La primera jugada decisiva rearbitrada por vídeo alimenta el debate sobre el uso de la tecnología

televisión MarcadorInt

Pocos partidos en esta época, cuando ya han ocurrido tantas cosas y casi nada es nuevo, pueden presumir de entrar en los libros de historia del fútbol por aportar cuestiones trascendentes nunca vistas hasta la fecha. El Atlético Nacional-Kashima Antlers de la semifinal del Mundial de Clubes 2016 lo hará por dos motivos: por suponer la clasificación de un conjunto asiático para la final de un torneo intercontinental por primera vez y por haber sido el marco en el que, también por primera vez, se rearbitró en directo con la ayuda del vídeo una acción determinante en una competición oficial absoluta de la FIFA.

Corría el minuto 32′ de juego. El campeón de Sudamérica y el anfitrión del certamen (Kashima representaba al país organizador tras haberse proclamado campeón nacional) empataban 0-0 en Suita (prefectura de Osaka). Los nipones tenían una falta a favor, algo escorada al sector izquierdo y unos cuantos metros por delante de la línea del centro del campo. Gaku Shibasaki sirvió la falta y hubo un forcejeo, pero Viktor Kassai no observó ninguna acción punible y dejó continuar el juego. Cuando el juego se interrumpió, aproximadamente un minuto después, fue informado de que había habido un derribo en una pugna entre dos futbolistas que disputaban esa pelota dividida. Kassai se dirigió a la banda opuesta a consultar un monitor y comprobó que, en efecto, Orlando Berrío había zancadilleado por detrás a Daigo Nishi. Al colegiado húngaro sólo le mostraron la imagen del derribo para que decidiera si había penalti o no. Pese a que parecía evidente en las tomas seleccionadas que la posición de Nishi era dudosa y que podía estar en fuera de juego, no se le envío al árbitro ninguna secuencia específica para que determinara si la acción debió ser anulada anteriormente por posición adelantada del japonés. A posteriori, analizando las imágenes del directo -porque ninguna repetición se centró luego en ello-, se pudo comprobar que Nishi estaba en posición adelantada en el momento del golpeo. Pese a ello, Kassai no obró mal, aunque desde luego el debate sobre el uso de la tecnología se intensificará tras esta incidencia en el estreno del vídeo.

El colegiado húngaro Víktor Kassain actuó según marca el reglamento. El debate no se centra en su actuación, sino en cómo debe aplicarse la tecnología. (Foto: Focus Images Ltd).
El colegiado húngaro Viktor Kassain actuó según marca el reglamento. El debate no se centra en su actuación, sino en cómo debe aplicarse la tecnología. (Foto: Focus Images Ltd).

¿Por qué Kassai actuó como debía según la nueva norma de uso de la tecnología? Porque el fuera de juego no es uno de los cuatro supuestos que se puedan revisar con el vídeo. El colegiado puede consultar las imágenes para tomar decisiones que tengan que ver con penaltis, goles, expulsiones y confusiones de identidad de jugadores. ¿Y los fueras de juego? Sólo se analizarán si la consecuencia directa es un gol. Pero en este caso se sobrentiende que es una consecuencia indirecta, ya que no se trata de una jugada en la que el futbolista que está en fuera de juego acabe anotando al rematar el centro.

El árbitro asistente no advirtió que Nishi estaba en fuera de juego (o entendió que no podía considerarse que lo estuviera, algo que se convierte ya en una cuestión interpretativa: pese a que especialistas en arbitraje nos indican que el hecho de que la pelota acabara cayendo en la zona en la que se produjo el derribo es suficiente según las últimas normas para considerar que tenía influencia en la jugada, la FIFA ha emitido un comunicado en otra dirección tras el partido). Pero su posible error no se puede rearbitrar según las directrices que la FIFA ha marcado para el uso de la tecnología. Que el colegiado húngaro actúo de acuerdo al reglamento parece evidente, pero que van a aumentar las dudas acerca de cómo debe aplicarse la tecnología aún lo es más. Al fin y al cabo, el equipo arbitral habría cometido dos errores que habrían derivado en una especie de acierto, pero el hecho de que la normativa sólo permitiera rearbitrar uno de los dos lances acabó con la señalización de un penalti que, en caso de que toda la jugada hubiera estado plagada de aciertos, nunca se habría sancionado. Todo el asunto cobra una mayor trascendencia ya que el Kashima Antlers convirtió la pena máxima inaugurando así el marcador y el Atlético Nacional no logró recuperarse y acabó cayendo por 0-3.

