Partido ‘Polish Boyfriend’: españoles contra marroquíes en Portugal

Sporting Braga 2  luis santos

Dos ciudades, dos equipos, pugnan por un título honorífico imaginario con mucho valor: el título de ‘Cuarto grande de Portugal’ por detrás de Benfica, Porto y Sporting. Al norte de Porto, en una tierra maravillosa llena de monumentos, historias y buena mesa, las ciudades de Braga y Guimaraes viven eternamente enfrentadas. Sus equipos, el Sporting de Braga y el Vitoria de Guimaraes, protagonizan el derbi ‘minhoto’, derbi norteño de estas tierras no muy lejanas de Galicia, con el Miño como testimonio. Dos equipos que ahora mismo viven años dulces, permitiendo que el derbi entre en una nueva dimensión.

El Vitoria Guimaraes siempre ha sido un equipo de segunda fila. De los primeros entre los segundones. Llegar a la final de Copa o jugar la UEFA suele ser el techo de un equipo que en 1988 ganó su primer título: la Supercopa. Derrotado en la final de Copa por el Porto, consiguió sorprender en la Supercopa a los ‘dragoes’, campeones de liga y de copa ese año. Aunque el mejor momento de la historia del club tardó en llegar: la copa del año 2013. Ese día el Vitoria Guimaraes se sintió grande, alzando una copa justo después de unos años de gloria del Sporting de Braga.

Ha sido clave en estos éxitos la gestión del presidente Júlio Mendes. Cuando llegó a la presidencia, el club vivía una crisis económica terrible. Poco a poco, con Mendes en el palco, el club ha respirado. Ha apostado por la cantera, cesiones y fichar barato para vender caro. Por Guimaraes han pasado jugadores como Soudani o Ricardo Pereira, vendidos a mejor precio. En el banquillo se apostó por Rui Vitória, un entrenador listo que consigue mejorar cada año aunque pierde jugadores. Con buen olfato, potencia jugadores de la casa o canteranos del Benfica y el Porto que buscan nuevos escenarios para triunfar. El delantero Tomané o el espectacular ghanés Mensah han salido del filial, el uruguayo Alvez (nacido en Brasil y fichado del Danubio) se insinúa, el centrocampista André André (jugó en el Dépor B) vive su madurez, como el delantero Alex Freitas, formado en el Porto. Un equipo muy interesante, mezcla de talento de la casa y fichajes por mercados periféricos, descubriendo buenos peloteros. Con ellos, el Vitoria lucha por el liderato. Una sueño que parecía una locura. Un sueño que vivió el Sporting de Braga en su momento.

Sporting Braga 1  luis santos

El Sporting de Braga llegó a disputar la final de la Europa League en 2011. Foto: luis santos.

Durante las últimas temporadas el Sporting de Braga se consolidó como el cuarto grande del fútbol portugués: una final de la Europa League, un subcampeonato de liga en 2010, una Copa de la Liga en 2013 y jugar la Champions fueron grandes éxitos de los ‘arsenalistas’. Y de repente, estas dos últimas temporadas el Vitoria Guimaraes le compite la supremacía en la zona. El derbi ‘minhoto’ vive sus mejores años.

La rivalidad entre las dos entidades no deja de ser una excusa para mantener viva una rivalidad centenaria entre ciudades. Separadas por 20 kilómetros, Braga y Guimaraes nunca se han amado demasiado. Como suele suceder, viejas leyes, viejas disputas territoriales y viejas peleas se han mantenido vivas gracias a la picaresca.

Guimaraes presume con orgullo de ser una ciudad clave en el nacimiento de Portugal como estado y nación. Afonso Henriques, el rei portugués que inició la reconquista, derrotó a su propia madre y tropas gallegas en la batalla de San Mamede, cerca de la ciudad, y consiguió una bula papal que confirmó el nacimiento del reino portugués. La estatua de Afonso Henriques es el símbolo de la ciudad y el escudo del club de fútbol local. Durante los primeros años del reino portugués, cuando en Lisboa aún ondeaban banderas musulmanas, los monarcas propiciaron una guerra fría entre Guimaraes, su ciudad mimada, y Braga, la ciudad de los obispos. Braga era el obispado más importante de la zona después de ese de Santiago. Casi una ciudad-estado con sus normas y privilegios, que no asimiló demasiado bien los privilegios recibidos por Guimaraes. Nació una rivalidad que siguió en épocas industriales. Y se ha mantenido viva con el fútbol.

