Partido ‘Polish boyfriend’: Dos asiáticos luchando en una liga europea

4055603816_5c1e1cc899_o

El FC Aktobe se ha proclamado  campeón de liga del Kazajistán. Tenia que sacar un punto en el campo del Astana su rival, y perdió. Así que en la última jornada ha sacado un empate en el minuto 90 que lo corona campeón.

La liga de Kazajistán siempre se ha regido por un calendario marcado por el clima, acabando en octubre-noviembre. Aunque ahora se debate si se tiene que imitar a los rusos y asumir un calendario similar al de la mayor parte de ligas europeas. Sería un paso más en el intento de este país para hacer crecer su fútbol. Este año el fútbol kazajo ocupó su espacio en la prensa gracias a la actuación del Shakhter Karagandá en la previa de la Champions. Club que ahora juega en la Europa League y que, por cierto, se puede quedar fuera de competiciones europeas la próxima temporada. Sigue vivo en la copa (semifinales) yserá su última oportunidad.

Pero la liga acabó en el bolsillo del Aktobe, club que se ha consolidado como uno de los más serios con su mezcla de jugadores asiáticos y europeos. Metáfora de todo el estado kazajo: los equipos locales fichan uzbekos en el este y rusos en el oeste. Pero la liga no acaba de mejorar su nivel. Aunque tiene las condiciones para morder un poco más.

Kazajistán es según diversos estudios la ex república soviética más prospera. En los últimos años ha crecido más que las repúblicas bálticas o Ucrania. Aunque también parte de una situación diferente. Con sus recursos naturales, el estado presidido por Nursultan Nazarbayev ha mejorado sus estructuras, su sistema educativo y se ha permitido la locura de levantar una capital en pocos años. Nazarbayev controla el estado desde su independencia en 1991 y ha mezclado decisiones tiránicas con apuestas valientes en clave económica. En 1997 su gobierno decidió que la capital, Almaty, se encontraba demasiado alejada, tan cercana a la frontera sur con Uzbekistán. Así que se trasladó la capital a la pequeña ciudad de Akmola. Se le cambió el nombre por el de Astana (‘capital’ en la lengua kazaja) y desde entonces se han invertido millones para construir una ciudad llena de lujos y edificios impresionantes. Aún hoy Almaty, la capital en tiempos soviéticos, tiene más habitantes que Astana, la joya de la corona de Nazarbayev.

Astana, capital de Kazajistán desde 1997 (Foto: Peretz Partensky)
Astana, capital de Kazajistán desde 1997 (Foto: Peretz Partensky)

Pero a diferencia de otros antiguas ex repúblicas soviéticas, el deporte no ha jugado un papel central en la actualidad de Kazajistán. Más allá del proyecto ciclista del equipo “Astana” y la locura que aún despierta el boxeo (Astana fue sede de los últimos Mundiales), el fútbol y el hockey hielo, los deportes de equipo más populares, no han conseguido generar su propio espacio. La gesta del Shakhter es casi una excepción. Aunque Kazajistán es un estado donde se mueve mucho dinero gracias a los recursos naturales, los oligarcas locales no tienen interés en el deporte, a diferencia de Ucrania o Rusia.

Este año la liga se ha reducido de 14 equipos a 12. De estos 12 equipos, 11 dependen sobre todo del dinero de los gobiernos de su región. La excepción es el FC Kairat de Almaty, que usa el dinero de una compañía de gas. El FC Kairat fue el único equipo kazajo que triunfó en la Unión Soviética, con muchas temporadas en la Primera División y una Copa de la liga. Símbolo de los nuevos tiempos, el equipo de la vieja capital no gana ningún título desde el año 2005. Ahora su entrenador es Vladimir Weiss, el eslovaco que clasificó a su selección para el Mundial del 2010.

