Venezuela-Inglaterra: Un campeón inédito

Inglaterra celebra el gol de Izzy Brown.

Inglaterra y Venezuela disputarán este domingo su primera final en un Mundial de categorías inferiores. Uno de los países de mayor tradición futbolística se enfrentará a un estado en el que el fútbol generalmente nunca sido considerado el deporte más popular, al menos hasta hace pocos años. Sin embargo, a nivel futbolístico sus equipos sub-20 no están tan alejados como su historia podría insinuar. La presencia de Venezuela en la final del Mundial de la categoría supone una sorpresa para aquellos que apenas han podido seguir a la generación de futbolistas vinotinto nacidos a partir de 1997, pero no tanto para aquellos que se engancharon a las hazañas de Fariñez, Herrera o Soteldo en el pasado Sudamericano sub-20, torneo clasificatorio para el certamen planetario. En la que es considerada una de las mejores hornadas de la historia del país venezolano hay varios jugadores acostumbrados a competir en una primera división ante rivales más veteranos, varios de ellos han disputado torneos continentales con sus clubes y algunos incluso han debutado con la selección absoluta. En el caso de Inglaterra, quizás tampoco sorprenda a aquellos que siguieron los primeros pasos de Patrick Roberts, Freddie Woodman, Ryan Ledson o Dominic Solanke en su primer escaparate internacional. La generación inglesa de 1997 ganó el Europeo sub-17 hace tres años, demostrando encontrarse a la altura de unas altas expectativas, y poco a poco sus integrantes han ido progresando. Pocos están instalados en la élite y los dos próximos años serán vitales para que se afiancen en el fútbol profesional, pero al prometedor elenco de jugadores que se dieron a conocer en una primavera maltesa se han sumado varios futbolistas que asoman la cabeza en la Premier para confeccionar uno de los mejores bloques ingleses en los últimos años. No es poco.

(Arriba de izquierda a derecha) Izzy Brown, Josh Onomah, Dominic Solanke, Joe Gomez, Freddie Woodman y Taylor Moore. (Abajo de izquierda a derecha) Patrick Roberts, Lewis Cook, Jonjoe Kenny, Ryan Ledson y Tafari Moore (Foto: Focus Images Ltd)
Arriba de izquierda a derecha: Izzy Brown, Josh Onomah, Dominic Solanke, Joe Gomez, Freddie Woodman y Taylor Moore. Abajo de izquierda a derecha: Patrick Roberts, Lewis Cook, Jonjoe Kenny, Ryan Ledson y Tafari Moore. Alineación de Inglaterra sub-17 en el Europeo de Malta de 2014. Foto: Focus Images Ltd.

Aun así, Inglaterra y Venezuela disputarán este domingo una final en la que pocos les esperaban. Ni Venezuela partía con la etiqueta de mejor equipo sudamericano ni mucho menos se esperaba que Inglaterra mejorara el rendimiento de Francia o Italia, conjuntos menos condicionados por las ausencias de futbolistas que no han viajado a Corea del Sur. Sin embargo, como suele suceder con los mejores equipos en los torneos cortos, ambos finalistas han ido creciendo a medida que ha avanzado el campeonato. Con el paso de los partidos Inglaterra ha encontrado su once tipo, con Walker-Peters en el lateral izquierdo, Dowell y Lookman partiendo en las bandas y un jugador entre Calvert-Lewin y Armstrong para acompañar a Solanke en punta. Ya no se habla de las bajas de Patrick Roberts, Ryan Ledson, Izzy Brown o Tammy Abraham. Por su parte, Venezuela ha consolidado los mecanismos de un equipo que ya resultaba difícil de batir en el Sudamericano sub-20 y ha sumado aún mayor desequilibrio individual con la aportación de Adalberto Peñaranda, un refuerzo de lujo para un conjunto que anda algo corto de gol.

