Raja y Guangzhou pasan a semifinales

Stade Marrakech - Galo Digital

Raja Casablanca, el anfitrión de este Mundial de Clubes 2013, dio la sorpresa al ganar 2-1 a Monterrey y será el rival de Atlético Mineiro en semifinales. Antes, Guangzhou Evergrande había superado a Al Ahly por 2-0 por lo que habrá duelo Lippi-Guardiola.

Stade Marrakech - Galo Digital El Stade Marrakech, escenario hoy del Guangzhou – Al Ahly.Foto: Galo Digital.

Guangzhou Evergande 2-0 Al Ahly

Conca, Muriqui y Elkeson. Con estos tres sudamericanos guiando a un equipo completado por futbolistas asiáticos ha ganado la Champions League de Asia el Guangzhou de Evergande de Marcello Lippi, y también liderado por ellos tres ha conseguido vencer al campeón de África y pasar a las semifinales del Mundial de Clubes.

En un primer tiempo que empezó muy abierto y con continuas llegadas para ambos equipos, pudo adelantarse Al Ahly pero su leyenda Aboutrika no acertó a rematar de cabeza cuando tenía toda la portería para él. Poco después, fue Elkeson el que estuvo a punto de marcar con un disparo demasiado cruzado desde dentro del área, y el partido se calmó. Con mucha igualdad, poca continuidad en el juego, y Conca y Muriqui dejando claro cada vez que recibían que eran los mejores jugadores del partido, se llegó al descanso.

Tras la reanudación, Aboutrika, bastante desaparecido, se quedó en el banquillo y Guangzhou mejoró de forma notable. Muriqui abandonó la banda izquierda y pasó a jugar en punta con Elkeson, y de sus desmarques a la espalda de la defensa nació todo el peligro chino. Después de una gran jugada colectiva, el brasileño ex de Atlético Mineiro regateó al portero Ekramy, su remate lo despejó la defensa, y Elkeson se encargó de empujar el rechace llegando desde atrás.

Justo después del 1-0, un precioso pase picado de Conca para Muriqui volvió a dejar solo al brasileño, pero falló. Estaba siendo muy superior el conjunto de Lippi, y de nuevo con Muriqui ganándole la espalda a la defensa egipcia tras un gran balón del capitán Zheng Zhi, el uno contra uno errado por el brasileño le cayó a Darío Conca para poner el 2-0.

Al Ahly, que apenas se acercó al área contraria en la segunda mitad, pudo volver a meterse en el partido tras un disparo lejano de El Said que se estrelló en la cruceta, pero quizás habría sido demasiado premio. En los últimos 20 minutos se dedicó a mantener la pelota el equipo de Cantón, que incluso pudo anotar el 3-0 en una jugada de Zhang Linpeng, uno de los mejores futbolistas chinos de este Guangzhou que se enfrentará al Bayern en semifinales.

Raja Casablanca 2-1 Monterrey

Nuevo fiasco de Monterrey en el Mundial de Clubes. Los mexicanos han participado por tercera vez consecutiva en el torneo como representante de la CONCACAF, y en dos de ellas no han logrado llegar a semifinales al caer ante equipos a priori muy inferiores. Esta vez, fue Raja Casablanca, campeón marroquí y que participa representando al país anfitrión, el que superó a los Rayados en un encuentro en el que los de José Cruz merecieron más desde el principio. Con tres centrales, carrileros largos, y Humberto Suazo como referencia arriba, prácticamente todas las ocasiones de los mexicanos nacieron en las botas de César Delgado. Con su talento y calidad, el Chelito llegó a marcar diferencias en grandes noches de Champions League, y lo sigue haciendo ahora en Monterrey. Pero cuando parecía que se adelantarían pronto, fueron los locales los que golpearon. Mohsine Moutouali, que dejó detalles desde el inicio, metió un gran pase para la subida de El Hachimi por la derecha, este centró, y tras un error de Orozco anotó Chtibi. El Stade d’Agadir, con un gran ambiente, estallaba y a Monterrey le costaría unos 10 minutos reponerse del gol y volver a dominar el partido.

En la recta final de la primera parte y durante toda la segunda, generaron ocasiones los mexicanos pero se encontraron con el portero local. Khalid Askri demostró en todo momento personalidad para salir en los balones colgados, y también reflejos y agilidad para responder a los disparos lejanos. Solo Basanta, el capitán de Monterrey y un habitual de la selección argentina, consiguió batirlo con un gran remate de cabeza a balón parado.

Con los Rayados dominando la posesión y Raja Casablanca replegado y tratando de salir a la contra buscando al rápido Iajour, se avanzó hasta una prórroga en la que se volvieron a adelantar los de Faouzi Benzarti. Moutouali ejecutó un córner desde la izquierda y el marfileño Kouko Guéhi remató de cabeza llegando desde atrás. Quizás era demasiado premio para los verdes, que aunque estaban compitiendo bien apenas habían llegado a la portería de Orozco, pero el que sí merecía una guinda a su buen partido era Guéhi. El marfileño, el único no marroquí en el once titular, completó una gran actuación como mediocentro: corrió, robó, tapó, escondió la pelota, armó contras…

Al igual que en el primer gol, el conjunto de Cruz tardó en reaccionar y solo un zurdazo del Chupete Suazo desde la frontal puso nerviosos a los locales. Con aficionados, cuerpo técnico y jugadores visiblemente emocionados, finalizó esta pequeña hazaña de Raja Casablanca, que el maiércoles lo volverá a intentar ante el equipo de Ronaldinho.

Related posts

Deja un comentario

*