Bursa Experience (I): “Crucé el mar de Mármara y conocí Yalova”

Bursa

Turquía eligió sus dos ciudades futbolísticamente más fuertes de la actualidad fuera de Estambul -Bursa y Trabzon- para acoger las semifinales del Mundial Sub-20. Era una forma de descentralizar también el torneo -o desestambulizarlo, si se me permite- llevando dos de sus partidos más importantes a la zona asiática del país. Trabzon suena mucho porque el Trabzonspor lleva tiempo participando en las competiciones europeas y porque fue la capital del Imperio de Trebisonda, un estado que se mantuvo independiente durante más de 250 años entre los siglos XIII y XV. Pero Trabzon tiene poco más de 200.000 habitantes, mientras que Bursa se aproxima a los dos millones.

¿Por qué se habla tan poco de Bursa, entonces? Entre otras cosas, porque llegar a Bursa no es extremadamente cómodo. El pequeño aeropuerto local ofrece muy pocos vuelos regulares -a efectos prácticos, se podría casi decir que no existe- y la ciudad no está conectada por la red ferroviaria nacional -las altas montañas que la rodean lo hacen muy difícil-. MarcadorInt vivió en primera persona cómo es un viaje de Estambul a Bursa -un viaje que han tenido que hacer, de manera prácticamente idéntica, varios de los equipos participantes en este Mundial Sub-20.

Las opciones que se le plantean al viajero son dos: o en bus, rodeando el mar de Mármara, o en barco, cruzándolo. El bus tarda más de cuatro horas, mientras que la combinación ferry+bus (porque Bursa no tiene mar y hay que ir luego desde alguna localidad portuaria hasta Bursa por carretera) se aproxima a las tres horas. Hay que elegir entre la brevedad y la comodidad de no tener que hacer transbordo. Al equipo de MarcadorInt, que siempre ha sido muy de viajar a lo Lonely Planet, le pareció interesante optar por la segunda opción y poder conocer, de este modo, una nueva ciudad: Yalova.

 

 

Yalova tiene 102.000 habitantes y al parecer es famosa por sus baños termales, pero nosotros no teníamos mucho tiempo para visitarlos ya que íbamos a la semifinal Ghana-Francia, que se jugaba esa misma tarde. Así que, para nosotros, Yalova es esto:

 

 

Ocurre a menudo que lo mejor de un viaje es el viaje en sí. O sea, no tanto lo que vas a acabar viendo, sino la vivencia del desplazamiento en sí mismo, los pasos que debes ir siguiendo para llegar al destino. Las escenas entrañables en antiguas estaciones de autobús. Más o menos esto:

 

 

Viajar en bus por carreteras remotas. Ver paisajes que forman parte de las profundidades de los países. Porque Turquía no es sólo Estambul. De hecho, Estambul es menos Turquía que la mayoría de ciudades turcas que nunca vamos a visitar. Turquía es, por ejemplo, un viaje en bus entre Yalova y Bursa.

 

 

Y el momento más emocionante de todos: llegar. Ver por primera vez lo que antes sólo era una palabra. Una idea. Bursa. ¿Cómo será? Nuestra primera vez de Bursa es una bandera ondeando en un cielo entre montañas.

 

 

 

Mañana, en esta misma web, la segunda parte de la Bursa Experience: “Una tarde de fútbol en Bursa”

El restaurante barcelonés Zurna, especializado en cocina turca, patrocina#MarcadorInturkey

zurna

Related posts

3 comments

Deja un comentario

*