Cuando una expulsión en contra te puede hacer ganar un partido

Bergkamp Focus

Cuatro de julio de 1998. Argentina y Holanda se enfrentaban en Marsella en los cuartos de final del Mundial de Francia. Era su primer enfrentamiento desde la final de 1978. Aquella en la que brilló Mario Alberto Kempes y en la que la albiceleste ganó su primer título de campeón del mundo. Aquella en la que los neerlandeses tuvieron, en el último minuto del tiempo reglamentario antes de la prórroga, un tiro al palo que habría podido cambiar la historia.

Habían pasado veinte años de aquello cuando se veían de nuevo las caras en Marsella. Ambos habían sufrido mucho para llegar hasta allí. Holanda había ganado a Yugoslavia en octavos con un gol decisivo de Edgar Davids en el tiempo de descuento. Y Argentina había eliminado a Inglaterra en la tanda de penaltis del famoso partido de la expulsión de David Beckham tras su controvertida acción con Diego Pablo Simeone.

Guus Hiddink Focus Images LtdGuus Hiddink dirigía a Holanda en el Mundial 98 (Foto: Focus Images Ltd).

A Argentina la dirigía un entrenador muy distinto en cuanto a su idea de juego a Cesar Luis Menotti, el que le había dado la gloria dos décadas atrás. Daniel Passarella no sólo utilizaba un esquema mucho más conservador, sino que también obligó a los futbolistas a cortarse el pelo para jugar con la selección. Esto hizo que gente como Fernando Redondo o Claudio Caniggia renunciaran a acudir al Mundial. El once que sacó en aquella tarde de Marsella define bastante bien su idea de juego: un centro del campo muy agresivo, una defensa poblada, un enganche para meter el último pase y dos puntas para buscarlos en largo y hacer daño al contragolpe.

Argentina vs Holanda - Football tactics and formations

Holanda, en cambio, era otra historia. La dirigía Guus Hiddink, y de hecho se puede hasta decir que en algunos momentos se pasaba de atrevida. Incorporaba muchísimo a los laterales, pero sobre todo hacía aparecer muy a menudo a los dos medios centros en zonas cercanas al área. Eso generaba de vez en cuando huecos tremendos que Ariel Ortega podía explotar a la contra.

Este reportaje tuvo su versión televisiva en “Planeta Axel Camino al Mundial” de Gol Televisión. Si no quieres perderte ningún partido del Mundial 2014, hazte socio de Gol Televisión pinchando en este enlace.

Con empate a uno en el marcador tras los goles de Kluivert y Piojo López en los primeros veinte minutos, la segunda parte estaba siendo un monólogo de Holanda frente a una Argentina replegada. Y sin embargo, los tulipanes no encontraban la fórmula de penetrar en la férrea defensa albiceleste. De hecho, en ese periodo, la ocasión más clara la tuvo, cómo no, Batistuta en un contragolpe. El tipo de jugada que se estaba intuyendo que podía hacer muchísimo daño a Holanda, y que acabó con la pelota golpeando violentamente en el palo.

Pero entonces ocurrió algo que cambió el partido. Y que lo cambió justo en la dirección opuesta que podría esperarse. Artur Numan fue expulsado por doble amonestación y Holanda se quedó con diez jugadores para los catorce minutos finales de partido…

Estatua Bergkamp FocusAunque la estatua de Dennis Bergkamp en el Emirates reproduce una acción de un partido entre el Newcastle y el Arsenal en el 2003, también podría recordarnos a su gol con Holanda ante Argentina en el Mundial 98 (Foto: Focus Images Ltd).

