Por qué creo que el MVP de Pogba es muy injusto

Francia ganó, pero fue Uruguay quien se llevó todos los aplausos

Las más de 20.000 personas que llenaron la tribuna popular del nuevo Ali Sami Yen se marcharon a casa, en su mayoría, algo decepcionadas. Especialmente la multitud de hinchas uruguayos que viajaron desde puntos muy lejanos del planeta –en el LIVE de ayer colgamos audios con aficionados charrúas desplazados desde Estados Unidos y Dubai sólo para ver el partido-. Pero también los turcos, a priori neutrales, pero que, a medida que avanzaba el partido, no dudaron en posicionarse a favor del conjunto sudamericano -quizá contagiados por el ambiente, quizá por seguir apoyando al débil como ha sido su tradición a lo largo del torneo, quizá porque pensaban que era Uruguay quien merecía ganar-.

 

Francia ganó, pero fue Uruguay quien se llevó todos los aplausos
Francia ganó, pero fue Uruguay quien se llevó todos los aplausos

La decepción vino por el resultado final, pero también por el premio otorgado a Paul Pogba como mejor jugador del torneo. El centrocampista de la Juventus tuvo una reacción desafiante con el público local al transformar su penalti -también la tuvo Aréola al detener el segundo- y posteriormente la grada retornó la antipatía con un abucheo al crack francés cuando fue anunciado por megafonía como MVP del campeonato.

El abucheo a Pogba tuvo mucho de despecho: la gente iba con Uruguay y encima él les había recriminado su apoyo constante a los sudamericanos. Pero pudo tener perfectamente motivos futbolísticos. Desde mi punto de vista, su elección como MVP fue tremendamente injusta.

Paul Pogba es el mejor jugador de los que han pisado los campos turcos estos días en el Mundial Sub-20. Probablemente sea el que haga una mejor carrera. Ha habido momentos en los que ha dado la sensación de ir tan sobrado que podía ganar los partidos hasta caminando. Y ese acabó siendo su problema: de ahí nace la crítica. A Pogba hay que admirarle mucho por su nivel, pero no se le puede aplaudir tanto por el rendimiento dado en los partidos decisivos de este Mundial Sub-20.

El siguiente análisis es bastante simple, pero es también bastante irrefutable: Francia es campeona del mundo hoy gracias a su portero. En un partido intervienen muchos factores y reducirlo todo a una actuación individual suele ser injusto, pero en este caso concreto parece evidente que Alphonse Aréola fue el hombre clave para que los galos ganaran el título. Francia mereció perder ante Ghana y mereció perder ante Uruguay. Sólo las paradas de Aréola, prodigiosas, evitaron esos desenlaces.

¿Y por qué tuvo que ser decisivo Aréola? Porque Francia no se impuso en el centro del campo. Ojo, es bastante grave esto: Pogba y Kondogbia perdieron el centro del campo por completo en la segunda parte ante Ghana y en la mayor parte del partido ante Uruguay. Lo perdieron ante Aboagye y Ashia, que juegan en la liga ghanesa, y ante Cristóforo y Gino Acevedo, que juegan en la liga uruguaya. Y lo perdieron por pura intensidad: porque los rivales les apretaron y estuvieron mucho más metidos en los partidos.

Pogba dejó los mejores detalles técnicos de la final, claro. Él sabe que cuando quiere se saca tres rivales de encima con una ruleta y metiendo el cuerpo para ganar la posición. Sus condiciones son fabulosas, están fuera de lo común. Pero Pogba no tuvo peso en el guión de los dos partidos más importantes y esto es inconcebible. Que el mejor jugador acabe reduciendo su actuación a apariciones concretas brillantes y no excesivamente productivas habla mal de su tensión. Creo que el fútbol, y más en un torneo sub-20, debe premiar a los que explotan al máximo su potencialidad, y no a los que se saben mejores que los demás y creen que con un poquito les va a bastar para ganar.

 

Otros contenidos de las finales del Sub-20 en la web:

Bloqueo, empuje y Aréola… el análisis de David Fernández

Los cinco mejores jugadores de la final… el resultado de la votación entre todo el equipo MI

Así vivimos todo el día de las finales… incluye vídeos espectaculares de las aficiones en el Ali Sami Yen

Reflexiones sobre Assifuah y Ali Adnan, dos sub-20 que apuntan a cracks… por Axel Torres

 

El restaurante barcelonés Zurna, especializado en cocina turca, patrocina#MarcadorInturkey

zurna

 

 

 

Related posts

12 comments

Pues totalmente de acuerdo con Axel,Francia para tener los dos centrocampistas más consagrados del campeonato no han hecho un gran torneo ninguno de los dos,por lo que el MVP del campeonato es ilógico.
Para mi también comentar que,en mi opinión,Francia no ha sido el mejor equipo del campeonato en términos globales y si te paras a pensar que jugadores pueden triunfar o jugar en un equipo de nivel en un futuro me salen los dos ya mencionados y el portero por su gran campeonato.
Saludos

Antonio Conte,dejó a Pogba muchos partidos en el banco esplicando que tiene un carater muy particular.