Actualización: La FIFA ha emitido un comunicado en el que celebra la aplicación de la norma y considera que el equipo arbitral actuó correctamente en todo momento ya que “no se puede considerar que Nishi estuviera en fuera de juego porque no pudo llegar a disputar el balón”.

 

Related posts

25 comments

Un tema a considerar que no tienes en cuenta: el simple hecho de estar en fuera de juego no constituye una infracción en si, sino que debe participar activamente en el juego, cosa que no hace puesto que antes que pueda participar recibe falta del adversario. Difícil de entender, pero según el reglamento, el árbitro decide correctamente. Y por supuesto, si hubiera participado activamente en el juego, tampoco hubiese podido rearbitrar como muy bien explicas.

Saludos!

Yo creo que está bien pensado tal y como está, pues lo contrario hace inútil la participación del linier en el equipo arbitral. Si queremos un punto intermedio, este es el ideal (se puede dar el error humano del linier con la ayuda del VAR para posibles FALTAS).

Francamente, el sistema del VAR estará bien si se sigue probando. Desconocía todos los entresijos del VAR pero ahora, leído con calma, me parece todavía mejor. Recordemos que el penalti se podría haber mandado a la grada perfectamente. Si el linier no duda, estupendo. Ahora, las cosas como son; más allá del fuera de juego, el penalti es de libro. Para estas jugadas el VAR es sensacional.

Un apunte más: no he logrado ver cuando pide Kassai el VAR. ¿Ha sido justo cuando se ha parado el juego, verdad?

Sí, pero es que no es Kassai el que se lo pide. Es el árbitro de vídeo el que le advierte de que hay un posible penalti y le ofrece la posibilidad de verlo. La acción había pasado inadvertida para Kassai.

Ahí está el error fundamental como mucho me temía.

Ahora, mantengo que el concepto y la idea son perfectas a día de hoy. Se aplican mal y pasa esto… Es cuestión de tiempo que funcione correctamente.

Sinceramente creo que el problema es que la FIFA limita el uso de la tecnología y ese es el error. El fútbol no se decide por un hecho aislado en concreto, sino que son situaciones continuadas, como en este caso, donde, por las normas, se ha tomado una decisión correcta que acabó siendo polémica por otra acción que, al no estar revisada con la tecnología, debió invalidar lo posterior. Soy un defensor acérrimo de la tecnología en el fútbol, por lo que lo que hay que pedir es que sea para todo o no se aplique.

El problema es: “¿qué es todo?”. Si hay una falta clarísima en el centro del campo que no se señala y luego la acción acaba en gol un minuto después… ¿No se puede considerar que ha sido clave el error? ¿Y dónde ponemos el límite para no ir hacia atrás todo el partido? Me parece un asunto muy complejo. Soy el primero en creer que debemos apoyarnos en ello para evitar errores flagrantes, pero no me parece sencillo determinar cómo se debe hacer.

Obviamente es algo muy complejo Axel. Pero ya tenemos ejemplos en multitud de deportes con el uso de tecnología; Rugby/Fútbol Americano, Hockey, etc. Cierto es que tienen peculiaridades diferentes al fútbol. Pero con una especie de “comisarios” en la banda que analizan las jugadas más polémicas sí podemos garantizar un juego más justo, no tan limitado por los errores humanos. Nunca conseguiremos un juego perfecto, como podría ser el tenis arbitrariamente, pero con el uso de la tecnología para el gol, penaltis o fuera de juego, sí nos podremos aproximar más que la situación que ocupamos ahora.

