Secundarios convertidos en protagonistas

(Foto: psgmag.net)

La favorita, una vez eliminada España, para levantar el cetro mundial en categoría sub’20 ya está en la final, a solo noventa minutos de ganar este título por primera vez en la historia del fútbol francés. Francia, que había goleado en octavos y cuartos de final, se encontró con un escenario totalmente opuesto en semifinales. Un escenario en el que, a excepción del primer cuarto de hora, la selección gala no pudo presumir de superioridad. Lo que parecía, durante esos mencionados quince o veinte minutos, un partido más cómodo de lo esperado acabó haciendo sufrir al conjunto europeo.

No asistimos a una actuación estelar de los archiconocidos Paul Pogba y Geoffrey Kondogbia, que, de hecho, rindieron por debajo de lo que de ellos siempre se espera. Fueron Florian Thauvin y Alphonse Aréola quienes dieron un paso al frente, quienes recogieron el protagonismo dejado vacante por los dos centrocampistas. El primero, Thauvin, anotando los dos tantos de la victoria y el segundo evitando varios goles en la segunda parte. Hasta cuatro intervenciones soberbias realizó Aréola, todas ellas en momentos decisivos: dos paradas consecutivas justo hasta el 1-1, otra tras el 2-1 y la definitiva en el tiempo de descuento, ya cuando Ghana apuraba sus últimas opciones.

(Foto: psgmag.net)
(Foto: psgmag.net)

De la trayectoria de Alphonse Aréola, señalado desde hace algún tiempo como uno de los grandes valores de la cantera francesa, llaman la atención dos aspectos: que su debut oficial con el primer equipo del Paris Saint-Germain no se produjese hasta el pasado mes de mayo -en un intrascendente partido con la liga ya ganada- y, sobre todo, que el club capitalino no haya apostado por su cesión a algún otro equipo de la Ligue 1 en el que pudiese disponer de minutos y adquirir experiencia. Visto lo visto en el Mundial sub’20, y en especial en la semifinal frente a Ghana, Aréola no puede ni debe vivir otros doce meses sentado en el banquillo…o en la grada: hasta ahora no es sino el suplente del suplente (Douchez) de Sirigu. En otras palabras, el tercer guardameta del PSG. Al mismo tiempo que el mejor portero del Mundial sub’20.

Ghana comprobó que Aréola está para algo más. Sucumbió ante sus intervenciones tras una segunda parte en la que acarició el pase a la final, soñó con ello. Y con toda la razón del mundo. Aboagye, Acheampong, Assifuah o Salifu no alcanzaron la gloria en Turquía, pero dejaron huella.

 

Crónica de ambiente de Axel Torres desde Bursa: los turcos apoyaron a Ghana

 

El restaurante barcelonés Zurna, especializado en cocina turca, patrocina#MarcadorInturkey

zurna

Related posts

Deja un comentario

*