Cuatro años después…

André Ayew, estrella de Ghana en el Mundial sub-20 de 2009 (Foto: Seriouslysilly)

Hace cuatro años, en octubre de 2009, Ghana se proclamó campeona del Mundial sub-20. Ganó un campeonato bastante extraño y algo desvirtuado al jugarse con la temporada de clubes ya empezada, lo que nos dejó sin las mejores versiones de selecciones como Italia, Inglaterra o España. Sea como fuere, a medida que avanzaba el torneo se produjeron varias sorpresas. La Hungría de Koman y Németh derrotó a Italia en los cuartos de final y Costa Rica se impuso a los Emiratos Árabes Unidos para colarse en semifinales, en una eliminatoria tan exótica y sorprentente como el Irak-Corea del Sur de esta edición.

Ghana se acabó imponiendo a Brasil en una final sin goles que se resolvió en una tanda de penaltis donde el portero africano Adjei fue el gran protagonista. Ése era el inicio de una magnífica temporada para las Estrellas Negras, que unos meses más tarde perderían la final de la Copa de África contra Egipto -país anfitrión del Mundial sub-20 de 2009, por cierto- y que cerrarían con la eliminatoria de cuartos de final ante Uruguay en Sudáfrica. Siete futbolistas de esa generación de 1989 participaron en la CAN y cinco llegaron a hacerlo en Sudáfrica (Adjei, Mensah, André Ayew, Inkoom y Adiyiah).

La gran revelación de ese Mundial sub-20 que ganó Ghana fue Dominic Adiyiah, que acabó como el máximo goleador del torneo con 8 tantos. Tras fichar por el Milan después de su magnífico campeonato, ahora juega en el Arsenal de Kiev, donde sólo ha anotado cuatro goles esta temporada. Su compañero en la delantera, Ransford Osei, pertenece a un equipo de la liga de su país (Asante Kotoko) después de pasar por Twente y Maccabi Haifa, campeones de liga con Osei en su plantilla, aunque él no participara demasiado en sus triunfos.

André Ayew, estrella de Ghana en el Mundial sub-20 de 2009 (Foto: Seriouslysilly)
André Ayew, estrella de Ghana en el Mundial sub-20 de 2009 (Foto: Seriouslysilly)

Sin embargo, hay otros futbolistas de esa generación que están haciendo una carrera futbolística más que digna. El más conocido es André Ayew, uno de los hijos de Abedi Pelé, en el Olympique Marseille. No obstante, Jonathan Mensah (Evian TG), Samuel Inkoom (Dnipro/Bastia) o Agyemang-Badu (Udinese) también forman parte de plantillas de equipos en ligas de cierto nivel.

Aunque quizás esa generación estuvo algo beneficiada por el escenario expuesto en el primer párrafo. Por esta razón parece que la plantilla de 2013 es algo más completa. Superaron por poco la primera fase (estaban en el mismo grupo que España y Francia), pero han ido creciendo a medida que avanzaba el torneo. Han ganado partidos muy complicados ante Portugal y Chile, en los que, además, tuvieron que remontar en el tramo final. La pareja de centrales AttamahLartey ha ido mejorando, el equipo defiende más junto desde que Salifu y Aboagye se han impuesto en el centro del campo, y Odjer, Acheampong y Assifuah están jugando a un alto nivel en este campeonato. Incluso parecen más desequilibrantes y mejores a nivel individual.

En cuatro años podremos empezar a valorar si sus carreras son mejores que las de los Adiyiah, Osei, Mensah, Inkoom, Ayew y Agyemang-Badu, entre otros. Aunque, como los ghaneses cuatro años mayores que ellos, al menos nos están divirtiendo en este Mundial.

 

El restaurante barcelonés Zurna, especializado en cocina turca, patrocina #MarcadorInturkey

zurna

Related posts

1 comments

Deja un comentario

*