Partido Polish Boyfriend: La revolución roja del Aberdeen

Derek McInnes

La última vez que el Aberdeen ganó la liga fue en 1985. Alex Ferguson no era ‘Sir’, aunque era su entrenador. Y los ‘Dons’ sumaron un doblete histórico superando al Rangers, al Celtic y al Dundee United, club con el que nació una fuerte rivalidad bautizada como ‘New Firm’. Desde entonces, el Aberdeen sólo ha ganado una Copa (1990) y dos copas de la liga (1996 y 2014). Han sido años duros, pues el club fue colista en la liga 1999/2000, evitando el descenso pues ese año la liga pasó de 10 clubes a 12. Hace 4 años, el Celtic le metía 9-0 en liga. Este año, luchan igualados.

Hace 4 años, el Celtic ganó 9-0 al Aberdeen en liga. Esta temporada, compiten el título contra ellos.

30 años después, Escocia se pregunta si el Aberdeen puede volver a ser campeón de liga. El equipo más odiado en el estadio de Pittodrie, el Rangers, juega en segunda después de ser refundado en cuarta. El Celtic vive malos momentos, con el entrenador noruego Ronny Deila incapaz de encontrar la estabilidad. Sus pinchazos pues, han provocado que, de repente, la liga escocesa tenga una emoción que no se recuerda desde los años 80. El Celtic tiene dos partidos menos y, si los gana, sería líder, pues ahora se encuentra en la segunda posición a -4 puntos del Aberdeen. A estas alturas de la última temporada, el Celtic era líder con más de 14 puntos sobre el segundo. Ahora sufre por ser líder y le pisan los tobillos el Dundee United y el Caley Inverness.

Millwall v Bristol City.npower ChampionshipDerek McInnes fue entrenador del Bristol City (Foto: Focus Images Ltd)

“No es que nosotros estemos mal, es que los chicos de Derek McInnes hacen un trabajo magnífico”, se justificó Deila en referencia al entrenador del Aberdeen. Si, en Aberdeen, al norte, la gente se mira con ojos brillantes, y con voz baja se dicen: ¿Podemos ganar la liga? Las próximas semanas serán claves. Si este fin de semana el modesto FC Dundee cae derrotado en Pittodrie, Aberdeen tendrá muchas opciones de llegar al ecuador de la liga en la primera posición. Quedaran 22 finales por delante. En Aberdeen sueñan con una revolución roja, el color del equipo.

Y todo con Derek McInnes como héroe en el banquillo. A sus 43 años ha sido el entrenador capaz de ganar por fin un título con el Aberdeen, la Copa de la liga ganada delante de 40.000 hinchas del club desplazados a Glasgow. Aberdeen, ciudad fría de provincias que de repente se descubrió a sí misma rica cuando descubrieron petróleo en su costa, ha vivido unas últimas temporadas duras, a la sombra de Celtic y Rangers. Ahora el equipo está saneado económicamente y gana partidos. McInnes, centrocampista que llegó a ser internacional en dos ocasiones cuando jugó en el Rangers, forma un buen equipo con su ayudante Tony Docherty. Docherty fue entrenador en el Dundee United cuando McInnes jugó en este club. Y cuando pudieron formaron dupla en los banquillos. Primero, en el Saint Johnstone. Luego fracasaron en el Bristol City inglés. Así que volvieron al norte, a Aberdeen.

McInnes, con contrato hasta la temporada 2016/17, ha conseguido mantener a los mejores jugadores del club este verano. El 9 de noviembre, el Aberdeen perdió su quinto partido de liga en casa contra el Celtic por 1-2. Eliminado de la copa precisamente por su rival en esta jornada, el FC Dundee, el equipo sufría: sexto en la tabla y fuera de Europa. Pero llegó la reacción. El Aberdeen ha encadenado ocho partidos de liga ganando sin encajar ni un gol: 14 goles a favor y ninguno en contra, derrotando a los rivales directos en la pugna por ser segundos: Dundee United, Hamilton y el Caley Inverness. El irlandés Rooney mete goles, Robson, Flood y Taylor aportan experiencia, el internacional con Irlanda del Norte McGinn vive un buen momento y el equipo vuela con un Ryan Jack pletórico.

Adam Rooney FOcusAdam Rooney jugó en el Oldham Athletic la temporada pasada (Foto: Focus Images Ltd)

Ahora, el Aberdeen busca igualar o mejorar el récord del club de 15 partidos de liga sin perder, récord firmado en la temporada 1970/71. Entonces, el club lideró toda la temporada la tabla, el portero Bobby Clark encadeno 12 partidos sin encajar goles y en la penúltima jornada recibían al Celtic. Si ganaban, eran campeones. Pero empataron y en la última jornada perdieron la liga en Falkirk. El título lo ganó el Celtic.

Derek McInnes: “Esta temporada sólo puede suceder una cosa: que el Celtic pierda la liga”.

Ese récord queda lejos y en el Aberdeen son cautos. Este diciembre McInnes ha sido elegido entrenador del mes y el centrocampista Ryan Jack, mejor jugador. “Esta temporada sólo puede suceder una cosa: que el Celtic pierda la liga” dice McInnes, recordando como el equipo de Glasgow ganó la última liga con 29 puntos de diferencia. Es más, hace 12 meses, el Aberden tenía 5 puntos menos que ahora en la tabla. Y el Celtic, 12 puntos más. La liga pues, está abierta. De momento. Este enero será clave.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

1 comments

Estos sueños difícilmente acaban dándose, con tanta diferencia de presupuesto entre los equipos… Ojalá al menos lleguen al final de temporada con opciones

Deja un comentario

*