Una generación histórica

(Foto: Bryan Jones)

Sólo un gol de Corea del Sur en el descuento para forzar una inesperada prórroga que derivó en una la tanda de penaltis impidió que la selección iraquí ganara el pasado campeonato asiático sub-19, disputado en noviembre de 2012. Irak se clasificó para el Mundial al derrotar a Japón en los cuartos de final de dicho torneo. Dejó a los nipones, favoritos en su contintente, fuera de la cita de Turquía. Unos meses más tarde han liderado un grupo en el que han derrotado a la campeona de África de la categoría sub-20 y a la Chile de Rabello y Maturana. En su debut igualaron un 2-0 en contra ante Inglaterra.

Por lo tanto, Irak ha demostrado ser una selección a tener en cuenta en este Mundial. Esta tarde se juega igualar su mejor actuación en un campeonato del mundo sub-20, que data de 1989. Tampoco es casualidad que esta oportunidad llegue con un bloque que ya ha disputado varios encuentros con la absoluta, que hasta el mes de febrero estaba dirigida por Hakeem Shaker. Shaker, seleccionador sub-20 en este Mundial, llegó a dirigir de manera simultánea a los equipos sub-20, sub-23 (olímpico) y a la selección absoluta, lo cual ha facilitado el salto de los futbolistas más jóvenes.

La selección iraquí está dotada de una experiencia internacional al alcance de pocos equipos. Seis futbolistas han debutado con la absoluta y otros dos ya han entrado en alguna convocatoria. Quizás son el grupo iraquí más talentoso en muchísimo tiempo, incluso más brillante que el conjunto que ganó la Copa de Asia en 2007. De no ser así, Shaker no habría apostado por ellos en la absoluta. Se lo han ganado a pulso.

Alineación base en Irak
Alineación “base” de Irak

Éste es un equipo bastante completo y sólido en la mayoría de sus líneas, equilibrado y trabajado. El capitán es el guardameta Mohammed Hameed, que deja algunas dudas en el juego aéreo, pero cuya capacidad para parar en el área pequeña es asombrosa. Sale bien frente a los delanteros rivales y reacciona muy rápido ante los disparos que llegan desde cerca. Da órdenes de manera constante a su defensa, la parcela más débil de su equipo. Faez es un central correcto en el juego aéreo, pero es poco contundente. Aunque peor es su acompañante, Nadhim. Los laterales son mejores, no obstante, especialmente Ali Adnan. Jabbar Arebat sube por la banda derecha con mayor frecuencia, pero el peligro lo lleva el carrilero zurdo, que es un escándalo. Ali Adnan mide tan bien sus incorporaciones que la mayoría acaban inquietando a la zaga rival. Es potente, centra bien y su disparo es peligroso, tanto con la izquierda como con la derecha. De hecho, suele animarse a chutar desde lejos en las jugadas a balón parado. También ha jugado de central en algún momento durante el torneo.

Sin embargo, lo mejor está en el centro del campo. En el 4-1-4-1 que suele plantear Irak, la figura más destacada es la de Humam Tareq, el interior zurdo que a veces hace de mediapunta. Es un centrocampista magnífico en lo técnico, un zurdito de enorme calidad que se asocia muy bien con sus compañeros. No obstante, lo más llamativo es su despliegue físico y su enorme capacidad de sacrificio. Está en todas partes, un poco como ocurre con el mediocentro Saif Salman, importantísimo para mantener el equilibrio. Guarda las espaldas de la línea de cuatro centrocampistas y está atentísimo para interceptar los contraataques rivales. Con balón es más limitado que Tareq o Kamil (el otro interior), pero su manejo de la pelota es correcto y no desentona.

En las bandas suelen jugar Jabbar Shawkan y Abdulhussein, que lo hacen a pierna cambiada. Son futbolistas bastante hábiles –más Abdulhussein que Jabbar Shawkan-, pero no han acabado de rendir a su mejor nivel. Sucede un poco como Abdulraheem, el punta de este equipo, que fue elegido el mejor futbolista del campeonato asiático sub-19 del año pasado. Es otro futbolista desequilibrante, muy móvil, capaz de regatear, crearse su espacio y buscar portería, pero que ha jugado más de espaldas que de cara durante el Mundial sub-20. Aun así, los tres atacantes son rápidos y también pueden llevar peligro al contraataque, algo que seguramente no veremos hoy contra Paraguay, que posiblemente cederá la iniciativa a su rival. Otros recursos habituales son el extremo Kadhim, el todoterreno Dhurgham Ismael o el delantero Shakor.

Merece la pena conocer a los iraquíes. Aunque quizás hoy no sea el último día que los veamos.

Foto de portada: Bryan Jones

Related posts

2 comments

Deja un comentario

*