Inglaterra y Venezuela disputarán este domingo una final entre dos equipos antagónicos en cuanto a virtudes y defectos. Mientras Venezuela carece de la contundencia necesaria en el área rival, donde Ronaldo Peña trabaja mucho para fijar a los centrales y provocar pérdidas con su presión pero sufre para anotar, Inglaterra cuenta con delanteros con instinto asesino. Dominc Solanke necesita poco para transformar una oportunidad en gol, y los jugadores que teóricamente parten desde la banda disponen de un golpeo más que correcto que les convierte en potenciales amenazas. Lookman es desequilibrante y eléctrico en el regate y siempre aporta una cuota de gol interesante, mientras Calvert-Lewin y Ojo también pueden sumar en este ámbito. Sin embargo, Inglaterra se topará con una línea defensiva que solo ha concedido dos dianas tras 630 minutos de juego. Venezuela arma un bloque sólido cuando no dispone de la posesión de balón, los extremos son solidarios en el trabajo defensivo y su pareja de centrales es fuerte en el juego aéreo. Todo lo contrario que la selección inglesa, que suele apostar por Tomori en el eje de la zaga, un futbolista tendente a las desconexiones a pesar de que su velocidad le permite apagar fuegos, y que dispone de dos laterales con cierta tendencia ofensiva que no siempre están arropados a la hora de defender.

Solanke es la principal amenaza de Inglaterra.
Solanke es la principal amenaza de Inglaterra. Foto: MarcadorInt/T.Martínez (Todos los derechos reservados).

Inglaterra también afrontará la final de este domingo con una carga de minutos mucho menor que la Vinotinto, que ha necesitado de la prórroga (o tanda de penaltis) para eliminar a Japón, Estados Unidos y Uruguay. Así pues, el equipo de Rafael Dudamel acumula 90 minutos más en sus piernas, como si hubiese disputado un encuentro más en el ya de por sí apretado calendario mundialista. Al contar con un bloque base consolidado, la fatiga puede hacer mella en el cuadro sudamericano, aunque para la memoria queda la selección serbia que alzó el pasado Mundial sub-20 tras imponerse en cuatro prórrogas. En un choque que se espera cerrado a tenor de lo que suele proponer Venezuela, por su solidez defensiva y gusto por controlar el tiempo del partido, el potencial latinoamericano en las jugadas a balón parado será otro factor a tener en cuenta: Venezuela ha marcado goles en jugadas de estrategia en los tres cruces anteriores.

Hasta ahora, la fortaleza del bloque vinotinto ha convertido a Venezuela en un conjunto difícil de doblegar, pero ha sido la calidad de sus mejores individualidades la que le ha permitido ir superando todos los obstáculos que se ha encontrado por el camino, lo que ha transformado a los de Dudamel en algo más que un equipo que sabe defender. La personalidad de sus jugadores para lidiar con situaciones delicadas ha sido llamativa y Venezuela demostró carácter para reaccionar en las semifinales, el único partido en el que se vieron por detrás en el marcador. Wuilker Fariñez da una o dos vidas extra a sus compañeros una vez la defensa ha sido superada, Yangel Herrera y Ronaldo Lucena mueven la pelota con criterio en la medular y arriba tanto Abalberto Peñaranda como Yeferson Soteldo son capaces de inventarse una jugada decisiva en cualquier momento. El mediapunta de Huachipato llegó tocado a la semifinal, por lo que su estado físico al menos despierta ciertas dudas de cara a que pueda completar 90 o 120 minutos en la final, pero será un arma que tendrá peso en el choque contra Inglaterra.

Soteldo Venezuela sub-20 Agencia de Noticias ANDES
Yeferson Soteldo no ha estado al 100% en el plano físico a lo largo del Mundial. Foto: Agencia de Noticias ANDES

Suwon no solo disfrutará de una final inédita en el Mundial sub-20, sino también de la pugna entre dos selecciones que jamás han llegado tan lejos en el campeonato y que disponen de una ocasión única para inscribir sus nombres en los libros de la historia futbolística de sus respectivas naciones. Inglaterra quiere demostrar que hay una base de futbolistas autóctonos preparados para asumir retos en la élite en una de las ligas que brinda menos oportunidades a los jugadores locales. Por su parte, Venezuela sueña con que este torneo suponga solo la semilla de algo mayor, que el país esté asistiendo a los primeros pasos de la generación que por fin lleve a la Vinotinto a un Mundial absoluto. A falta de las lecturas históricas que se puedan sacar cuando el transcurso del tiempo permita observar esta competición con perspectiva, lo cierto es que la final del domingo supone un escaparate que puede catapultar las carreras de los 42 integrantes de Venezuela e Inglaterra en el corto plazo más inmediato. No es un mal punto de partida.

Alineaciones probables Venezuela-Inglaterra, domingo a las 12:00h CET:

Inglaterra vs Venezuela - Football tactics and formations

Foto de portada: MarcadorInt/T.Martínez (Todos los derechos reservados).

Related posts

3 comments

Deja un comentario

*