Afonso Henriques Guimaraes  derek

Estatua de Afonso Henriques en Guimaraes. Foto: derek.

Rivalidad con picaresca, la rivalidad ‘minhota’ tiene elementos curiosos pese a que no siempre se ha jugado el derbi en Primera. En Braga se mofan de los hinchas del Vitoria de Guimaraes llamándolos “españoles”. Parece ser que el origen sería un derbi que acabó con escándalo arbitral. Algunos hinchas del Vitoria mostraron en algún momento una pancarta con la frase “Para ser tratados así, hubiera sido mejor ser españoles”. Y en Braga lo aprovecharon, llamando “españoles” a los ciudadanos de la ciudad que se siente cuna de la nación portuguesa. La respuesta de Guimaraes fue acusar a los habitantes de una ciudad orgullosa de su religiosidad… como “marroquíes”.

La rivalidad se ha consolidado gracias a los resultados de ambos clubes. Al norte de Porto se ha potenciado una bipolaridad interesante. Sporting y Vitoria sueñan con ser el ‘cuarto gigante’ de un fútbol dominado siempre por Benfica, Porto y Sporting de Portugal. El Sporting de Braga, con su camiseta inspirada en esa del Arsenal, ha ganado más durante los últimos años, aunque esta temporada el Vitoria funciona mejor y le recuerda a sus vecinos que incluso en los años duros, ha sumado más socios y espectadores en las gradas. En Braga recuerdan que ellos han jugado la fase de grupos de la Champions. Y en Guimaraes, que ellos suman más temporadas en Primera.

Related posts

2 comments

Es un placer leer textos tan bien estructurados y con tanta información futbolística y cultural. ¡Enhorabuena!

Esta es sin duda la rivalidad más extrema de todo Portugal. Curiosamente esta temporada, por primera vez en muchos años las directivas se han comportado y han llegado a un acuerdo para que los aficionados puedan tener entradas a precios más asequibles. La afición de Guimaraes ha podido comprar 3.000 entradas a 10 euros cada una y en el partido de vuelta serán los de Braga que tendrá esa misma posibilidad. En años anteriores era práctica común colocar precios desorbitados en las entradas para la afición visitante y así lograr que se desplazaran en número más reducido. Seguro que esta noche habrá un gran ambiente en las gradas.

Como anécdota solo añadir que cuando la afición de Braga se desplaza a “España” (Guimaraes), en el peaje de la autopista A11 al llegar enseñan su pasaporte como se estuvieran en la aduana.

Llamo la atención para dos jugadores, uno de cada equipo. Primeramente el lateral izquierdo del Guimaraes, Traoré (Costa de Marfil) que su competente scouting ha descubierto en Australia. Potente, rápido, equilibrado y con una capacidad física inagotable. No durara mucho en Portugal. En Braga se ha destapado Danilo, un medio defensivo brasileño con tan solo 19 años pero ya con una gran madurez en su juego y un gran sentido de colocación. Es un medio completo, muy moderno, capaz de ir a “morder” y presionar muy arriba pero también sabe compensar la subida de los defensas y ocupar el espacio. Producto de una de las grandes canteras de Brasil, el Vasco da Gama, se comenta que ya está “controlado” por Jorge Mendes y que tendrá como destino un gran club europeo a corto plazo.

Como apunte final, y como sé que os gustan estas curiosidades, referir que André André, el capitán y mediocentro del Guimaraes, es hijo del también mediocentro André que jugaba en el Porto del 87 que ganó la Copa de Europa en Viena al Bayern.

Toni, a ver si te prodigas más, mucho más, que es un placer leerte. Espero que te decidas a escribir algún otro libro y si es sobre el fútbol de la RDA sería perfecto.

Deja un comentario

*