Los cuatro candidatos a ganar el Mundial sub-20

Celebracion Italia sub19

Uruguay, Venezuela, Inglaterra e Italia, además de ser los semifinalistas del Mundial sub-20, tienen algo en común: nunca han alzado este torneo de categorías inferiores. Uruguay perdió las finales de 1997 y 2013, Inglaterra cayó en dos ocasiones en semifinales, Italia jamás había pasado de cuartos y Venezuela solo había participado en una ocasión. Así pues, el Mundial sub-20 coronará un nuevo campeón el próximo 11 de junio y al menos uno de sus finalistas será inédito.

Uruguay

En 1997 la generación de los Munúa, Zalayeta, Nicolás Oliveira, Regueiro, Carini y Pablo García cayó ante una selección argentina liderada por Samuel, Cambiasso o Juan Román Riquelme. En 2013 fue la Francia de Umtiti, Pogba, Aréola, Kondogbia, Thauvin… y Yaya Sanogo la que derrotó a una selección charrúa en la que destacaban José María Giménez, Giorgian De Arrascaeta, Cristóforo, Diego Rolán, Laxalt o Nico López. En 2017 el combinado celeste está ante otra ocasión de oro para disputar la final de un Mundial sub-20 que se le lleva resistiendo desde hace años.

Uruguay se proclamó campeón del Sudamericano sub-20. Foto: Agencia de noticias ANDES.
Uruguay se proclamó campeón del Sudamericano sub-20. Foto: Agencia de noticias ANDES.

Uruguay superó a Portugal en la tanda de penaltis tras una actuación estelar de su portero Santiago Mele, pero está cumpliendo con el favoritismo que se le otorgaba antes de empezar el torneo. Sobre todo porque cuenta con dos de los centrocampistas de mayor calidad del campeonato, como el madridista Federico Valverde y Rodrigo Bentancur, recién fichado por la Juventus. El futuro jugador de la Vecchia Signora no está rindiendo a su mejor nivel, pero aun así Uruguay dispone de dos jugadores de criterio para mover la pelota en la medular. Sobre todo está llamando la atención la precisión de Valverde en el desplazamiento largo. El jugador del Real Madrid baja a recibir entre los centrales y es capaz de activar a cualquiera de los jugadores de ataque con un cambio de orientación que pone el balón en el pie del futbolista desmarcado. Nicolás de la Cruz tampoco está al mismo nivel que en el Sudamericano sub-20, pero tanto él como Rodrigo Amaral son atacantes peligrosísimos si se les deja espacio para armar la pierna en la frontal. Además, los movimientos de Schiappacasse abren espacio para los jugadores que se incorporan desde la segunda línea.

Sin embargo, en un torneo en el que quizás su frente ofensivo no está brillando al máximo de sus posibilidades, la mejor línea de Uruguay en el Mundial sub-20 es su defensa. Santiago Bueno se ha hecho con la titularidad en el eje de la zaga junto a Agustín Rogel y ambos forman una pareja complementaria. Ambos son poderosos en el juego aéreo y rara vez les sorprenden mal colocados, aunque Rogel debe salir un poco más a menudo a realizar coberturas a la espalda del lateral derecho. Ambos custodian el área y, sobre todo, se aseguran que cada vez que intervienen termine la jugada de ataque del oponente. Son contundentes y esa es la mejor virtud de la zaga charrúa, junto a la seguridad que les brinda la presencia de Santiago Mele bajo palos.

Santiago Bueno.
Santiago Bueno es una de las novedades en el once charrúa respecto al Sudamericano sub-20. Foto: MarcadorInt/T.Martínez (Todos los derechos reservados).

Venezuela

En su segunda participación en el Mundial sub-20, Venezuela ha alcanzado las semifinales y se propone soñar con hacer algo grande. Rafael Dudamel ha confeccionado un equipo que lleva mucho tiempo trabajando junto, y eso se nota en los automatismos. Sobre todo en defensa, pues la Vinotinto es otro equipo sólido, rocoso, intenso sin el balón. Ferraresi y Velásquez se complementan bien en el eje de la zaga a pesar de no ser particularmente rápidos, y tanto Lucena como Yangel Herrera apenas conceden recepciones a su espalda, lo que desvía el juego del oponente a las bandas. Solo Estados Unidos ha sido capaz de batir a Wuilker Faríñez en el Mundial sub-20, y lo hizo en el minuto 117 del quinto partido, cuando Venezuela ya ganaba por dos dianas de diferencia en la prórroga. Venezuela tardó 507 minutos en encajar su primera diana del campeonato.

