Argentina vuelve a caer en la fase de grupos del Mundial sub-20

Argentina fans during the 2014 FIFA World Cup Final match at Maracana Stadium, Rio de Janeiro
Picture by Andrew Tobin/Focus Images Ltd +44 7710 761829
13/07/2014

Por segunda edición consecutiva, Argentina se despide del Mundial sub-20 en la fase de grupos. Como ya ocurrió en 2015, la Albiceleste fue incapaz de imponer su teórica superioridad técnica ante sus rivales de grupo y sumó un botín escaso. Si en 2015 fue incapaz de derrotar a Austria, Panamá y Ghana, en 2017 se le atragantaron Inglaterra y Corea del Sur. Cuando el conjunto sudamericano quiso reaccionar, la goleada ante Guinea de la última jornada de la fase de grupos resultó insuficiente. Con tres puntos, Argentina fue la quinta mejor tercera de grupo. Se le escurrió el pase a los octavos de final.

La eliminación en el Mundial sub-20 ya no es un tropiezo aislado. El país más laureado en esta competición con seis títulos (1979, 1995, 1997, 2001, 2005 y 2007) encadena una década de decepciones en el mayor torneo de categorías inferiores de ámbito planetario. En 2009 y 2013, Argentina ni siquiera se clasificó, mientras ahora son dos ediciones seguidas en las que ni siquiera supera la primera ronda. Siguen surgiendo futbolistas de talento que harán carrera en el fútbol europeo e incluso en la selección absoluta, pero quizás ya no tantos como en etapas anteriores. Y, sobre todo, están peor organizados sobre el césped. No hay ningún bloque que funcione en categoría sub-17, tenga continuidad con la sub-20 y luego permita que un grupo de futbolistas que ha convivido durante muchos años llegue a la absoluta.

En el Mundial sub-20, vimos a Gonzalo Montiel, central de formación, actuar como lateral derecho de inicio en los esquemas de Úbeda. Luego ocupó esa demarcación Federico Zaracho, que responde a un perfil de centrocampista. El DT argentino tampoco supo acompañar a Santiago Ascacibar en la medular, sin un futbolista que supiera gestionar las posesiones al lado del 5 de Estudiantes, y arriba Argentina mostró menos pegada de lo habitual. Dejaron destellos los zurdos Colombatto y Conechny, para recordarnos que la selección sudamericana dispone de futbolistas de calidad para marcar las diferencias en el último tercio del césped. En las fases en las que sometió a Inglaterra y Corea del Sur, no transformó los goles que sirvieron para impulsar a la Albiceleste hacia el Mundial, mientras le penalizaron en exceso sus errores en el apartado defensivo. Mal parada a menudo en ataque, la zaga argentina quedó expuesta en múltiples ocasiones con jugadas verticales. Con pocos toques, Inglaterra y Corea del Sur desnudaron varias de las carencias de la retaguardia de Úbeda. La goleada ante Guinea hizo crecer la esperanza en el equipo, pero en los demás grupos siempre se dieron los resultados más perjudiciales para el combinado argentino.

Lautaro Martínez marcó 5 goles / Foto: Agencia de noticias ANDES
Expulsado en el debut frente a Inglaterra, Lautaro Martínez marcó dos goles ante Guinea. No fue suficiente. Foto: Agencia de noticias ANDES.

En general son patrones que se repiten en las últimas decepciones del fútbol argentino en las categorías inferiores. Quizás no hemos visto la acumulación de delanteros y mediapuntas de 2015, pero las dificultades para constuir jugadas de ataque desde atrás sin recurrir a los envíos laterales y la fragilidad defensiva son carencias crónicas en los torneos de inferiores. La eliminación en la fase de grupos del Mundial sub-20 no será la última mala noticia para la Albiceleste en el fútbol formativo: en octubre, se volverá a recordar que Argentina fue incapaz de clasificarse para el Mundial sub-17 de India. La decepción del Mundial sub-20 de Corea del Sur supone el cierre a una temporada que arrancó con la eliminación en la fase de grupos de los Juegos Olímpicos del pasado verano.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

