La rigidez surcoreana, mayor sin su estrella

Corea del Sur tampoco ganó a su último rival africano en partido oficial, Gabón. (Foto: Simon Q)

La selección sub-20 de Corea del Sur apenas tiene ideas. Es un equipo cuyo doble pivote es incapaz de conectar con sus cuatro futbolistas de ataque. Sólo lo consiguen cuando mandan un pelotazo hacia arriba buscando que Kim Hyun se imponga a los centrales rivales y genere una segunda jugada. Sin Moon Chang-Jin, mediapunta que bajaba a buscar el balón en el Asiático sub-19, las bandas son su única salida. Y sus laterales tampoco son una maravilla. Además, cuando éstos llegan hasta la línea de fondo, sus centros carecen de precisión.

Sin embargo, arriba tienen a Ryu Seung-Woo. Cuando le da la gana y le llega el balón, es capaz de regatear y tirar de su equipo durante un buen rato. Este mediapunta se asocia con el delantero Kim Hyun y el extremo Kang Sang-Woo y entonces los asiáticos funcionan mejor. Cuando Ryu aparece, Corea llega más a menudo -y con mayor peligro- al área rival. Esto sucedió en los dos primeros partidos, cuando tuvieron que remontar un gol encajado muy pronto a la salida de un córner. Ryu Seung-Woo se enchufó y Corea del Sur reaccionó.

Hoy volvieron a recibir un gol a balón parado en los primeros minutos. Y se vieron obligados a remontar por tercera vez en el torneo. Después de una primera mitad discreta, justo en la primera jugada del segundo tiempo, cuando parecía que el conjunto asiático salía con otra actitud, Ryu Seung-Woo se lesionó. Y ahí murió toda esperanza de una selección de Corea del Sur que sólo se aproximó a la portería de Okoni en una ocasión durante los últimos 45 minutos.

Nigeria estuvo cerca de sentenciar el partido al contraataque a través de la insistencia de Kayode y Ajagun, pero, afortunadamente para los asiáticos, el partido acabó en 0-1. Pese a la derrota, los surcoreanos seguramente se clasificarán para los octavos de final como uno de los mejores terceros. Pero si Ryu Seung-Woo no se recupera, pocas oportunidades tendrá su selección. Menos que la Portugal de José Sá y Bruma seguro, porque los portugueses son muy buenos. Pero ya hablaremos de ellos en otro momento.

Corea del Sur tampoco ganó a su último rival africano en partido oficial, Gabón. (Foto: Simon Q)
Corea del Sur tampoco ganó a su último rival africano en partido oficial: Gabón en los Juegos Olímpicos. (Foto: Simon Q)

Related posts

2 comments

solo haceis cronica de los partidos que dan en nitro? me habria gustado que hablaseis del partido de portugal de hoy y la actuacion de bruma. Y tambien que hubierais destacado el, a mi parecer, buen partido de kayode, delantero de nigeria. Inteligencia y buenos movimientos.

Era el partido más importante de esa franja horaria, porque en el otro se esperaba una victoria muy cómoda de Portugal contra Cuba. A Kayode lo citamos porque ha sido, junto a Ajagun, el mejor de su equipo. Le hizo muchísimo daño a Corea partiendo desde la izquierda y después al contraataque ejerciendo de punta.

Pero he preferido enfocar el texto a lo que ha sido Corea del Sur en este torneo, con tres partidos muy similares, y más ahora que se ha quedado sin su estrella. Más que nada porque es probable que los coreanos no avancen más rondas y ya no podamos tratarlos más adelante.

De Portugal vamos a escribir, o al menos voy a intentar sacar tiempo. Es un equipo muy bueno, con un porterazo (José Sá), un centro del campo bastante bueno con Joao Mario y André Gomes y un ataque liderado por Bruma que puede ganar cualquier partido. Algo haremos sobre ellos, pero quizás sea más adecuado tratar a esta selección cuando el Mundial sub-20 esté un poco más avanzado.

Pero yo habría escrito sobre este partido también si lo hubiese dado Eurosport2. 😉

Deja un comentario

*