Totalmente de acuerdo Axel, es un tema complejo. Esperaba que en el podcast monday morning debatieran más acerca de esta situación que es clave para el devenir del deporte que tanto nos apasiona, sin embargo no ha dado tiempo. Por cierto, te descubrí en el lejano 2007 en tu blog de planeta Axel (que emoción el día que escribiste acerca de un club de mi país, Universidad de Chile), y desde entonces te he seguido la pista por todos tus proyectos. Leer tus artículos o escuchar tus podcast ha sido parte de mi vida durante muchos años. Desde que estudiaba en mi natal Chile, luego en mi segundo hogar, Deutschland (was für ein hervorragender podcast mit deinem Deutschlehrer!), and now in Soccerlandia, while I do my master in Violin Performance (mi second passion, after soccer obviously). Gracias por acompañarme y facilitar mi adaptación en cada uno de estos países.

Pues muchas gracias Christian, a veces no nos damos cuenta de que haciendo algo tan aparentemente intrascendente como esto podemos hacer más llevaderas o más alegres algunas rutinas. Intentaremos seguir por esa línea.

Justo hoy un periodista del diario mas importante de mi país a escrito una columna lamentable respecto a esto, que no solo evidencia una rigidez injustificada frente al cambio, sino ademas una lamentable ignorancia que avergüenza. Se agradece y valora mucho mas la argumentacion conceptual que ustedes realizan a diario en este medio. Ajunto link de la columna en cuestión: http://www.elmercurio.com/blogs/2016/12/20/47488/Que-mejor-aprendan-a-arbitrar.aspx

Y adjunto mi respuesta:
Estimado Señor Sergio Gilbert. En mi humilde opinión, su argumentación es errada. En el último párrafo donde usted sugiere otra solución, en lugar del uso de tecnología para reducir los errores arbitrales, se olvida de estos en su mayoría ocurren por errores humanos. De nada sirve que aprendan a tomar mejores decisiones, que desarrollen su criterio o que sean capaces de recitar el reglamento -entiendo que usted usa esta expresión en forma figurativa, como una hipérbole para señalar que deben aprender mejor el reglamento, y que usted no tiene la absurda idea de que un árbitro es mejor si se es capaz de recitar el reglamento de memoria-, si no ven una acción del juego por estar de espaldas a ella siguiendo otra.
La mayoría de las veces el error arbitral se produce porque no ven (en plural pues me refiero a todos los árbitros que están en el campo de juego) una situación antirreglamentaria, como ocurrió en el citado partido. Espero que usted concuerde en que ninguna de las soluciones que propone habría servido para que el árbitro sancionara ese evidente penal, que ni él ni sus asistentes vieron. Sin embargo los nuevos árbitros, que estaban a cargo de filmar las jugadas polémicas, le advirtieron del posible penal y el al verlo concordó con ellos y lo sancionó. Evidentemente es necesario que el tiempo de reacción se mejore drásticamente, y que no tarden tanto tiempo en reaccionar.
Tenga usted en consideración que su lector es un acérrimo defensor de los valores que han hecho al futbol el deporte más popular del mundo, entre los que destaca la simpleza y poca infraestructura necesaria para jugarlo. Concuerdo en que la popularidad del deporte radica, en gran parte, en que apenas es necesario dos arcos y algún objeto esférico para jugarlo. Pero esto no sesga mi capacidad de entender que cuando hay tantos intereses económicos en juego, es necesario reducir el factor del error arbitral al mínimo.