8 comments

Buen articulo Tomas, pero me gustaría agregar que el desastre de las divisiones menores de Argentina se ha visto acrecentado últimamente a la mala gestión dentro de AFA, primero en no saber escoger a las personas adecuadas para dirigir las selecciones menores, en no generar procesos y buscar resultados a corto plazo sin preparación alguna. Cabe destacar que por ejemplo el mando de las selecciones juveniles en el ultimo tiempo paso por las manos de personas sin experiencia ni calificaciones adecuadas como Grondona Jr, Ubeda y el vasco Olarticoechea dejando en el olvido y enterrando los excelentes trabajos realizados por los procesos Tocalli, Pekerman y Bielsa en años anteriores.
Otro punto a destacar es que la AFA ha perdido el peso y respeto de varios clubes importantes de Argentina los cuales ahora muchas veces cuestionan y se preguntan que tan importante es que su o sus jugadores vayan a las selecciones juveniles, ya que en vez de salir favorecidos se ven perjudicados, como por ejemplo paso ahora recién con el problema del chico Barco, Independiente y Ubeda por la citación al Mundial, donde termino pesando la decisión del club como del jugador y se termino quedando para jugar el torneo local.
Nadie logra entender como llego Ubeda a ser técnico de la Sub 20 ya que la comisión directiva que intervino la AFA por petición de la FIFA inicio un proceso de búsqueda en el cual se pedían proyectos a largo plazo para comandar las selecciones juveniles, esto motivo a gente muy importante y reconocida del medio como por ejemplo Cesar Luis Menotti. Se presentaron 44 proyectos, lo curioso fue que Ubeda no lo hizo y termino siendo el elegido, un despropósito total desde donde se lo mire, se hablan de presiones de personas importantes influyentes del fútbol local como Guillermo Marin el cual habría presentado e impuesto a Ubeda en el mando de la Sub 20 frente a la comisión directiva, todo muy raro y vergonzoso.
El tema da para hablar todo un día si no es que mas pero no pretendo alargarme mas, la actualidad ahora de las selecciones Argentinas pasa por Jorge Sampaoli, el panorama es incierto por donde se lo mire pero hay esperanza. El sabio de casilda hincha de River trasmite algo diferente y esta capacitado para devolver a Argentina al lugar del que nunca debió salir.

Comentario muy interesante. Conocía la polémica sobre el nombramiento de Úbeda, carente de experiencia, pero no todos los detalles. Una muestra más de que a nivel federativo se está descuidando muchísimo y no hay un rumbo fijo. Habrá que ver si Sampaoli tiene algo pensado para reforzar el trabajo de base y si también se dispone del tiempo necesario para reconstruir pensando en el medio y largo plazo.

Tomás, buenas tardes, gran artículo. También Contreras describió muy bien la situación actual de los seleccionados argentinos. Mientras AFA esté así de desorganizada, será muy complicado que Argentina vuelva a ser potencia Mundial. Yo tenía esperanzas, incluso de llegar a instancias finales, pero sólo por las individualidades que tiene el conjunto argentino, a pesar de que no se asemejan en calidad a los 6 combinados que levantaron la Copa anteriormente. Estoy muy dolido por esta actuación, espero que se hagan las cosas de ahora en adelante con seriedad, y volvamos a tener gente capaz como Pekerman en su momento. Se dice que Hermes Desio, con pasado en el fútbol español, será el coordinador general de las juveniles. Veremos que depara el futuro. Gracias por lo escrito. Saludos.

Ya que se vienen enganchando con el mundial sub-20… ¿tienen planeado algo sobre Takefusa Kubo?
El ex-canterano del Barça está teniendo minutos en un campeonato juvenil a pesar de sus 15 años, hasta ya debutó en la J1.

Es una opción, sí. A ver qué dejan los octavos de final y según eso habrá temas interesantes que se quedarán en el tintero, pero lo cierto es que Kubo además de tener minutos los está aprovechando.

A mi Colombatto me ha encantado, no lo conocía y me parece uno de los mejores pivotes de lo que he visto del torneo junto con Ichimaru. A Argentina le mató la primera jornada, se veía que tenía mucho mas futbol que Inglaterra. Colombatto jugador a seguir sin duda alguna

Deja un comentario

*