Estadio del Kairat Almaty (Foto: Andrei Shevelov)
Estadio del Kairat Almaty (Foto: Andrei Shevelov)

En un estado en crecimiento, el fútbol se ha quedado atrás. Muchos partidos no se pueden ver por televisión, no se apuesta por el fútbol base y los estadios suelen estar medio vacíos. Según muchos expertos, el principal error de los kazajos fue afiliarse a la Confederación asiática de fútbol en 1992, después de la independencia del estado. La idea era poder llegar al Mundial luchando contra rivales inferiores, pero fue un fracaso. Camino del Mundial de 1998 Kazajistán se metió en el play-off final, acabando última en un grupo que ganó Corea del Sud. Y camino del Mundial del 2002 ni superó la primera ronda, después de un empate en casa contra Irak. El nivel del fútbol bajó y una década después Kazajistán pidió entrar en la UEFA aprovechando que, geográficamente, un 15% de su territorio forma parte de Europa. De los 12 equipos de Primera, por ejemplo, sólo dos serian europeos: el Akzhayik y el Atyrau.

Durante los últimos años el fútbol kazajo ha intentado modernizarse. Todo empezó cuando el yerno del presidente Nazarbayev, Rakhat Aliyev, dejó de ser yerno y, de paso, también perdió su cargo como hombre fuerte en el fútbol local. Durante los últimos años, después de ver cómo el deporte mejora la imagen de sitios como Ucrania y Uzbekistán, se ha invertido en un sistema de formación de jóvenes jugadores con sede en Astana, sistema inspirado en el alemán. Se paga dinero a todos los clubs para fomentar la formación de jóvenes talentos. Además, se ha construido un estadio de nueva generación en Astana con capacidad para 30.000 personas y un centro de entrenamiento en la frontera con China, a casi 3.000 metros de altitud. El FC Astana, un club de reciente creación, se beneficia de esta centralidad de la nueva capital y ya ha ganado 2 copas. Este año ha sido subcampeón. Nada mal para un un club fundado en 2009 con el dinero del gobierno local.

El Aktobe tiene una plantilla con un solo jugador que no sea de una antigua república soviética (Robert Primus, de Trinidad). En una ciudad donde el 30% de la población es rusa, el Aktobe tiene rusos, ucranianos, moldavos, uzbekos, armenios y un chico de Kirguistán. Un trabajo metódico les ha permitido acabar las ocho últimas temporadas siempre entre los tres primeros, jugando además en un estadio propio nuevo. El resto de estadios de la liga son viejos, como el del Shakther Karagandy, que juega sus partidos europeos en Astana. De momento, el Aktobe suma su quinta liga evitando lo que tarde o temprano llegará: la primera liga del FC Astana.

(Foto de portada: peretzp)

Related posts

4 comments

Magnífico como siempre Toni! Gran trabajo de documentación. Hablando de Uzbekistán, no olvidemos que llegó a jugar Rivaldo y entrenar Scolari allí.

Hola!

Soy ciclista profesional y estuve el mes pasado corriendo el Tour de Almaty, la primera carrera profesional en el país Kazajo y tengo un compañero de equipo de esa naciónalidad y una cosa que me sorprendió es que es el primer país de los 28 que he visitado gracias al ciclismo donde no vi una sola camiseta de fútbol, o un partido en la TV en un bar…absolutamente nada, en cambio los ciclistas éramos mucho más populares. El mejor deportista de la historia kazaja es Alexandre Vinokourov, ganado de la medalla de oro en los JJOO de Londres en su última carrera como profesional (entre otras cosas). Aún con algún asuntillo turbio sigue siendo súper popular allí. Por cierto es un país súper exótico en la fisionomía física de la gente, en un centro comercial vi a una chica con facciones totalmente asiatiaticas y rubia como el trigo…

Un saludo y a seguir con estos fantásticos artículos y vuestro programa. Muchos días me lo pongo para acabar el entrenamiento los sábados y ahora en Indonesia pues para hacerme compañía el sábado noche que se agradece escuchar español.

¡Gracias por los comentarios!

Si, no pusimos lo de Bezares. Mea Culpa. 🙂

Eddy, gracias por tu aportación. Esperamos que te vaya bien por Indonesia, estamos en contacto.

Deja un comentario

*