Si ya de por si era escéptico con el videoarbitraje, después de lo que ha sucedido en el encuentro lo soy aún más. Entiendo que lo del Mundial de Clubes es solo una prueba y que si lo quieren tirar para adelante tendrán que mejorar muchísimas cosas, entre ellas las jugadas que se pueden y deben revisar, así como la rapidez en indicar una infracción que el estamento arbitral no ha apreciado en directo. Parar el encuentro para que el árbitro se vaya a la banda a revisar una acción que ha sucedido un minuto antes -caso como el de hoy- es algo que el fútbol no se puede permitir. No me quiero imaginar lo que pasaría en los derbis o en un clásico, donde hay muchísimas acciones polémicas.. ¿Cuántas veces debería parar el árbitro el partido? Lo único que positivo que comportaría todo esto sería que algunos medios o programas dejarían de sacar mierda aprovechándose de la polémica, aunque por lo visto hoy en la jugada del 1-0 ni aún así nos libraríamos.

El problema de la polémica de hoy es que sustenta a las dudas para escépticos como tú. Y lo entiendo, no ha sido el mejor debut. Pero ya se puede ver que la tecnología del gol por ejemplo funciona e instantáneamente. Entiendo que las decisiones que dependan de apreciación no podrán ser inmediatas, pero sí podremos ir avanzando hacia un videoarbitraje más eficiente. Entiendo que un partido de fútbol no puede durar 30 minutos más solo por parar por el arbitraje, por eso lo importante y también lo más complicado, como dice Axel, es delimitar de la forma correcta el uso de esta tecnología. Sea como sea creo que ya hemos vivido demasiado tiempo con errores arbitrales, “robos” y demás carnaza que servían a medios de uno y otro lado para tergiversar el fútbol, como bien dices.

El videoarbitraje llevará a interrupciones constantes y a dobles raseros preocupantes. Como bien dicen aquí arriba, ¿cuántas veces habrá que parar un partido? ¿Y si pasa algo relevante (agresión, gol en contragolpe…) hasta que paran? Yo puedo entender el “ojo de halcón” en un momento puntual para ver si ha entrado, pero ir más allá, y además aplicando dobles estándares (sin ir más lejos, ¿se podría revisar si la falta que da lugar al posterior penalti está bien pitada?) me parece que va a dar lugar a muchas más injusticias que ahora. Y si se aplica en su totalidad vamos a ver interrupciones cada 2 minutos y van a convertir el fútbol en un auténtico peñazo.

Yo entiendo que lo del video debería ser utilizado únicamente para analizar si un gol es valido después de que se produzca…una vez se produce el “hecho trascendente” (el gol) se analiza por si es invalido. Lo demás en un juego tan continuo me parece complicado de aplicar. Tanto el rugby como el futbol americano son mas lentos y por eso es mas fácil de aplicar.

El artículo está mal escrito. Hasta el final no dices qué decidió el árbitro. Supongo que está pensado para gente que vió el partido.

Creo que en el segundo párrafo queda claro qué señaló el árbitro, pero en cualquier caso, al ser ésta una pieza de apoyo a la principal sobre el partido (que está enlazada al principio del artículo y que es la que ejerce el rol de crónica y la que responde a la pregunta de “¿qué ha pasado?”), no se la puede juzgar como si fuera el único texto que hemos publicado sobre el encuentro. Es un artículo para profundizar en una circunstancia destacada ya explicada en la crónica.

Lo que más me preocupa, como bien dicen algunos arriba, es la cantidad de interrupciones que pueden haber. Además, hoy se jugó casi 1 minuto fantasma, 1 minuto que “no ha existido” en el partido, pues se retrocedió hasta el momento del penalti…podría incluso ser peor, imaginaros que se marca un gol durante este 1 minuto…qué hacemos, anulamos todo y volvemos hasta el momento de la infracción?
Para mi solo deberían utilizar la tecnologia en acciones de gol, ya sean para decidir si el balón ha entrado o no, o para revisar un posible fuera de juego/falta de ataque…pero que se decida allí en aquel momento, y que no se retroceda en el tiempo.

