Japón y la misma historia de siempre

Japó Kennosuke Yamaguchi

Japón jugó mejor que Suecia, pero está fuera del Mundial sub-17. Japón ganó sus tres primeros partidos del torneo, pero perdió el primer duelo decisivo. Japón monopolizó la posesión de balón (75%), pero sólo forzó dos córners. Japón exhibió una magnífica capacidad para asociarse en tres cuartos de campo, pero el portero Mohlin sólo intervino en una ocasión. Japón rozó la perfección en lo puramente estético, pero falló en el apartado práctico. Japón fue protagonista, pero un error en defensa y un mal blocaje del portero Shiraoka permitieron que una selección sueca bastante sólida y bien ordenada pasara a los cuartos de final del Mundial sub-17. La misma historia de siempre. Tanto con los pequeños y como con los mayores.

Todos los futbolistas nipones parecían buenos. Técnicamente eran unos fenómenos, como suele ser habitual en su fútbol. Capacidad para combinar en corto y en espacios muy reducidos, pero poca improvisación. El mediocentro Saito llevaba el balón hasta los mediapuntas, el delantero Sugimori se movía y caía a la izquierda mientras que los extremos Nagashima y Miyoshi entraban hacia dentro. Esto lo aprovechaban los laterales, bastante ofensivos, para avanzar varios metros. Pero nada. Tocaban y tocaban hasta que algún sueco metía la pierna y despejaba el balón. Suecia convirtió el campo en un embudo: metió a todos los futbolistas por dentro y dejó espacios en ambas bandas, conscientes de que difícilmente iban a recibir un gol en un centro lateral. Lo encajaron, pero no valió. Miyoshi se encontraba en fuera de juego.

La victoria sueca fue un triunfo de orden y disciplina, de paciencia pese a correr detrás del balón durante tres cuartos del partido. Una demostración de máxima concentración pese a ser chicos de 17 años de edad. Aprovecharon dos errores de los japoneses para irse al descanso con un 0-2 a favor. Ellos sólo fallaron una vez, cuando Wahlqvist despejó hacia su propia red un centro de Ogawa (1-2), lo que mantuvo la tensión hasta el final. Pero ni la entrada de Ogawa, muy activo en ataque, agitó al conjunto de Roland Larsson, que ahora sueña con ganar a Honduras y llegar a las semifinales. Están muy cerca.

Foto de portada: Kennosuke Yamaguchi

Consulta aquí todos los textos de MarcadorInt sobre el Mundial sub-17

Related posts

1 comments

Deja un comentario

*