La inferioridad numérica moderó el atrevimiento holandés, y de hecho hizo recular al equipo de Hiddink. Por el contrario, Argentina, al verse con un jugador más, asumió por primera vez en todo el partido la iniciativa del juego. Fue esto lo que provocó que Holanda pudiera ganar el encuentro con un pase largo a la espalda de los centrales argentinos. Sin ese contexto, el golazo de Bergkamp habría sido prácticamente imposible.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

12 comments

Lo del pelo fue un pretexto patético de Redondo. No quería jugar para la selección; hizo lo mismo cuatro años después con Bielsa. Y Caniggia no fue por decisión de Passarella. No jugaba en la selección desde el 1996, estuvo inactivo durante la temporada 96/97 y se lesionó cerca del Mundial. (http://www.lanacion.com.ar/96395-caniggia-sigue-lejos)

Y ya que estamos, el golazo de Bergkamp llegó luego de la expulsión de Ortega, dinamitando el argumento del autor. En fin…

Es cierto que el gol de Bergkamp llega tres minutos después de la expulsión de Ortega, pero en ese momento el contexto del partido ya ha cambiado. Si visionas los tres minutos que pasan entre ambas circunstancias, imagino que coincidirás en que la actitud de ambos equipos y la altura en la que defienden se parece muchísimo más al tramo posterior a la expulsión de Numan que no al anterior. La jugada que cambia el guión “Holanda ataca – Argentina defiende” es la expulsión de Numan, y ese escenario no se recupera tras la expulsión de Ortega.

En cuanto a Caniggia, son varios los artículos de la época que relacionan que dejara de acudir a la selección con su oposición a las normas rígidas de Passarella: http://elpais.com/m/diario/1995/09/06/deportes/810338403_850215.html

Ahi estoy más de acuerdo. Pero, si ese es tu pensamiento, ¿porque no lo mencionas en el escrito? Al ignorar la expulsión de Ortega, debilitas el argumento. Saludos

Coincido con Axel en el gol y en el tema del pelo (chorrada inexplicable, pero sucedió).

Lo del gol, viendo el partido no admite mayor discusión.

En cuanto a la melena recuerdo perfectamente a Passarella y Redondo explicando la situación. Dicho eso, futbolísticamente la ausencia de Caniggia no era casi nada, pero la de Redondo…

Exacto, Redondo en lugar de Almeyda podría haber marcado la diferencia. Pero los resultados dan y quitan la razón, al final. Si Argentina hubiera ganado ese partido, quizá nadie se acordaría de Redondo. Si Francia pincha pronto, todos se acordarán de Nasri. Así son las cosas.

No es el lugar para comentarlo, puesto que el texto trata sobre otro tema, pero no creo que Francia caiga pronto.

No sé si es cosa mía, pero siempre he tenido la sensación de que no se ha valorado como merecía a Bergkamp. Apenas estuvo dos veces en el podio del Balón de Oro (siendo muy joven, nunca en la madurez). Las comparaciones son odiosas, pero jugadores como Suker o Owen fueron tanto o más reconocidos individualmente, y no se acercan al increíble talento de Dennis.

Axel ví el partido en vivo pero no lo recuerdo obviamente. Pero no jugó Chamot lateral izquierdo y Sensini de segundo central?. Te digo porque de esa manera jugaron casi toda su carrera.
Por otro lado, el gol de Holanda fue cuando jugaban 10 contra 10. El texto confunde. Cualquiera que no vió el partido piensa que Holanda hizo la heroica y lo ganó con uno menos. Tremendo cabezazo de Ortega a van Der Sar.
Redondo renunció a la Selección y Caniggia estaba en un mal momento. Además en los entrenamientos Passarella puso lonas verdes para que los periodistas no puedan ver los entrenamientos.
Claudio López jugaba a otra cosa que Crespo. Hernán es simil a Batistuta, y “El Piojo” le daba desborde y centro a ese equipo. Crespo tuvo su oportunidad en 2002.

Axel, ¿Sabes por qué Claudio López era titular en esa selección argentina por delante de Hernán Crespo? ¿Era una ataque de entrenador de Passarella, o estaba justificado por rendimiento de uno y otro en la selección? Lo digo por que Crespo triunfó mucho más en Europa que López y siempre le he considerado muy superior como jugador.

Excelente artículo, Bergkamp siempre ha sido una de mis debilidades y estoy bastante de acuerdo con un comentario anterior que afirma que siempre estuvo infravalorado. Los principales motivos por los que, pese a la distancia, comencé a seguir al Arsenal fueron Bergkamp, Vieira y Highbury.

Deja un comentario

*