No hay fuera de juego según la normativa actual así que no veo el debate en el uso de la tecnología en esta jugada concreta. Si es penalty, está bien pitado.
Respecto a dónde poner el límite para el uso de la tecnología, es complejo como dice Axel, pero parece evidente que tiene que haber un límite muy claro.
Yo probaría con lo de que cada equipo tenga una posibilidad de reclamación (al estilo del ojo de halcón del tenis). Si no se le da la razón, pierde la oportunidad. Si se le da la razón, la mantiene. Y por cierto… la de agarrones de dentro del área que dejarían de existir si empezara a haber reclamaciones de este tipo, con su consecuente penalty 😉

Hola, Axel

Me parece emocionante que se introduzca la tecnología de vídeo, puede evitar errores gravísimos que deciden partidos.

Pero para mí, el enfoque que le da la FIFA no es correcto. Como la iniciativa de rearbitrar una jugada viene de los árbitros, cada vez que hay una disputa (se vio en este partido) el contrario le pide al árbitro que rearbitre. Y estamos de acuerdo con que TODO no se puede rearbitrar o sería una locura.

¿Por qué no implementar challengers, como en el tenis? Que quienes pidan el vídeo sean los equipos, con dos/tres opciones por partido. Si lo piden y aciertan, mantienen intactos los challengers. Si fallan, pierden uno.

Creo que solucionaría el caos y la arbitrariedad (nunca mejor dicho) a la hora de usar el VAR.

¿Cómo lo veis?

Abrazos

Es un tema complicado. Para empezar, los criterios deberián estar clarísimos y publicados para que jugadores, árbitros y aficionados lo tengan claro.

En mi opinión, solo debería aplicarse en jugadas claramente decisivas: gol fantasma, goles anulados y penaltis, aunque tengo dudas en esto último. Llevarlo más allá en jugadas de mediocampo, segundas amarillas, etc sería demasiado.

El modelo que comenta Alberto de los challenges podría funcionar. 2 por equipo y partido y deben activarse en el momento en que se produce la jugada, no 1 minuto después. No puede ser que el juego continúe y se tire un minuto atrás. ¿Qué hubiera pasado si Atlético Nacional mete gol justo después del penalti rearbitrado? ¿Se tira el penalti para empatar 1-1 o se anula el gol? No se pueden dar estas situaciones.

En referencia a los penaltis y goles anulados, se debería seguir la pauta de la NBA o NFL en el rearbitraje: solo se tumba la decisión inicial del directo si la repetición muestra 100% que debe cambiarse. Si hay dudas, aunque sean fundamentadas, no se cambia la decisión.

Aplicar la tecnología en los penaltis puede traer problemas de interpretación pero también puede tener un efecto muy positivo en desincentivar piscninazos y, a la larga, tener un fútbol con menos simulaciones.

Creo que lo del VAR es un acierto total, aunque el principal problema como se ha comentado antes es que puede ocasionar muchas interrupciones, pero de todas formas esas interrupiones las debería tener en cuenta el árbitro para añadir minutos en el tiempo de descuento. Lo de los challengers que comentaba el que ha puesto el anterior comentario me parece razonable ya que con eso no se harían muy largos los partidos.

De no ser por el VAR, creo que el resultado pudo haber sido otro. Para mí el 0 a 3 es un resultado engañoso, ya que el equipo nipón no hizo demasiados méritos cómo para acabar ganando con un resultado tan abultado y para mí el Atlético Nacional jugó bien, creó más ocasiones de gol pero le falto mucha puntería. Además la defensa nipona fue muy inocente ya que concedió demasiadas ocasiones de gol y dejaban que los atacantes del equipo colombiano dispararan a su portería con mucha facilidad cada 2 por tres. Creo que si los defensas nipones hacen esto en la final lo pagarán muy caro, aunque los japones ya se puden dar por satisfechos con su actuación en este torneo tras haber llegado a la final.

Deja un comentario

*