No siempre gana el mejor

(FOTO BUENA) Zivkovic Serbia sub-19 Partizan MI

Siempre recordaré que vi jugar a Andrija Zivkovic por primera vez en Felcsut. En la sala de prensa del impresionante Pancho Arena, después de pasar varias horas en la intemperie en un pueblo donde no había nada más que un estadio mastodóntico entre casas del siglo XIX. Fue allí, dos horas antes de que Hungría recibiera a Portugal, cuando apareció Andrija Zivkovic por el televisor. Y cuando su fútbol quedó registrado en mi mente. Había leído maravillas sobre el joven extremo serbio, pero me impactó. Su velocidad y cambio de ritmo estaban al alcance de muy pocos futbolistas en los torneos de categorías inferiores. Sólo con observar su lenguaje corporal basta para darse cuenta de que era un jugador diferente.

Sin embargo, el Partizan jugaba Champions, se lo llevó de vuelta a su país y me quedé con las ganas de verlo de nuevo. Hasta el debut de Serbia en el Mundial sub-20, contra Uruguay. Sorprendió la selección dirigida por Veljko Paunovic con un dispositivo táctico muy particular y flexible, con tres centrales y varios jugadores para ensanchar el campo, pero el conjunto charrúa compitió muy bien y tanto Cabasco en el eje de la zaga como Gastón Pereiro y Facundo Castro en tres cuartos rindieron a buen nivel. De hecho, Castro asistió a Pereiro en la acción del (brillante) gol sudamericano que decantó la balanza. Pero Zivkovic estaba por encima del resto.

El extremo serbio cuajó un partidazo. Ya desde el primer tiempo, recibió a medio camino entre la banda derecha y el carril central, en un espacio donde resultaba indetectable para los charrúas, y rajó una y otra vez al sistema uruguayo. Recibía y desequilibraba. Fuese con conducciones hacia dentro con la pierna zurda, con disparos que obligaban a Guruceaga a lucirse bajo palos o incluso con asistencias para habilitar al móvil Saponjic, en una muestra más de sensibilidad. El balón, cosido a su bota zurda, le obedecía siempre, aunque por otro lado Uruguay, especialista en ejercicios de sufrimiento y resistencia, aguantó todas las embestidas. Zivkovic lideró el asalto serbio ante uno de los mejores equipos del campeonato y generó múltiples acciones de peligro. Fue el mejor futbolista sobre el césped, pese a que su equipo no ganara. Y justificó levantarse antes de las seis de la mañana para verlo jugar.

Veljko Paunovic Serbia Foto: Edu Ferrer Alcover

Veljko Paunovic, seleccionador de Serbia sub-20. Foto: Edu Ferrer Alcover (Todos los derechos reservados).
Foto de portada: MarcadorInt.

Related posts

7 comments

No escucha usted los podcasts de Europa Estación Central, Kalac. No sé qué era, ni qué considera ya Axel una comida o una cena por sus horarios. Pero vaya, salió el tema e invité para no convertirme en un moroso (?).

El mejor Zivkovic, gran protagonista del partido, que no Serbia. El partido considero que estuvo igualado, aunque los serbios generaron algo más de peligro y Guruceaga intervino más que Rajkovic. Pero un choque de 1X2. En cualquier caso, no conozco personalmente a Paunovic ni he tenido trato con él, la verdad. Aunque a los amigos de verdad hay que pegarles palos y hablar con sinceridad, de hecho.

Ciertamente el 11 de Serbia fue un jugador diferencial, básicamente todo el ataque serbio dependía de sus arreones casi de ‘yo contra el mundo’.

Y cambiando un poco de tema, estoy flipando con Julian Brandt de la Alemania Sub 20. Muy buen estreno de la selección teutona donde destaco su movilidad y entendimiento de Brandt, Muckhtar, Oeztunali y Stendera..

Deja un comentario

*