Argentina jugará las semifinales del Mundial sub-17 una década después

20131029-163225.jpg

Como en el partido de octavos de final, Argentina jugó esta tarde contra una selección africana y metió la primera ocasión que tuvo. A los cuatro minutos ya iba por delante, lo que condicionó el resto del encuentro. Matías Sánchez cruzó con un pase en largo casi todo el campo, Ibáñez la bajó con el pecho y batió por bajo a Diabagate. Pasada la media hora llegó el segundo gol, en un córner mal defendido por Costa de Marfil. Una correcta gestión de la ventaja fue suficiente para que la albiceleste cerrara el pase a las semifinales, donde se cruzará con México.

Sin embargo, lo más llamativo de este cruce fue que los de Grondona apenas sufrieron. Costa de Marfil fue incapaz de enlazar varias jugadas de peligro para meterle miedo a los argentinos. Sólo la entrada de un punta alto y fuerte como Bedia o las incorporaciones del central Kessie, que se iba al ataque sin pensar en los huecos que dejaba a su espalda, aportaban algo distinto en la selección africana.

Aunque fue otro futbolista, Maïga, que alternó buenas acciones con pases horribles, quien forzó un penalti a falta de 12 minutos para el final. Lo transformó Kessie, pero Argentina resistió bien en el tramo final. Mammana se mostró sólido atrás y Driussi -quizás el mejor delantero del Mundial en el juego de espaldas- ganó segundos con cada intervención en campo contrario. Se impuso Argentina en un partido de pocas ocasiones que encarriló en el primer tiempo. Regresan a las semifinales de un Mundial sub-17 tras 10 años de ausencia.

Foto de portada: Silvia Lapergui.

Consulta aquí todos los textos de MarcadorInt sobre el Mundial sub-17

Related posts

Deja un comentario

*