Pero tiene solo 20 añitos y creo será un centrocampista de nivel mundial.

Claro que Uruguay sorprendio a todos por su manera de competir (Cristoforo me encantó) y por el talemto ya visto con la Roma del gran Nico Lopez(jugará con Muriel y Dinatale en Udine).

Pero yo me emocione con Iraq y su portero.

Lo que comentas de que Pogba va de sobrado no creo que sea nuevo, ya en sus primeros partidos con la Juventus se comentaba lo mismo. Quizás sea esto lo que le haga un gran jugador y quizás sea esto lo que haga que nos perdamos a un jugador superlativo. Los méritos de Areola son indudables, el mejor portero de largo. Pero Francia también ha tenido partidos brillantes (ante rivales inferiores) en los que sí han controlado el centro del campo los centrocampistas franceses. Hasta las semifinales, salvo excepciones, Francia se ha paseado. Cuando Pogba ha querido ha sido el mejor, y eso le ha valido para llevarse un título, en mi opinión, merecido.

Probablemente se estén confundiendo términos de rendimiento y evaluación que, en la calificación, van intrínsecos. Esto es: el hecho de que un jugador posea un nivel, a priori, mayor al del resto de contrincantes no implica, por decreto, que se le deba exigir más que al resto. Es absurdo. Cada jugador tiene un rol definido en su combinado (selección en este caso que tratamos) y, por ello, lo exigible y a demandar se ubica en la realización de tales tareas. Ese punto principal en el quehacer del futbolista no se debe relacionar, de manera directa, con una exigencia por encima del resto por poseer unas cualidades superiores. Éstas, al poseerlas, lo único que aportan de manera complementaria son atributos adicionales que benefician al colectivo y a su actuación individual. Pero no dejan de ser algo adicional. Se definen como lo necesario para postular su figura como diferencial. De no producirse, de tener lugar lo establecido por el cuerpo técnico de acuerdo a lo dibujado en la preparación previa, no significa un fracaso o una merma de las aptitudes personales. Implica que se ha gestionado y completado lo pedido. En definitiva, se efectúa lo requerido. Y el jugador que lleva a cabo tal evento no puede recibir crítica porque el objetivo prioritario y primario se ha consumado.

Es que aquí el tema no es que se le exija más que al resto. El tema es que no ha cumplido con las funciones requeridas en los partidos más importantes y ha puesto en peligro gravemente el título de Francia. Si no llega a ser por Aréola, Francia no gana ni en Bursa ni por supuesto en Estambul. Partidos ante rivales inferiores en los que Pogba fue superado por los centrocampistas del oponente.

Eso es una percepción personal. Una valoración subjetiva. Teniendo esta condición como presente es necesario matizar y puntualizar varios factores que entran en sintonía a la hora de la afirmación final. Porque cierto es que cuando Francia ha tenido momentos de fragilidad en el centro del campo las miradas se han centrado en Pogba, no contextualizando que tal parcela del terreno de juego ha estado conformado todo el campeonato por tres piezas (Veretout, Kondogbia).

De hecho, en el gol de Ghana en las SemiFinales, la recepción de E. Assifuah-Inkoom la habilita Kondogbia a la espalda de Pogba. Pero, lejos de buscar responsables directos e individuales, la superioridad de los centrocampistas rivales a la que se alude debe configurarse a partir de la actuación del trío francés, no de una sola pieza.

En mi opinión hay jugadores que tuvieron una grandísima actuación en el Mundial y que merecieron más que Pogba el MVP.

En Uruguay, toda la linea defensiva ha rendido a un nivel espectacular, especialmente Gimenez, que es un muro. Además está Nico López, que cada vez que cogía el balón, se notaba que había peligro…

Lo lógico es que el MVP sea de la selección que gane el torneo, pero es que en Francia solo tuvo una actuación realmente sobresaliente el portero Areola…así que en mi opinión no es justo el MVP a Pogba. Yo se lo habría dado a Gimenez, sin duda alguna. Un saludo a todos.

Por supuesto. Pero es a Pogba a quien han dado el MVP. Para mí los jugadores franceses que han sido determinantes a lo largo del torneo han sido Aréola, Zouma y Thauvin.

axel te admiro mucho ,me gusta escucho en radio marca y en goltv. pero es la primera vez que no estoy acuerdo contigo. me parece que pogba es mejor de largo le sigue el nº10 de ghana. a mi personlmente no me gusta nico lopes es demasiado egoista, juega solamente para el

Hombre, a mi me ha parecido mucho peor la euro de Kondogbia que la de Pogba. ¡ Pero es que Kondogbia, que me encanta, no es MVP!

Para mi, muy subjetivo, el mejor del torneo ha sido Gareth Bale con la selección de Irán (?)

Deja un comentario

*