Yangel Herrera, capitán de Venezuela sub-20. Foto: Agencia de Noticias ANDES
Yangel Herrera, capitán de Venezuela sub-20. Foto: Agencia de Noticias ANDES

Por otro lado, en el frente ofensivo la Vinotinto cuenta con pólvora. Además de ser jugadores disciplinados en defensa, Herrera y Lucena disponen de buen pie para mover el esférico con criterio. Lucena es preciso en la ejecución de córneres y saques de esquina, una de las mejores armas del conjunto vinotinto. Por otro lado, Herrera se descuelga y pisa área con frecuencia. También se despliegan en ataque los laterales, en especial Ronald Hernández por la derecha. Y arriba los jugadores se complementan a la perfección. Sergio Córdova gana balones largos y los sabe proteger para que su equipo gane metros y también aparece por sorpresa en zona de remate a pesar de partir desde la banda derecha. En punta a Ronaldo Peña le falta un poco de gol pero fija a los centrales, mientras desde la izquierda parte Adalberto Peñaranda, que ha llegado al Mundial en buen tono físico y aporta desborde y personalidad. Entre líneas el del Watford se puede juntar con Yeferson Soteldo, que se perdió el choque contra Portugal y será duda hasta última hora para jugar contra Uruguay. Venezuela necesitó la prórroga para superar sus dos primeras eliminatorias. Esto supone un desgaste extra, aunque no hay que olvidar que Serbia conquistó el último Mundial sub-20 tras sobrevivir a cuatro prórrogas.

Inglaterra

Inglaterra jamás ha ganado un Mundial en categorías inferiores. En el sub-17 no ha superado nunca los cuartos de final, mientras el techo de los ingleses en la categoría sub-20 lo marcan las semifinales. Por tercera vez en su historia, Inglaterra estará entre los cuatro mejores del Mundial sub-20 y lo hace con una generación que no puede contar con su mejor futbolista, Patrick Roberts, que se quedó con el Celtic para intentar conquistar la Copa Escocesa a finales de mayo. A la lista de ausencias podemos añadir a dos futbolistas del Chelsea. Izzy Brown no viajó a Corea para disputar el play-off de ascenso con el Huddersfield, mientras Tammy Abraham irá al Europeo sub-21 tras anotar 23 goles esta temporada con el Bristol City.

Patrick Roberts of Celtic (left) looks to find a way past Gael Clichy of Manchester City during the UEFA Champions League match at the Etihad Stadium, Manchester Picture by Russell Hart/Focus Images Ltd 07791 688 420 06/12/2016
Patrick Roberts no está en el Mundial sub-20. Foto: Focus Images Ltd.

Inglaterra no maravilla, pero está cuajando un Mundial particularmente solvente. Primera en un grupo de enorme dificultad, con el anfitrión (Corea del Sur), Argentina y un conjunto africano de cierta calidad individual como Guinea, luego superó a Costa Rica y México con relativos apuros pero sin llegar a la prórroga. Inglaterra es el único semifinalista que no ha sufrido un choque de enorme desgaste, con 30 minutos suplementarios, y a nivel físico seguramente sea el equipo más imponente entre los cuatro supervivientes. En el juego aéreo, los centrales Fry y Tomori son fiables, y sus centrocampistas no andan precisamente escasos de masa muscular. Aun así, la baja del expulsado Onomah será sensible de cara a las semifinales.

