Partido Polish Boyfriend: La nueva y la vieja Islandia

Reikiavik (Manuel Couceiro)

En muchos lugares, las ligas se van acabando. En otros, se ponen en marcha. En Islandia, la temporada arranca motores con la Supercopa. Y la liga viene justo detrás, en mayo, adaptando el calendario a la climatología local.

La liga islandesa nació en 1912. Y hasta 1951 todas las ligas las ganaron clubes de Reikiavik, la capital. Ese 1951, el ÍA de Akranes rompió esta tendencia y se consolidó como alternativa a los de la capital. Actualmente, ya suma 18 ligas, el tercer equipo más laureado. Poco a poco, otros clubes de otras ciudades se sumaron a la fiesta, equipos como el FH de Hafnarfjördur (6 ligas entre el 2004 y el 2012), el Keflavík (4 ligas), el ÍBV de Vestmannaeyjar (3 ligas), el KA de Akureyri (1 liga), el Breidablik de Kópavogur (1 liga) y la última temporada, el Stjarnan de Garðabær. Pese a la diversidad de ciudades, casi todas estas ciudades se encuentran cerca de la capital, a menos de 30km, como Akranes o Keflavík, la población del aeropuerto internacional. Con dos excepciones, eso sí. El ÍBV juega en Vestmannaeyjar, en la costa sur. Y ha ganado tres ligas, la primera en 1979. Y el título más curioso, sin duda, fue la liga del KA de Akureyri, en 1989, cuando esta ciudad en la costa norte vivió su día de gloria. Ahora, juega en segunda. El clima y la geografía de esta isla, con la población concentrada en la costa oeste, ha marcado al deporte local.

La selección de Islandia pisa fuerte, sus jugadores encuentran sitio en el continente y la liga ficha algunos jugadores de fuera, mejorando su nivel.

Islandia no deja de mejorar en todos los sentidos, gracias a las nuevas tecnologías y la mejora de las comunicaciones. Su selección pisa fuerte, sus jugadores encuentran sitio en el continente y la liga ficha algunos jugadores de fuera, mejorando su nivel. Aunque, lógicamente, aún les queda mucho por trabajar. La temporada vive su primer plato fuerte este lunes (el calendario se adapta al frío, difiriendo así del sistema utilizado por casi toda Europa), con la Supercopa. Y casi todas las miradas puestas en el Fo, campeón de liga por primera vez en su historia con un gol en el último minuto. En la última jornada, el Stjarnan -al que no le servía el empate- sufrió la expulsión de Gunnarsson con 1-1 en el marcador, contra el FH. En el minuto 92, Olafur Karl Finsen marcó el gol del título de penalti.

El Stjarnan subió a Primera en 2008 después de años de buen trabajo con sus categorías inferiores. Todo el mundo descubrió este club cuando sus jugadores se inventaron curiosas formas de celebrar goles, como la pesca del Salmón. Aunque poco a poco, llegaron las noticias por sus buenos resultados. Ya la última temporada sorprendieron cuando eliminaron de la Europa League al Motherwell escocés y el Lech Poznán polaco. Luego, perdieron contra el Inter de Milán. Y todo, con un salvadoreño, Pablo Punyed, en el equipo.

Pablo Punyed (Björn Ingvarsson)Pablo Punyed, a la derecha (Foto: Björn Ingvarsson)

En la Supercopa, el nuevo equipo de moda, un equipo fresco, sin palmarés, se enfrentará al club más viejo, el más laureado. El KR de la capital. El Knattspyrnufélag Reykjavíkur, conocido como KR, fue fundado en 1899, es el club con más ligas, el primero en jugar en Europa y el primero que superó un turno europeo. Vistiendo con la misma camiseta del Newcastle, el KR tiene un delantero de Togo, Farid Zato, un uruguayo (Gonzalo Balbi Lorenzo) y un delantero inglés, Gary Martin, formado en el Middlesbrough.

La Supercopa pone cara a cara a los dos últimos campeones. Al viejo club orgulloso y al equipo desenfadado que entró en nuestras casas gracias a su buen humor. Y, ahora, sueña con dominar su liga.

Foto de portada: Manuel Couceiro

Related posts

1 comments

Deja un comentario

*