en la semifinal del próximo jueves. Empezó y terminó mejor el partido.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*