Aunque Inglaterra destaca por el potencial ofensivo. Necesita poco para marcar. Lookman y Dowell son dos extremos desequilibrantes que están partiendo a pierna cambiada. Ambos son propiedad del Everton, pero responden a perfiles distintos: Lookman está más enfocado al cambio de ritmo y al desequilibrio individual, mientras Dowell atesora mayor calidad para filtrar pases entre líneas. Desde el banquillo, Ojo y Calvert-Lewin (otro extremo del Everton) son opciones de garantías para intentar agitar los choques. Por otro lado, en ataque Adam Armstrong traza desmarques al espacio mientras Solanke baja a tocar un poco más antre líneas y cae a banda para proteger el balón si la jugada lo requiere.

Solanke.
Dominic Solanke se incorporará al Liverpool tras el Mundial sub-20. Foto: MarcadorInt/T.Martínez (Todos los derechos reservados).

Italia

Por sorprendente que pueda parecer, Italia nunca había superado los cuartos de final del Mundial sub-20. De hecho, esta es su sexta participación en este torneo. Sin embargo, la selección transalpina ha demostrado ser un equipo duro de pelar. Tras empezar con mal pie, con una derrota frente a Uruguay, la Azzurra se levantó certificando el pase a los octavos de final y eliminando a Francia en su particular venganza de la goleada encajada en la final del Europeo sub-19 del año pasado. Tras cargarse a una de las grandes favoritas, Italia sobrevivió ante Zambia en un choque en el que jugó con un hombre menos durante 75 minutos.

La selección italiana cumple con bastantes de los tópicos asociados con el fútbol de su país. Ante todo, es un bloque sólido en el apartado defensivo, a pesar de que no ha podido contar con varias de sus mejores piezas. Donnarumma y Meret no están en el Mundial sub-20, pero Andrea Zaccagno les ha reemplazado con varias actuaciones fantásticas entre palos. Tampoco está Manuel Locatelli, convocado para el Europeo sub-21, ni Nicolò Barella, que se lesionó en la fase de grupos y era una pieza básica en la medular y uno de los jugadores de mayor rodaje en la Serie A. Por otro lado, Federico Dimarco llegó tarde a la concentración, pues Italia tuvo que esperar a que terminara la temporada liguera para poder incorporar a uno de sus jugadores más determinantes. Aunque Pezzella ha jugado bien en el lateral izquierdo, Dimarco es uno de los jugadores más creativos de la selección italiana: su golpeo le convierte en una amenaza a balón parado (marcó cuatro goles en el Europeo sub-19) y es imaginativo tanto en el pase como en el regate. A pesar de tratarse de un lateral zurdo, es una de las principales bazas de Italia en ataque.

Dimarco anotó un golazo de falta.
Dimarco anotó un golazo de falta en la semifinal contra Inglaterra en el pasado Europeo sub-19. Foto: MarcadorInt/T.Martínez (Todos los derechos reservados).

La ausencia de Dimarco la ha compensado Italia con el mejor rendimiento de varios de sus futbolistas de ataque. Del mismo modo que en el Europeo sub-19 solo parecían capaces de anotar a balón parado, ahora Italia ha aumentado su abanico de recursos. Andrea Favilli es un delantero capaz de jugar de espaldas y ha ganado en presencia en el juego para descargar para los jugadores de segunda línea, mientras Riccardo Orsolini supone un salto de calidad espectacular. El futuro jugador de la Juventus parte desde la banda derecha y puede amenazar de dos formas distintas: buscando la diagonal hacia dentro para armar el disparo o apareciendo por sorpresa en el segundo palo para rematar centros colgados desde el lado opuesto. Sirve para desatascar choques en los que los rivales se encierran y para sentenciar encuentros favorables al contragolpe. Tiene gol y ya lo ha demostrado perforando en cuatro ocasiones el arco contrario: ante Sudáfrica, Japón, Francia y Zambia, Orsolini marcó el primer tanto de los transalpinos. Además, Mandragora ha aportado jerarquía a la medular y Pessina, Cassata y Vitale han rendido a buen nivel en el centro del campo cuando les ha tocado participar. El choque contra Inglaterra será la reedición de la semifinal del Europeo sub-19 del año pasado. Entonces Italia se impuso al conjunto británico gracias a dos goles de Dimarco en sendas acciones a balón parado.

Foto de portada: MarcadorInt/T.Martínez (Todos los derechos reservados).

 

Related posts

1 comments

Deja un comentario

*