Sanfrecce Hiroshima machaca a balón parado

Sanfrecce Hiroshima yoppy

El plantel de River Plate estuvo presente en la victoria (0-3) de Sanfrecce Hiroshima sobre TP Mazembe y Marcelo Gallardo debió tomar nota del poderío en las acciones de estrategia de su rival el próximo miércoles por un puesto en la gran final del Mundial de Clubes. La capacidad para aprovechar este tipo de jugadas será la principal arma ofensiva del conjunto de la región de Chugoku ante un rival a priori superior en todas las facetas del juego.

En una primera parte de contrastes, TP Mazembe se acabó diluyendo ante el descaro japonés. El campeón de África comenzó el encuentro aculando a la zaga nipona en su propia área gracias a la verticalidad de Assalé, pero en ningún momento consiguió poner en aprietos a Hayashi. Poco a poco el conjunto dirigido por Carteron fue dejando espacios en la zaga como consecuencia de las precauciones de su rival y Sanfrecce acabó por leerlos bien: el centro del campo bajo la batuta de Kazuyuki Morisaki le imprimió velocidad a la pelota y las contras se sucedieron una tras otra. Hisato dispuso de la ocasión más clara en el 20′: una internada rápida por la zona central que ni Sinkala ni Diarra consiguieron deterner acabó en los pies del delantero de Saitama y su disparo forzado tras un control deficitario salió desviado por encima del arco congoleño. Esa acción espoleó tanto a los futbolistas como a la afición japonesa presente en el Yanmar Stadium Nagai de Osaka; a partir de ahí, los chicos de Moriyasu se sacaron de encima los complejos, miraron a los ojos a su rival e inquietaron al guardameta cosmarfileñó Gbohouo.

Sanfrecce Hiroshima, sin complejos

El tanto que abrió el marcador llegaría en una acción de estatregia. Un córner botado desde el perfil derecho destapó las carencias defensivas del TP Mazembre: dos errores en la marca facilitaron el remate a placer del central Shiotani en el segundo palo. La pelota se paseó por el interior del área sin que ningún defensor encontrase el modo de despejarla y finalmente el internacional de Tukushima, más pillo que sus oponentes, tendría la precisión suficiente como para introducir el esférico en el fondo de la red. El factor anímico tuvo una importancia capital: Sanfrecce se creció consciente del equilibrio de fuerzas entre los dos cuartofinalistas del Mundial de Clubes.

Ulimwengu saltó al terreno de juego en la reanudación y su aportación en ataque le dio más mordiente al equipo africano. Sin embargo, tras unos primeros minutos de equilibrio Chiba dobló la ventaja para los nipones, de nuevo en una acción de estrategia. El zaguero se adelantó a su par a la salida de otro saque de esquina y su remate perfectamente orientado acabó superando a Gbohouo. Y lejos de bajar una marcha, Douglas pudo abrir todavía más la herida de no haber desaprovechado un uno contra uno en el 62′.

La auténtica sensación de este año 2015 es Douglas. Este segundo delantero brasileño que suele caer al costado derecho llegó a Hiroshima cedido a principios de año por un segunda división, Tokushima Vortis. Tras cuatro temporadas y media en ese club no rindió de forma muy llamativa pese a que marcó 13 goles en 31 partidos en 2013, año en el que los Vortis lograron un histórico ascenso a J.League. Sin la presión propia de las expectativas, Douglas se convirtió en fijo para Moriyasu y se ha revelado con la viola al anotar 22 goles en 38 partidos esta temporada. Sin ser un punta puro ni un veterano (27 años), es un jugador a seguir durante este Mundial. [Así juega Sanfrecce Hiroshima].

Asano firmaría el 0-3 en el 78′ que condena al TP Mazembe a pelear con el Club América por la 5ª plaza.

Foto de portada: yoppy, bajo licencia CC.

Related posts

2 comments

Algo dije de Asano pero no salió… igual, no deberían tener opciones ante River. Pierden balones muy tontos y eso River o Barcelona sí lo pagan.

El anfitrión está en semifinales tras ganar en segunda ronda al campeón de África en un estadio… semivacío. Me pregunto… Qué clase de organización no es capaz ni de llenar el estadio con el equipo anfitrión en liza?
Luego tenemos siete equipos en competición. Con uno más habría un cuadro de cuartos decente. ¿Por qué no se invita al vigente campeón?
Son dos cosas que me pregunto siempre llegadas estas fechas. A veces parece que realmente no se quiere que este se convierta en un torneo verdaderamente relevante.

Deja un comentario

*