Ganar la liga con el Cagliari

Gigi Riva Cagliari Foto Libre

El Cagliari del presente nos ha acostumbrado a estadios en eterna reconstrucción, a gradas vacías porque no reciben el permiso para ser utilizadas y a equipos que pelean por evitar el descenso y que, de vez en cuando, viven tranquilos en la media tabla cuando tienen un año bueno.

Pero hubo una época en la que el Cagliari fue campeón. La época de Gigi Riva.

Aunque jugó prácticamente toda su carrera en el conjunto sardo, Riva nació muy lejos de la isla mediterránea. Lo hizo en la Lombardía, en la diminuta localidad de Leggiuno, situada entre lagos cerca de la frontera con Suiza. Y empezó a jugar al fútbol en el Legnano, un club de su región que en aquel momento militaba en la Serie C. Tenía 18 años y anotó 6 goles; suficientes para llamar la atención de un equipo de segunda división, el Cagliari. En 1963, antes de cumplir los diecinueve, Riva se marchó a vivir a Cerdeña.

Gigi Riva Legnano 1963 Foto libre

Gigi Riva jugando con el Legnano en la temporada 1962-63.

En su primera campaña allí, el Cagliari ascendió a la Serie A por primera vez en su historia. Y de la mano de Riva, se convirtió en una entidad respetada y temida. El joven atacante zurdo debutó con la absoluta italiana con veinte años. Su primer título de máximo goleador de la liga lo logró a los 22. Fue el primero de tres. El tercero de ellos, en 1970, catapultó al cuadro isleño hacia un histórico campeonato. El único Scudetto que figura en su palmarés, y el primero logrado por cualquier club sureño.

Así que Riva llegó al Mundial de México en 1970 como uno de los hombres del momento en el fútbol planetario. Un goleador al que todos querían ver tras haber oído auténticas maravillas de su potencia en carrera y de su asombrosa capacidad finalizadora. Y aunque fue eclipsado en cierto modo por las fabulosas actuaciones de Torpedo Müller, Pelé y Jairzinho, él también dejó su huella en la competición con tres goles, todos ellos fundamentales para meter a Italia en la histórica final ante Brasil en el Estadio Azteca. El que le marcó a Alemania en la prórroga de la semifinal fue uno de los más bellos de aquel campeonato. Un tanto (control, recorte en seco y potente disparo cruzado con la zurda casi sin espacio para armar la pierna) que define perfectamente las características de un atacante demoledor que sigue siendo el máximo goleador histórico de la azzurra.

Este reportaje tendrá su versión televisiva en el programa “Planeta Axel Camino al Mundial” de Gol Televisión de esta semana. Hazte socio de GolT pinchando en este enlace si no quieres perderte ningún partido del Mundial de Brasil 2014.

Related posts

4 comments

Axel: ¿Te estás ilustrando con los partidos antiguos de Gol Televisión de los Mundiales?

No sé si ya los habías visto con anterioridad o no, pero a mi también me pasa cuando me junto con un amigo, aquí en Coruña, los martes y viernes en su casa o en la mía y vemos cotejos añejos. Hoy vimos el Alemania 2-1 Holanda de 1990, me quedé impactado con los cambios de ritmo de Matthaus, la potencia de Klinsman y el boxtoboxismo de Buchwald.

Es muy bonito recordarlos, hace ya unos meses que lo venimos haciendo para matar un poco el mono del Mundial que no llega más jaja.

Te dejo un saludo e interesantísimo el artículo como siempre.

axel que tal ves al mainz 05 esta temporada. Actualmente esta por encima de sus posibilidades o crees que tiene opciones de mantenerse

Deja un comentario

*