México presenta su candidatura al tricampeonato

La camiseta mexicana quiere volver a campeonar en categoría sub-17 (Foto: Luisus Rasilvi).

México, vigente campeona del mundo sub-17 tras ganar en su país la última edición del torneo en 2011 (con Jorge Espericueta como principal referente), había arrancado este campeonato con una terrible derrota por 6-1 ante Nigeria. Obviamente, el resultado se utilizó para aumentar las críticas a todo el sistema que gobierna el fútbol azteca, que se encuentra en el ojo del huracán tras la discretísima participación de la selección mayor en el hexagonal final de la CONCACAF previo a Brasil 2014. Sin embargo, la sub-17 reaccionó a tiempo, sumó seis puntos ante Irak y Suecia y se clasificó para los octavos de final, en los que ayer se enfrentaba a Italia, actual subcampeona de Europa de la categoría tras el torneo disputado en Eslovaquia la pasada primavera.

 

La camiseta mexicana quiere volver a campeonar en categoría sub-17 (Foto: Luisus Rasilvi).
La camiseta mexicana quiere volver a campeonar en categoría sub-17 (Foto: Luisus Rasilvi).

Y lo cierto es que México ofreció ayer una gran imagen ante Italia. Dominó el partido, tuvo acciones combinativas largas y productivas, y mostró un muy buen nivel técnico en todas las líneas, incluida la defensiva. En este sentido destacó especialmente la salida de balón del central zurdo de Pachuca Salomón Wbias. Sin embargo, el factor desequilbrante del partido fue el golazo descomunal de Alejandro Díaz, un atacante móvil de América de México que impresionó por su calidad individual. En el gol le bastaron dos controles -uno con el interior, el segundo con el exterior- para orientarse la pelota hacia su pierna derecha y sacarse un disparo lejano que entró por la escuadra. México conservó esa ventaja con cierto sufrimiento al final, ya que Italia se volcó y buscó explotar su superioridad en el juego aéreo, pero Iván Ochoa, otro futbolista del Pachuca, sentenció el partido con el 2-0 en el descuento en una acción que él mismo había iniciado. En pocos días, la sub-17 azteca ha pasado de ser un calco de la absoluta a ojos de la crítica a convertirse en la gran esperanza de futuro del fútbol mexicano. Y a optar a un tercer Mundial de la categoría en solo ocho años (el primero lo ganaron los Carlos Vela y Giovanni Dos Santos en 2005).

Consulta aquí todos los textos de MarcadorInt sobre el Mundial sub-17

Related posts

1 comments

Deja un comentario

*