Zambia puso la diversión

Dimarco.

El campeón de África en la categoría sub-20 no decepcionó en el Mundial de Corea del Sur y fue uno de los equipos más divertidos del campeonato. Ver a la selección zambiana se convirtió en todo un acontecimiento en las últimas semanas, pues el conjunto africano se convirtió en un conjunto por el que merecía la pena levantarse temprano. Un equipo que jugaba de forma distinta y ejecutaba un plan atrevido con futbolistas de calidad. Con un fútbol alegre, fresco, vertical y hasta vistoso, liderado por un elenco de atacantes bastante llamativo, Zambia se plantó en cuartos de final del Mundial sub-20 y soñó con clasificarse para las semifinales del campeonato planetario. La generación del 97 cayó contra Italia en la prórroga, pero, a pesar del mal sabor de boca que supuso no derrotar a un rival que acabó con diez hombres, Zambia firmó su mejor actuación en un torneo FIFA: nunca había pasado de octavos de final.

Zambia terminó primera en un grupo en el que el favoritismo estaba repartido. Ganó a Portugal en la primera jornada, remontó un 0-2 ante Irán en la segunda jornada y certificó la primera plaza con una jornada de antelación de cara a las rondas eliminatorias. Fue precisamente en los choques del mata-mata cuando mejor se apreció la idiosincrasia del conjunto zambiano, tan alegre como inconsciente en el planteamiento de los partidos. Ante Alemania protagonizó uno de los encuentros más trepidantes del Mundial, pues se marchó al descanso 0-1 abajo, remontó en la recta final del encuentro y aún hubo tiempo para que los teutones provocaran la prórroga con dos dianas en los minutos 89 y 94. El choque lo decidió un tanto de Mayembe en la prórroga.

En cuartos de final, ante Italia, se repitió una historia similar. Zambia se adelantó muy pronto con una diana de Patson Daka, los europeos igualaron la contienda poco después del descanso y cuando parecía que el conjunto africano certificaba su pase a la semifinal con una diana de Fashion Sakala en el 84 ante un rival que jugaba con un futbolista menos acabó concediendo un gol de falta directa (espectacular) de Dimarco que forzó la prórroga. En el minuto 111, Vido remataría un centro de Dimarco en un saque de esquina para completar la remontada italiana.

Dimarcó anotó el 2-2 y asistió en el 3-2 ante Zambia.
Dimarcó anotó el 2-2 y asistió en el 3-2 ante Zambia.

Contra la Azzurra, Zambia volvió a exhibir su enorme potencial ofensivo hasta el punto de convertir al arquero Andrea Zaccagno en el mejor futbolista del partido. El equipo africano ha desplegado un fútbol de ritmo trepidante en tres cuartos de campo, sobre todo gracias a la figura del eléctrico extremo Fashion Sakala, que ya pertenece al Spartak de Moscú. Partiendo principalmente desde la izquierda, Sakala aparece por dentro, regatea gracias a su rapidez y portentoso cambio de ritmo y se anima a menudo a finalizar las jugadas con disparos desde la frontal. Su mejor socio ha sido Patson Daka, delantero del RB Salzburgo, que alterna movimientos de ruptura con apoyos para jugar de espaldas, se mueve con sentido en los contragolpes y ha mostrado un instinto fuera de lo común de cara a portería. Aun así, los éxitos de Zambia se explican por el peso de los actores secundarios: la capacidad de Enock Mwepu para pisar área cuando nadie le espera en zona de remate, el golpeo de Emmanuel Banda para chutar desde lejos y la buena sincronía de los atacantes para combinar a alta velocidad en espacios reducidos.

El dinamismo de los hombres ofensivos de Zambia ha complicado mucho a las zagas rivales, pues los africanos atacaban con muchos efectivos y no siempre los podían contener a todos. Aunque a los chipolopolo les han faltado otras cosas: la toma de decisiones en campo contrario es mejorable, hay fases de los partidos donde disparan desde cualquier posición por improbable que resulte sorprender al portero y sobre todo se han mostrado muy frágiles en el apartado defensivo. La retaguardia ha sufrido muchísimo a la hora de defender los centros laterales, especialmente ante Italia, y en general el equipo ha pecado de falta de oficio para gestionar resultados favorables. Así se explica que los cruces de octavos y cuartos de final se decidiesen en la prórroga, pues en ambas ocasiones los zambianos llegaron al minuto 85 con el marcador a favor y nunca supieron aprovecharlo. Insuficiente para hacerse con el título, pero suficiente para que su participación en el Mundial sub-20 pase a la posteridad.

Fotografías: MarcadorInt/T.Martínez (Todos los derechos reservados).

Related posts

1 comments

La verdad que este mundial Sub 20 ha presentado a muy buenos equipos y jugadores. No se si sorprende ver que los cuatro semi finalistas estén repartidos entre sud americanos y europeos, pero ha habido equipos como Corea del Sur y Zambia que me han dejado muy buenas sensaciones y podrían haber aspirado a mas.
Lo que me resulta sorprendente es la cantidad de jugadores europeos sobre todo franceses que no han ido a este mundial y hubiesen marcado diferencias gigantescas (como Dembele y Mbappe). Venezuela solo con la incorporación de Peñaranda (que no jugo el sudamericano) ha dado un salto cualitativo muy importante que hoy los tiene en unas semis históricas.
Podrían hacer para estas semis un articulo detallando como llegan los semi finalistas, puntos fuertes y mojarse dando un porcentaje a cada uno para pasar a la final? Desde ya muchas gracias por la cobertura que están haciendo de este mundial.

Deja un comentario

*