Italia sirve su venganza

Himne Italia soldados

Lo que hace unos meses fueron lágrimas de tristeza y frustración se transformaron en lágrimas de alegría en los rostros de los jugadores italianos. El pasado 24 de julio, Francia le endosó a la Azzurra la mayor goleada jamás vista en una final de un Europeo sub-19. Con cuatro goles repartidos casi desde el primer minuto hasta el último y una superioridad aplastante, los galos humillaron al que hasta entonces había sido el equipo más sólido del campeonato. Sin embargo, casi un año después, Italia pudo servir su venganza en el plato más frío posible. El cuadro del Mundial sub-20 emparejó a italianos y franceses en los octavos de final, en la primera de las rondas eliminatorias, y esta vez fue Italia quien se llevó la victoria ante uno de los pocos países que todavía no había encajado un gol en el campeonato.

Pocas piezas han cambiado respecto a la selección francesa que ganó el Europeo sub-19 del pasado verano. Ya no está Mbappé, listo para competir en cotas mayores tras su explosión en el Mónaco, pero un futbolista que ha jugado más de treinta partidos esta temporada en la Ligue 1 como Allan Saint-Maximin era un sustituto más que digno. Por otro lado, Francia incluso mejoró en la portería con la entrada de Alban Lafont, titular desde hace año y medio en el Toulouse. Bastante distinta es la situación de la selección transalpina, en la que se ha producido un mayor baile de nombres. Sobre todo por las ausencias de Meret (reemplazado por Zaccagno, que está respondiendo bien bajo palos) y Manuel Locatelli. Sin embargo, Italia ha compensado la baja del milanista con el regreso del capitán Rolando Mandragora y ha crecido muchísimo en el apartado ofensivo: Riccardo Orsolini aporta desborde en campo rival desde la banda derecha y Andrea Favilli es un delantero mucho más hecho. Incluso en el caso italiano el entrenador es distinto: mientras en Francia un técnico se ocupa de una generación durante varios años (Ludovic Batelli, en este caso), en Italia es el excampeón de Europa con el Milan, Alberigo Evani, quien se encarga de gestionar cada año al equipo sub-20 desde 2013.

Zaccagno consuela a Meret tras perder la final del Europeo sub-19 el pasado verano.
Zaccagno consuela a Meret tras perder la final del Europeo sub-19 el pasado verano.

Esta vez Italia le dio la vuelta a la tortilla y se impuso a Francia con justicia. Permaneció sólida en el apartado defensivo y encontró las debilidades del elenco galo, que sufrió muchísimo en los centros laterales. La potencia del lateral Giuseppe Pezzella subiendo por la banda izquierda y su precisión en el golpeo causó estragos en una zaga con más problemas de los previstos para despejar ese tipo de balones. Lafont no dominó el tráfico aéreo y Maouassa sufrió a la hora de cerrar el segundo palo ante los inteligentes movimientos de Orsolini, que además de regatear demostró un llamativo instinto para aparecer en la zona de remate. Poco importó que Augustin empatara antes del descanso al transformar un penalty provocado por Harit, pues Panico cabeceó otro centro (esta vez nacido en las botas de Favilli) para adelantar de nuevo a Italia, que ya no concedería a Francia demasiadas oportunidades para empatar.

Favilli protege el balón.
Favilli protege el balón en un partido del Europeo sub-19 del pasado verano.

A pesar de tratarse de una de las candidatas al título por el fútbol mostrado el pasado verano, el hecho de conservar a gran parte del bloque campeón de Europa y la calidad individual de la mayoría de sus jugadores -con experiencia ya en Ligue 1-, Italia apeó a Francia del Mundial sub-20 a las primeras de cambio. Tras pasearse en la fase de grupos ante rivales de menor nivel, los galos no pudieron superar el primer test de exigencia y se marchan a casa mucho antes de lo esperado. Sin embargo, la temprana eliminación en un choque entre iguales no debe empañar la imagen de la prometedora generación de futbolistas nacidos en 1997: el buen desplazamiento largo del central Issa Diop, la potencia de Faitout Maouassa para recorrer la banda, la jerarquía de Lucas Tousart a la hora de interceptar balones en el centro del campo, la calidad y creatividad de Amine Harit entre líneas, la explosividad de Saint-Maximin partiendo desde la izquierda o la obsesión por el gol de Jean-Kévin Augustin, siempre con la portería entre ceja y ceja.

Cuartos de final del Mundial sub-20:

Uruguay-Portugal
Venezuela-Estados Unidos
Italia-Zambia
México-Inglaterra

Fotografías: MarcadorInt/T.Martínez (Todos los derechos reservados).

Related posts

Deja un comentario

*